Enlaces accesibilidad

Merkel critica que cuatro países de la UE firmaran sin consultar la declaración de Siria

  • Alemania fue el único país europeo que firmó al día siguiente en Lituania
  • Además, ha advertido del riesgo de dar las elecciones por ganadas

Por
La canciller alemana, Angela Merkel, durante un acto de campaña electoral de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU).
La canciller alemana, Angela Merkel, durante un acto de campaña electoral de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU). REUTERS REUTERS

La canciller alemana, Angela Merkel, ha criticado que España, Francia, Italia y Reino Unido firmaran el documento que apoya una intervención militar de Estados Unidos en Siria, sin esperar a conocer la opinión del resto de socios europeos.

Según ha subrayado Merkel en un acto de campaña, no le "parece correcto que cinco grandes países, sin contar con los otros 23 que no pueden estar ahí, aprueben una posición común sabiendo que 24 horas después los 28 van a sentarse juntos".

Alemania fue el único país europeo que no firmó la declaración sobre Siria en la cumbre, pero se adhirió a ella al día siguiente en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores celebrada en Vilna (Lituania), un hecho que ha sido criticado por la oposición política en plena campaña electoral.

El documento conjunto se firmó en la cumbre del G20 como castigo a Siria tras el supuesto ataque con armas químicas perpetrado en Damasco el pasado 21 de agosto.

La canciller ha vuelto a defender su actuación, después de señalar en un comunicado el pasado sábado, la importancia de la unidad europea.

"Decidí que Alemania daría su firma cuando se lograra una posición común europea", ha señalado en un mitin en Düsseldorf.

El texto, apoyado por una docena de países, respalda una "fuerte respuesta internacional" tras el uso de armas químicas en Siria.

La declaración señala también que las evidencias del ataque químico apuntan al régimen de Damasco y defiende los esfuerzos llevados a cabo por Washington para "asegurar la prohibición del uso de armas químicas".

Merkel advierte del riesgo de dar las elecciones por ganadas

Por su parte, Merkel está inmersa en la recta final de las elecciones de Alemania que se celebran el próximo día 22 de septiembre y en ese sentido, ha advertido a sus simpatizantes del riesgo de dar las elecciones por ganadas. Su partido, la CDU, también ha alertado de la posibilidad de que los socialdemócratas pacten finalmente con los excomunistas de La Izquierda.

Según ha subrayado Merkel en un gran acto de campaña celebrado en Düsseldord a dos semanas de los comicios, "hay muchos que quizá piensan que las elecciones ya están hechas. Cada voto cuenta el 22 de septiembre".

Las encuestas dan en torno al 45% de los votos a la actual coalición de Gobierno de la CDU y el Partido Liberal (FDP), con lo que conseguirían la mayoría de los escaños, pero una cifra similar lograrían los socialdemócratas del SPD con Los Verdes y La Izquierda.

No obstante, los principales líderes del SPD y de Los Verdes han descartado aliarse con La Izquierda -que aglutina a los excomunistas de la extinta República Democrática Alemana (RDA) y a disidentes del SPD- según ha alertado este domingo la CDU.

"Quien vota a Steinbrück se puede despertar con un gobierno de Gabriel (presidente del SPD), Trittin (candidato de Los Verdes) y Sahra Wagenknecht (vicepresidenta de La izquierda y líder de la Plataforma Comunista)", ha afirmado el secretario general de al CDU, Hermann Gröhe.

Steinbrüeck no podría liderar un gobierno con excomunistas

Después de todas sus declaraciones en contra de esa posible alianza, parece claro que Peer Steinbrück no podría liderar un gobierno con presencia de los excomunistas, pero el partido de Merkel cree que habría otros socialdemócratas dispuestos a hacerlo.

En una entrevista en el dominical Bild am Sonntag, la canciller ha recordado que los socialdemócratas rompieron las promesas hechas para gobernar en su día con La Izquierda en el Estado federado de Hesse y que también se apoyaron en ese partido para dirigir Renania del Norte-Westfalia.

Además, en la entrevista ha señalado que mantiene su apuesta por buscar el consenso en el Consejo de Seguridad de la ONU para encontrar una solución política a la crisis siria y garantiza que su país no tomará parte en una acción militar contra el régimen de Damasco.

En el mitin de Merkel volvió a criticar los planes de la oposición para subir los impuestos y reiteró su convicción de que la consolidación fiscal solo se consigue creando más puestos de trabajo, lo que se traduce en más ingresos para el Estado.

Noticias

anterior siguiente