Enlaces accesibilidad

Irán y las potencias del grupo de contacto retoman las negociaciones sobre el programa nuclear

  • Es el primer encuentro con Rohaní en el poder
  • No se esperan resultados importantes a corto plazo

Por
Irán y las potencias del grupo de contacto retoman las negociaciones sobre el programa nuclear

Representantes de Irán, la UE, Estados Unidos, Rusia y China han comenzado este martes en Ginebra una nueva ronda de contactos para relanzar las negociaciones sobre el programa nuclear de la República Islámica.

Los encuentros tienen lugar en el Palacio de las Naciones de Ginebra, sede europea de la ONU.

Una hora antes de iniciarse la reunión, los equipos del grupo de países conocidos como el G5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido y Francia, más Alemania) han tenido un encuentro de coordinación en un hotel cercano.

Por parte iraní, el viceministro de Exteriores, Abbas Araqchi, ha declarado que la primera reacción del resto de partes a las propuestas iraníes ha sido "buena". 

"Confiamos en que, si hay buena voluntad de ambas partes... nosotros (los negociadores iraníes) tenemos buena voluntad y si hay la misma buena fe del otro lado, el progreso está al alcance de nuestra mano", ha comentado Araqchi.

Primera reunión con Rohaní en el poder

Esta serie de reuniones están precedidas de una gran expectativa por ser el primer encuentro formal sobre el expediente nuclear iraní tras el cambio de poder en Teherán y la llegada del presidente Hasán Rohaní, con un perfil más moderado que su predecesor y quien ha expresado su voluntad de dejar atrás la confrontación con Europa y EE.UU.

Las autoridades iraníes adelantaron que esperan que al término de estos dos días de reuniones se haya producido un plan de negociación que indique claramente los pasos a seguir para resolver las preocupaciones de la comunidad internacional sobre los fines de su programa nuclear y garantizar que éstos son pacíficos.

En contrapartida, Irán espera obtener compromisos claros sobre el levantamiento progresivo de las sanciones internacionales que sufre y que han afectado a su economía.

Por tanto, un acuerdo integral es un objetivo ulterior, como lo señaló en Ginebra una fuente diplomática estadounidense que participa en este proceso, citada por la agencia Efe.

"Nadie debe esperar que haya un avance importante de la noche a la mañana. Estos asuntos son muy complicados (...) y la historia de desconfianza es muy profunda", ha indicado dicha fuente anónima.

Los negociadores quieren ahora que el tono de apertura que utilizó el presidente iraní a finales del pasado septiembre al intervenir en la Asamblea General de la ONU "se traduzca en ideas más específicas y concretas".

Noticias

anterior siguiente