Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Hugh Hefner rodeado de sus "Conejitas" y flanqueado por dos de las portadas más famosas de 'Playboy', la del primer número, con Marilyn Monroe, y la del ejemplar protagonizado por Farrah Fawcett
Hugh Hefner rodeado de sus "Conejitas" y flanqueado por dos de las portadas más famosas de 'Playboy', la del primer número, con Marilyn Monroe, y la del ejemplar protagonizado por Farrah Fawcett 2013 PLAYBOY ENTERPRISES INTERNATIONAL, INC. / TASCHEN

La historia definitiva de Hugh Hefner y la edad dorada de 'Playboy'

  • Se celebra el sesenta aniversario de la revista con un pack de libros

  • Los mejores artículos, fotografías personales y las "Playmates" más famosas

|

Para las nuevas generaciones Hugh Hefner es un venerable ancianito que se pasa todo el día en bata en su lujosa mansión rodeado de "conejitas" ligeras de ropa, pero el fundador de la mítica revista Playboy es uno de los hombres clave para entender la historia de América de los últimos sesenta años. Porque también fue un defensor de las libertades individuales y un activista por la igualdad racial. En los 60, en uno de sus clubs del sur de los Estados Unidos, un humorista negro actuó, por primera vez, delante de un público blanco. También hizo entrevistas y mostró su apoyo a activistas de los derechos afroamericanos como Martin Luther King o activistas de los derechos humanos y pacifistas contrarios a la guerra de Vietnam.

Y por supuesto, fue clave en la liberación sexual, fue uno de los precursores del erotismo gráfico a principios de los años cincuenta. Cuando los desnudos estaban relegados a revistas marginales y semiclandestinas. E incluso fue acosado por las autoridades federales que veían con malos ojos su creciente influencia en la sociedad y en la liberación de las costumbres. Por cierto que, para muchos, también es el hombre más envidiado del planeta.

Ahora, coincidiendo con el sesenta aniversario de Playboy (1953), cuya primera "conejita" fue la mismísima Marilyn Monroe, la editorial Taschen saca una estupenda edición, a un precio muy asequible de Hugh Hefner's Playboy, una caja con seis lujosos volúmenes; 1.910 páginas repletas de fotografías con la autobiografía de Hefner y los primeros veinticinco años de la historia de Playboy, sin duda la edad dorada de la revista. Una publicación que mezclaba reportajes de investigación, reflejaba una forma de vida a la que muchos aspiraban (coches, clubs y viviendas de lujo, películas, literatura, ocio, viajes... ) y que ha sido imitada por otras publicaciones de todo el mundo como Penthouse, Lui o Interviú.

El libro se centra en la época dorada de la revista, los años comprendidos entre 1953 y 1979, e incluye una selección de los desplegables más sugerentes de cada era, así como textos de algunos de los grandes escritores que han colaborado con la revista (Truman Capote, Gore Vidal, Vladimir Nabokov, Jack Kerouac, Gabriel García Márquez, Norman Mailer, James Baldwin, James Jones, Michael Crichton, P.G. Wodehouse, Arthur C Clarke, John Irving, Doris Lessing, Margaret Atwood Norman Mailer, Ian Fleming y Ray Bradbury), sin olvidar algunas de las entrevistas más importantes aparecidas en las páginas de Playboy (Martin Luther King, Frank Sinatra, Malcom X, Bertrand Russell, James Hoffa, los Beatles, la Princesa Grace, Cassius Clay, Fidel Castro, John Lennon, Orson Welles, Gene Kelly...)

Hefner también ha puesto a disposición del libro sus archivos personales que incluyen piezas originales de arte, caricaturas y correspondencia, así como un largo texto autobiográfico centrado en su juventud, el servicio militar, sus primeros pasos como dibujante satírico, sus muchas novias y el éxito alcanzado con Playboy. La extensísima selección de fotografías personales (muchas de ellas inéditas) incluye escenas entre bambalinas en la mansión Playboy, los clubes Playboy y el jet privado Big Bunny.

Los inicios de Hefner

En este libro autobiográfico, Hefner se desnuda desde su más tierna infancia, cuando nos confiesa que le encantaban los cómics y se pasaba el día dibujando sus propias tiras (dibujó más de 70 libros de cómics a finales de los años 30. De los que se reproducen numerosas páginas en el primer volúmen) una afición que seguiría fomentando en sus años de instituto. Durante su juventud también escribió numerosos relatos breves y creó, junto a sus amigos, sus propias fotonovelas e incluso cortometrajes.

Cuando todavía estaba en la universidad apareció el primer informe Kinsey (La conducta sexual del hombre) "Escribí sobre él en la revista de humor del campus... Aquella fue una primera versión de lo que acabaría siendo The Playboy Philosophy, que ayudó a desencadenar la revolución sexual en la década de los 60"- confiesa Hefner-.

Tras su paso por varias revistas, entre las que destaca Esquire (donde trabajó en el departamento de promoción), Hefner decidió sacar su propia revista " resulta imposible crear una revista sin dinero, pero yo lo hice... Me enteré de que la famosa Marilyn Monroe aparecía desnuda en un famoso calendario... Todo el mundo había oído hablar de aquella fotografía pero casi nadie la había visto... convencí al propietario de las fotos, John Baumgarth, de que me cediera los derechos para reproducir la fotografía de Marilyn por quinientos dólares".

