Enlaces accesibilidad

57 millones de niños en el mundo no pueden ir a la escuela, la mitad en zonas de conflicto

  • La Unesco alertan de la dificultad de cumplir los Objetivos del Milenio
  • Los programas educativos representan solo un 1,4% de la ayuda humanitaria

Por

Más de la mitad de los 57 millones de niños no escolarizados en el mundo vive en países afectados por conflictos, según el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos (EPT) de la Unesco.

El informe difundido este viernes --en coincidencia con el Malala Day consgrado por la comunidad internacional a la educación-- insta a "actuar urgentemente" para que puedan ir a la escuela los 28,5 millones de niños en edad de cursar enseñanza primaria pero sin acceso a la educación que viven en las zonas en conflicto del mundo, subraya la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura en un comunicado.

El informe señala igualmente que además de los niños y las niñas no escolarizados, hay unos 60 millones de adolescentes no escolarizados, un tercio de los cuales vive también en países afectados por conflictos.

Mejoría insuficiente

La Unesco reconoce que a escala mundial el número de niños no escolarizados ha disminuido y ha pasado de 60 millones en 2008 a 57 millones en 2011, pero ha destacado que "los beneficios de ese lento avance no han llegado a los niños de países afectados por conflictos".

La Unesco ha destacado que el 44% de esos 28,5 millones de niños vive en África Subsahariana, el 19% en Asia Meridional y Occidental y el 14% en los Estados árabes, según este informe titulado "Los niños siguen luchando por ir a la escuela", publicado en colaboración con la organización Save the Children [ver informe completo en inglés. pdf].

Además, se señala que la proporción de la ayuda humanitaria destinada a la educación quedó en apenas un 1,4% en 2011.

La directora general de la Unesco, Organización, Irina Bokova, ha recordado al respecto que "no es frecuente que la educación figure en la evaluación de los daños causados por un conflicto", pues la atención de la comunidad internacional y de los medios de comunicación no suele centrarse "en los costos ocultos y las secuelas duraderas de la violencia". Sin embargo, el sector educativo es el ámbito en el que esos costos y secuelas "son más evidentes", ha comentado.

Entre tanto, en la sede de Naciones Unidos, la adolescente paquistaní Malala Yousafzai, superviviente de un ataque talibán por su defensa del derecho a la educación de las niñas, ha dado su primer discurso público en el día internacional que lleva su nombre y que coincide con su 16º cumpleaños."Hoy no es mi día, no es el día de Malala. Es el día de cada mujer y cada hombre que arriesga su vida por los derechos humanos", ha reivindicado.

Los Objetivos 2 y 3 de Desarrollo del Milenio, acordados por los 193 países miembros de Naciones Unidas, proponen lograr la enseñanza primaria universal y promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer en 2015.

Noticias

anterior siguiente