Enlaces accesibilidad

Siria envía a la ONU el documento para unirse a convención de armas químicas

  • Asad exige como condición para entregar las armas que EE.UU. renuncie al ataque
  • Asegura que lo hace por Rusia y no "por las amenazas de EE.UU."
  • La oposición armada siria rechaza esta salida planteada por Rusia

Por
Siria envía a la ONU el documento para unirse a convención de armas químicas pero Asad pone condiciones

La ONU ha recibido este jueves un documento de las autoridades sirias con el que inician los trámites legales para unirse a la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas, tal y como había anunciado horas antes el presidente de Siria, Bachar al Asad en una entrevista con la cadena rusa Rusia 24. El líder sirio ha asegurado que pondrá bajo control internacional las armas químicas aunque ha exigido que EE.UU. cese en su amenaza de atacar al país.

"Hemos recibido un documento de adhesión y estamos en el proceso de traducirlo y estudiarlo", ha anunciado ante la prensa un portavoz de la ONU, Farhan Haq.  Es un "documento de adhesión" y el "primer paso" para unirse al tratado, ha indiccado el portavoz de la ONU, sobre el proceso elegido por las autoridades sirias, que tiene los mismos efectos jurídicos que la ratificación, la aceptación o la aprobación.

La adhesión de Siria a esa convención es uno de los puntos incluidos en la propuesta de Rusia para que el régimen de Bachar al Asad ponga sus armas bajo control internacional a fin de proceder a su posterior destrucción. Horas antes, el presidente de Siria ha anunciado en una entrevista exclusiva con el canal de televisión ruso Rusia 24 que pondrá las armas químicas de su país bajo control internacional.

En la entrevista, Asad ha asegurado que Siria dará ese paso por la propuesta de Rusia, y no debido "a las amenazas de Estados Unidos".  Sin embargo, Al Asad ha matizado que la entrega de armas químicas tiene como condición que Estados Unidos deje de amenazar con un ataque.

"Cuando vemos a los Estados Unidos realmente quiere la estabilidad en nuestra región y deje de amenazar, con un ataque, y deje de entregar armas a los terroristas, entonces vamos a creer que el proceso  pueda producirse " ha dicho el presidente sirio.

El presidente sirio también ha señalado que  "no significa que Siria suscribirá los documentos (en alusión a la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas), cumplirá las condiciones y ya está. (...) Es un proceso de dos vías y, principalmente, contempla que EEUU abandone su política de amenazas contra Siria y en qué medida será aceptada la propuesta rusa", ha apuntado el presidente sirio.

Acusa a los rebeldes del ataque químico

Por otra parte, el mandatario sirio ha vuelto ha negar la implicación del Gobierno en el supuesto ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto y ha denunciado que los rebeldes sirios reciben sustancias químicas del exterior. "Los terroristas intentan provocar un ataque estadounidense contra Siria", ha dicho Al Asad.

Según Asad, las armas químicas fueron suministradas a la oposición desde el extranjero, y ha pedido que se investigue qué países las enviaron para que sean sancionados. "Tenemos que investigar de manera muy escrupulosa este asunto, para conocer la composición de estas sustancias, y qué bando las empleó. Y lo más importante, saber qué países entregaron las sustancias tóxicas a los terroristas, para luego castigar a estos países", ha añadido.

La postura de Asad coincide con la mantenída por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en un artículo publicado este jueves en el diario estadounidense The New York Times. En el texto, titulado "Una llamada a la cautela desde Rusia", Putin sostiene que "no hay dudas de que se utilizó gas venenoso en Siria", pero añade "que todas las razones apuntan a creer que no fue empleado por el Ejército, sino por las fuerzas de oposición, para provocar una intervención extranjera".

Reunión de Kerry con Lavrov

Sin embargo, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, ha manifestado este jueves que "las palabras" del régimen de Al Asad sobre su voluntad de renunciar a sus armas químicas "no son suficientes" y que espera trabajar con Rusia para que esto realmente suceda. Kerry ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa junto al ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, antes de dar inicio a una reunión bilateral para discutir sobre la propuesta de Moscú de poner las armas químicas de Siria bajo supervisión internacional.

Kerry y Lavrov, han iniciado en Ginebra las negociaciones sobre la base de la propuesta rusa, mientras que Francia ha hecho público un borrador de resolución para llevar ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Si se llega a un acuerdo, EE.UU. podría desistir de atacar Siria como castigo por el supuesto ataque químico del pasado 21 de agosto, según anunció el presidente de EE.UU., Barack Obama.

El jefe de la diplomacia estadounidenses, ha reconocido que empieza la reunión con su homólogo ruso con desacuerdos sobre quién es el responsable de su utilización contra civiles, si el régimen de Bachar Al Asad o los grupos rebeldes. "Sin embargo, hay mucho en lo que estamos de acuerdo, como que el 21 de agosto, hombres, mujeres y niños murieron debido a armas químicas, estamos de acuerdo en que nadie ni nunca se deben emplear estas armas y que debemos trabajar con la comunidad internacional para que no sigan existiendo en Siria", ha señalado.

Turquía y los rebeldes sirios rechazan la propuesta

Por su parte, el jefe del Ejército Libre Sirio (ELS), el general Salim Idris, ha rechazado "totalmente" el plan ruso en un vídeo difundido en internet. "La secretaría general de la revolución siria anuncia su rechazo total a la iniciativa", ha dicho Idris, para quien "los sirios son el punto de partida para lograr la victoria y el eje de la solución".

También Turquía ha mostrado sus reticencias a un posible acuerdo con Damasco. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, asegura que el régimen sirio solo trata de ganar tiempo para cometer más masacres. "Asad no ha cumplido ninguna de sus promesas, solo ha ganado tiempo para nuevas masacres y eso mismo sigue haciendo ahora", ha advertido Erdogan en un discurso ante un foro económico.

Erdogan también ha criticado la diferencia que establece la comunidad internacional entre los muertos por armas químicas y las convencionales, al recordar que los fallecidos en el conflicto civil sirio ya han superado los cien mil. "Cuando el resultado es la muerte: ¿el uso de armas químicas es un delito pero no el de otro tipo de armas? La muerte es la muerte. Estar matando con tal o cual arma se debe de poner en la misma categoría. Ese régimen tiene que pagar por ello", ha concluido Erdogan.

Noticias

anterior siguiente