Enlaces accesibilidad

Siria cede a la presión de Rusia y abre la puerta a una posible entrega de las armas químicas

  • Kerry pide a Damasco que entregue su arsenal para evitar el ataque
  • El secretario de Estado da una semana al régimen para cumplirlo
  • Rusia ha apoyado la medida y presiona al régimen para que acepte

Por
Siria cede a la presión de Rusia y abre la puerta a una posible entrega de las armas químicas

El ministro de Exteriores de Siria, Walid Muallen, ha saludado este lunes la propuesta de Rusia de que Damasco coopere con la comunidad internacional en el control de armas químicas y en su total destrucción. Las declaraciones se han producido después de que el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, haya apoyado publicamente la oferta lanzada este lunes por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, de no atacar Siria si Damasco entrega antes de la próxima semana todo su arsenal químico. Por su parte, EE.UU. ha manifestado que examinará la propuesta rusa, pero ha mostrado su "serio escepticismo" respecto a que el régimen sirio cumpla.

"En relación con esto, declaro que la República Árabe de Siria saluda la iniciativa rusa, partiendo de la preocupación de los dirigentes sirios por la vida de sus ciudadanos y la seguridad en nuestro país", ha dicho Muallem, según las agencias rusas.

Las declaraciones del jefe de la diplomacia siria se han producido después de la reunión que ha mantenido con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la que ha instado al Gobierno sirio a cooperar con la comunidad internacional en el control de armas químicas y en su total destrucción, para evitar una intervención militar liderada por Estados Unidos.

"Si poner bajo control las armas químicas en Siria ayuda a evitar el ataque (contra este país), Rusia se sumará inmediatamente a este proceso" para pedir a Damasco que coopere y que proceda "a la destrucción total de estas armas", ha comentado Lavrov en una comparecencia ante la prensa convocada de urgencia.

Las presiones de Rusia

El ministro ruso apoyó así la oferta que le hizo al Gobierno sirio de Bachar al Asad el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien aseguró en Londres que EEUU no atacará Siria si Damasco entrega antes de la próxima semana todas sus armas químicas.

Los ministros de Exteriores ruso y sirio coinciden en que todavía hay tiempo para evitar la acción militar en Siria

Rusia instó a Siria "no sólo a poner bajo control internacional los lugares donde se guardan las armas químicas, sino también a proceder a su posterior destrucción y además sumarse plenamente a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas", según ha comentado Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa ha agregado que, pese a "toda la gravedad de la situación", Moscú y Damasco están convencidos de que "aún hay posibilidades de un arreglo político" al conflicto en el país árabe.

Reacciones a la propuesta

La iniciativa, que surgido tras la oferta de Kerry, está provocando grandes reacciones. Tras reunirse con el presidente Obama, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, ha manifestado que valorarán con detenimiento la propuesta rusa. "Si Damasco somete a control internacional de manera inmediata su arsenal, como han mencionado el Secretario de Estado Kerry y los rusos, sería un paso importante. Pero esto no puede ser una nueva excusa para un retraso o una obstrucción ", ha advertido Clinton.

Por su parte, el Gobierno alemán también ha mostrado su apoyo, según Efe, mientras que el primer ministro británico, David Cameron, ha señalado que valoraría como “un gran paso” el que Damasco pusiera su arsenal químico bajo control internacional, si bien ha matizado que la iniciativa no debe ser usada por el régimen como una táctica dilatoria.

Por su parte, Francia ha manifestado que la propuesta "merece un examen cuidadoso", pero que debería someterse a "tres condiciones" exigentes: "compromisos específicos, rápidos y verificable y solicitar una remisión a la Corte Penal Internacional para que se juzgue a los autores del ataque químico del 21 de agosto", según ha manifestado el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

Mientras, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha anunciado que estudia pedir al Consejo de Seguridad que inste a Siria a reunir en lugar seguro las armas químicas y los agentes precursores para su destrucción. "Estoy estudiando urgir al Consejo de Seguridad que demande el traslado inmediato de las armas químicas sirias y agentes precursores a lugares dentro de Siria donde puedan ser almacenados y destruidos de forma segura", ha dicho Ban durante una conferencia de prensa, según Efe.

Por su parte, el rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) ha calificado de "mentira y de maniobra" para tratar de evitar un eventual ataque militar, la aceptación del régimen de Damasco de colocar sus armas químicas bajo el control internacional. El portavoz del ELS, coronel Qasem Sadedín, ha comentado a Efe que con esta medida las autoridades buscan "ganar tiempo" y que es imposible que una delegación internacional controle todas las instalaciones de armas químicas.

Del mismo modo, el jefe del ELS, general Salim Idris, ha explicado en declaraciones a la cadena catarí Al Jazeera que el régimen es un "mentiroso" y lo que quiere es "ganar horas y minutos" para evitar una intervención internacional.

La propuesta "retórica" de kerry

La iniciativa ha surgido tras una rueda de prensa del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en Londres, donde se ha reunido con el ministro británico de Exteriores, William Hague.

Según Kerry, Siria puede evitar un ataque "entregando cada una de las armas químicas la próxima semana a la comunidad internacional", "todas y sin retraso", pero a continuación se ha mostrado convencido de que Asad "no lo va a hacer".

Horas después de esta declaración, la portavoz adjunta del Departamento, Marie Harf, ha asegurado que el secretario de Estado, John Kerry, hablaba de manera "retórica sobre una situación muy poco probable" cuando lo dijo.

Según la portavoz, Kerry habló de esa posibilidad "de manera retórica sobre una situación poco probable". No obstante, Estados Unidos estudiará la propuesta rusa encaminada a que Siria entregue su arsenal químico, aunque, ha expresado expresó su "serio escepticismo".

Rueda de prensa de Kerry en Londres

En la rueda de prensa de Londres, Kerry ha dejado claro que EE.UU. no está hablando de ir a la guerra con el envío de tropas, sino de efectuar una acción limitada para que el presidente sirio, Bachar al Asad, "rinda cuentas" por el supuesto uso de armas químicas contra su propia población. Además, Kerry ha asegurado que EE.UU. no atacará Siria si Damasco entrega antes de la próxima semana todas sus armas químicas.

Durante  Kerry ha calificado la situación humanitaria que vive Siria de "catastrófica" y de "enormes proporciones", por lo que considera que debe haber una respuesta internacional para impedir que las atrocidades en Siria "no vuelvan a ocurrir".

En su opinión, si no hay una intervención en Siria, el régimen sirio puede volver a utilizar armas químicas, cuyo supuesto uso el pasado 21 de agosto está siendo investigado aún por la ONU. Kerry ha asegurado que su determinación de atacar está basada en "pruebas" y que el riesgo de no hacer nada es mayor que el riesgo de actuar.

No obstante, Kerry ha insistido en que él y el presidente de EEUU, Barack Obama, están "totalmente de acuerdo" en que el fin del conflicto civil en Siria "requiere una solución política".

Noticias

anterior siguiente