Recurriendo a familiares y amigos (y a un préstamo del banco), Hefner consiguió los 8.000 dólares necesarios para lanzar la revista "Aquella fue la inversión sobre la cual se erigió el Imperio Playboy" -asegura-.

Se vendieron más de 50.000 ejemplares de ese primer número en el que a Marilyn se la llamaba "Preciosidad del mes", no fue hasta el segundo número cuando se acuñó el término de "Playmate del mes" (compañera de juegos o conejita).

Creando "Playboy"

El éxito inmediato de Playboy llevó a Hefner a alquilar las dos plantas de un edificio de Chicago y comenzó a cuidar todos los aspectos de la revista, sobre  todo la parte gráfica (no en vano había sido dibujante de cómics). Un cuidado que se notaba desde la portada de la revista ("Eran una combinación de arte, fotografía y Collage")

Y por sus páginas pasaron los mejores artistas de la época, como Pablo Picasso, que ilustró un relato de Ray Bradbury o Andy Warhold, que ofreció su propia versión de la cabeza de conejo de Playboy (uno de los símbolos más conocidos del mundo). Sin olvidar las chicas de Vargas, que se convirtió en asiduo en la revista.

Influido por The New Yorker y Esquire, Hefner creó el estilo de vida de Playboy, dirigido a al hombre joven, soltero y urbano. Por eso la revista incluía narrativa de ficción, artículos, humor, sátira, dibujos y cómics, reportajes fotográficos, y una guía para disfrutar de la vida que incluía secciones sobre gastronomía, y bebidas, guías de las ciudades, moda masculina, cuidados personales, automóviles, viviendas...

La ilustración y los cómics siempre han sido una parte importante de la revista, destacando la serie Little Annie Fanny, creada por Harvey Kurtzman y Will Elder (padres de la revista MAD) que debutó en el número de octubre de 1962. Es una parodia de la famosa tira Little Orphan Annie de Harold Gray y narra las aventuras de Annie Fanny, una joven rubia, alta y escultural que acaba en problemas y desnuda en todos los episodios. Duró hasta 1988, aunque tuvo un breve revival años después.

Al final del primer año (1954), Playboy vendía 170.000 ejemplares y en 1955 llegó a 600.000. Y pronto había en los kioskos más de 40 revistas que imitaban la fórmula de Playboy.  Fue entonces cuando tuvo más problemas con la censura "Funcionarios del gobierno federal realizaron actos de intimidación y acoso. Agentes del FBI me visitaron tanto a mí como a mi ex esposa".

Las Playmates

"Las Playmates de la revista (o conejitas) siempre ha sido la sección más popular de Playboy -comenta Hefner en el libro- Marilyn Monroe fue la primera y la que fijó el estándar con el cual se compara a todas las demás (una aspirante a actriz que se convirtió en el símbolo sexual más famoso del siglo)"

La figura de la playmate del mes, generosa en curvas, se convirtió en el nuevo estándar de la belleza de las mujeres americanas, desplazando a la imagen sin curvas de la mujer de Christian Dior que se llevaba en aquella época. Las conejitas se convirtieron en las nuevas diosas del amor que todos los soldados pegaban en sus taquillas.

"La Playmate del mes -asegura Hefner- no era una sofisticada modelo de Nueva York ni una aspirante a estrella de Hollywood. Era la vecinita de al lado au naturel..."

Por supuesto, las actrices y modelos famosas también ayudaron al éxito de la revista. Entre las más famosas que posaron para Palayboy (como puede comprobarse en estos libros) figuran Marilyn Monroe, Jayne Mansfield, Brigitte Bardot, Sofía Loren, Gina Lollobrigida, Kim Novak, o Farrah Fawcett (en su época de mayor popularidad) y un montón de chicas Bond, empezando por la primera y más popular, Ursula Andress.

Y las fiestas que se celebran en la mítica Mansión Playboy son las más famosas del mundo. Casi todos los personajes más populares de Estados Unidos (actores, cantantes, políticos, artistas...) han participado en alguna de ellas, como también se puede comprobar en las fotografías del libro.

Los momentos duros

El libro también incluye los momentos difíciles de Hefner, como la persecución por parte de las autoridades, que pretendían demostrar que en sus mansiones se consumían drogas. El 21 de marzo de 1972, Bobbie Arnstein, la que había sido la mano derecha de Hefner fue arrestada, en las puertas de la Mansión Playboy, por distribución de cocaína.  Condenada a la pena máxima, 15 años, Bobbie se suicidó.  Más tarde se demostraría que las acusaciones fueron manipuladas, pero ya fue tarde para ella.

Y curiosamente, una de las últimas conejitas que aparecen en el libro es Dorothy Stratten tristemente famosa por ser asesinada (con sólo 20 años) por su marido, Paul Snider, cuando se enteró que Dorothy iba a abandonarlo por el director de cine Peter Bogdanovich con el que había rodado una película y había comenzado un romance.

El presente

Playboy alcanzó su mayor circulación en 1972, llegando a los 7,2 millones de lectores. Hoy en día tiene más de 1,5 millones de lectores, y más de 5 millones de usuarios visitan su web, www.playboy.com cada mes.

"Además de practicar el poder de la prensa, practiqué el poder de la fiesta" -Hugh Hefner-.

Hefner pasando revista a las "conejitas " de un club de Playboy en 1965 (2013 PLAYBOY ENTERPRISES INTERNATIONAL, INC. / TASCHEN)

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente