Enlaces accesibilidad

Los pescadores de La Línea advierten a Picardo de que habrá "nuevas protestas" y "más sorpresas"

  • Aseguran que todavía no saben en que consistirán las nuevas acciones
  • Y que esperarán a que los gobiernos británico y español "se entiendan"
  • Rajoy y Barroso hablan este lunes de la crisis diplomática con el Peñón
  • La fragata británica HMS Westminster ha atracado este lunes en Gibraltar

Por

El patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea de la Concepción en Cádiz, Leoncio Fernández, ha advertido este lunes al ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, de que habrá "nuevas protestas" y "más sorpresas", tras la que llevaron a cabo este domingo junto a los pescadores de Algeciras en aguas del Estrecho.

Por su parte, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha tildado en una entrevista a la BBC los retrasos en la frontera del Peñón de "inaceptables" e "injustos" para "personas inocentes" y abogó por una "solución diplomática" con España.

"Vamos a hacer nuevas protestas, pero de otra manera. Le podemos dar más sorpresas", ha incidido el patrón de los pescadores linenses en una entrevista concedida a la cadena Ser, durante la que no ha avanzado en qué consistirán las nuevas acciones porque "todavía no está previsto", informa Europa Press.

En este sentido, Fernández ha señalado que su intención de los pescadores afectados por los bloques de hormigón arrojados por Gibraltar es esperar a que los gobiernos británico y español "se entiendan". "A ver lo que deciden y según decidan ellos, vamos a decidir nosotros", ha remachado.

Sobre la intención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de afrontar el conflicto en Gibraltar "sin prisas" ha sentenciado: "Que lo haga él a su manera, que nosotros lo vamos a hacer a nuestra manera también".

Precisamente, sobre esta cuestión, ha hablado este lunes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, después de que el primer ministro británico, David Cameron, pidiera que la Unión Europea envíe de forma urgente observadores a la zona.

Hasta ahora el Gobierno no se ha pronunciado sobre la petición que hizo Cameron si bien desde Exteriores se ha insistido en que España está cumpliendo con la legalidad y los controles en la Verja son irrenunciables.

Pescadores "provocados"

Mientras, los pescadores han insistido en que la protesta de este domingo, que congregó a unas 40 embarcaciones, "ha sido un aviso que se le ha dado a Picardo", al que ha instado a "quitar los bloques de ahí" para que así puedan "comer honradamente y buscar la vida" y a "que piense que el sector pesquero no está muerto". "Esto ha sido un aviso que se le ha dado al señor Picardo. Pueden venir más cosas", ha insistido.

Tras mostrarse satisfecho por la participación en la concentración de pesqueros de este domingo, Fernández ha denunciado que los pescadores linenses han sido "provocados" a pesar que sus promotores realizaron una "concentración pacífica". "Ellos lo que querían eran follones", ha concluido.

Por otra parte, la fragata británica HMS Westminster ha atracado este lunes en la base naval de Gibraltar, donde va a permanecer en una escala técnica incluida en el marco de las maniobras militares que va a desarrollar en el Mediterráneo.

Esta fragata forma parte de una flota compuesta por otros tres buques de guerra y cinco barcos auxiliares que ha recalado en puertos de España, Portugal, Turquía y Malta, antes de desplazarse hacia Oriente Medio, con miles de militares a bordo.

Precisamente, en el marco de estas maniobras, el buque insignia de la Armada británica, el portaaeronaves "HMS Illustrious", atracó este domingo en la base naval de Rota en Cádiz tras zarpar el pasado 8 de agosto del Reino Unido.

Las tres fragatas que escoltaron al "HMS Illustrious", que tiene previsto realizar una serie de maniobras en el Mediterráneo dentro de la operación "Cougar 13", son las que recalan este lunes en el puerto de Gibraltar.

Controles "inaceptables" para Picardo

La tensión diplomática en torno a los controles en la Verja no disminuye. El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha calificado los retrasos en la frontera del Peñón de "inaceptables" y ha apostado por una solución que pase por la vía diplomática.

En una entrevista concedida este lunes al canal público británico BBC, Picardo dijo que la forma en la que las autoridades españolas realizan los registros a vehículos que entran y salen del Peñón, "que habitualmente llevan tan solo unos segundos", está "dirigida claramente de una manera política", según recoge EFE.

Según el ministro principal gibraltareño, las "grandes" dilaciones que se forman a causa de esos controles dan lugar a una situación "bastante injusta porque afecta a personas inocentes que necesitan cruzar la frontera".

En su opinión, "cuando se gestionan asuntos diplomáticos, estos deberían resolverse a nivel diplomático". Picardo se mostró esperanzado de alcanzar una solución al conflicto con España, entre otros por la disputa pesquera, y "volver a la normalidad tan pronto como sea posible".

"Hay altas posibilidades de que podamos resolver todos estos asuntos porque trabajamos en un plan para asegurarnos de que las personas que quieran pescar en estas aguas, puedan hacerlo dentro de la ley de Gibraltar", dijo.
  

Noticias

anterior siguiente