Enlaces accesibilidad

Los estadounidenses protestan por la intervención en Siria: "No es nuestra guerra"

  • La acción militar sobre Siria genera indignación y ambivalencia en todo EE.UU
  • Según varias encuestas, la mayoría de los estadounidenses está en contra

Por
Un grupo de ciudadanos protesta contra la guerra en Siria delante de la Casa Blanca.
Un grupo de ciudadanos protesta contra la guerra en Siria delante de la Casa Blanca. AFP AFP PHOTO/Nicholas KAMM

El fantasma de una acción militar de EE.UU. contra Siria y una nueva intervención en el mundo musulmán está generando emociones conflictivas, indignación y ambivalencia en todo Estados Unidos.

La gente expresa recelo sobre el papel de su país como "policía mundial". Los ciudadanos expresan indignación moral ante las atrocidades que se cometen en la nación distante, mientras tratan de decidir quién es el bueno y quién el malo en una matanza sectaria.

Existe una profunda ambivalencia sobre cómo usar el poder militar estadounidense para el bien, sin que EE.UU. se comprometa a otra guerra inmanejable.

Esos sentimientos se vieron reflejados en una serie de entrevistas realizadas este viernes por The Associated Press en todo el país y confirmados en encuestas recientes.

Las protestas tampoco se han hecho esperar y ya han recorrido todo el país. La mayoría de la ciudadanía estadounidense está indignada por la postura de sus autoridades en la crisis siria. Este sábado se celebraron varias protestas frente a la Casa Blanca en Washington y en otras ciudades estadounidenses en las que decenas de personas con pancartas decían: "Esta no es nuestra guerra".

Ansiedad, preocupación y temor

Poblado tras poblado, los estadounidenses desgastados por la guerra después de una decena de años expresan ansiedad, preocupación, temor y a menudo resignación.

Algunos se oponen enérgicamente a cualquier de EE.UU. contra el gobierno del presidente sirio Bashar al Assad, aunque el gobierno de Obama diga que el régimen de Damasco usó armas químicas para matar a 1.429 personas, entre ellos más de 400 niños.

Muchos se esfuerzan por lidiar con sus conflictos entre la esperanza y las ansiedades. La dolorosa lección de Vietnam e Irak entretejen las conversaciones. El orgullo de la fuerza y la moral de EE.UU. a menudo se ven contrapuestos con el temor a la arrogancia que pueda llevar a conflictos que son fáciles de comenzar que de terminar.

Me parece que él tiene que hacer algo

"Me parece que él tiene que hacer algo", destaca Ralph Whitney, de Groton, Connecticut, refiriéndose a Obama, aunque signifique "sacudir un avispero".
Las encuestas de opinión incluyen numerosas reservas.

La mayoría está en contra, según encuestas

Una encuesta de NBC sugiere que el hecho de que el gobierno de Assad haya usado armas químicas no persuade a más gente en EE.UU.  para que respalde una intervención militar.

La mitad de los encuestados dice que Washington no debería realizar una acción militar, mientras que el 42% dice que sí debería. Solo 1 entre 5 dice que la acción militar es de interés nacional para EE.UU.

La encuesta fue realizada entre el miércoles y el jueves, antes que el gobierno divulgara una evaluación de información de inteligencia que citaba "gran seguridad" en que el gobierno sirio perpetró el ataque.

Una encuesta del Washington Post-ABC News tomada en diciembre indicaba que el 63% estaba a favor de una involucración militar de Estados Unidos si el gobierno sirio usaba armas químicas contra su pueblo.

La encuesta de la NBC mostraba escaso respaldo para armar a los rebeldes sirios. Un cuarto de los entrevistados favoreció una acción militar estadounidense para detener la matanza de civiles sirios, mientras que un 6% prefería armar a los rebeldes.

Algunos estadounidenses que han escuchado los relatos de refugiados sirios, conversan en Des Moines sobre su cautela de una intervención militar de Estados Unidos. En un vecindario cercano, Elizabeth Jack mece a su bebe de cinco meses y habla sobre una familia de inmigrantes sirios que vive cerca y que sus hijos juegan juntos.

Los padres sirios temen por sus parientes que siguen en Medio Oriente. "Yo sé que están preocupados y deseo que alguien les ayude", agrega.

Entretanto, David Kabel de West Des Moines, Iowa, se refiere a la "línea roja" de Obama cuando hizo la advertencia que ahora lo deja sin una buena opción. "Apuesto que ahora desea que nunca hubiera dicho eso", agrega Kabel, de 65 años.

Temen que Obama sea visto como débil si no actúa

Incluso una bien definida intervención en Siria será difícil de controlar, agrega, pero señala que teme que Obama será visto como débil si no actúa.
Eso es un problema, señal Kabel, porque "ya estamos sobregirados. Y el país en general ya sufre fatiga por las guerras", destacó.

El país ya sufre fatiga por otras guerras

En Los Angeles, es la hora del almuerzo y dos hombres conversan en un mercado al aire libre en el centro de la ciudad. George Carrillo y Henry Chase sintetizan las opciones de Obama.

Carrillo, que administra una pastelería cuyos ingresos ayudan a ex miembros de pandillas, dijo que el presidente "tiene que ser fuerte, hombre, él es nuestro líder".

Carrillo favorece múltiples ataques aéreos en Siria, similares a la campaña que se realizó en Kosovo para detener la matanza étnica en 1999. "Cuando uno ve pequeños y familias víctimas de armas químicas", se refirió a Siria, "es doloroso. Tenemos que detenerlo", destacó.

Noticias

anterior siguiente