Enlaces accesibilidad

Pakistán reconoce un "fallo colectivo" de sus instituciones en la búsqueda de Bin Laden

  • Un informe gubernamental habla de "incompetencia rutinaria"
  • El exlíder de Al Qaeda llegó a ser retenido por exceso de velocidad
  • Vestía un sombrero de 'cowboy' en su escondite para evitar ser detectado

Por
Los servicios de inteligencia paquistaníes no detectaron a Bin Laden

Pudo permanecer escondido en Pakistán durante casi una década, pese a ser el hombre más buscado del mundo, gracias a “un fallo colectivo” de las autoridades pakistaníes. De hecho, Osama Bin Laden, el exlíder de Al Qaeda, llegó a ser retenido temporalmente en una ocasión por exceso de velocidad. Fue un error de las autoridades gubernamentales, militares y de inteligencia, según establece un informe de las autoridades pakistaníes que ha sido publicado ahora por Al Jazeera.

El documento, que recoge los testimonios de 200 personas --entre ellos familiares de fallecido terrorista y altos cargos y las fuerzas de seguridad y del Gobierno --, apunta a una "incompetencia rutinaria" a los más altos niveles de la estructura de gobierno civil. La comisión encargada de su redacción fue establecida para examinar la operación lanzada por Estados Unidos para matar a Bin Laden en territorio paquistaní sin que las autoridades del país fueran avisadas para averiguar por qué las fuerzas de seguridad desconocían su presencia en el territorio nacional.

El documento revela lo cerca que llegó el exlíder de Al Qaeda de estar capturado. Según el testimonio de la esposa de uno de sus hombres de confianza, llegó a ser detenido por exceso de velocidad. "Una vez, cuando estaban todos de visita a una feria, fueron detenidos por exceso de velocidad por un policía ", asegura " Pero mi esposo resolvió rápidamente el asunto", añade la mujer.

No obstante, Bin Laden tomó medidas para evitar su captura como, por ejemplo, disfrazarse con un disfraz de cowvoy, informaba el diario estadounidense The Washington Post.

Críticas a EE.UU.

Sin embargo el informe también afirma que el Gobierno estadounidense perpetró "un acto de guerra" con su operación. El documento resalta que Bin Laden entró al país a mediados de 2002 tras evitar ser capturado durante la batalla de Tora Bora (Afganistán) en diciembre de 2001, poco después de la invasión estadounidense tras los ataques del 11 de septiembre.

Las fuentes de seguridad consultadas revelaron que el exlíder terrorista permaneció durante un escaso margen de tiempo en las Áreas Tribales bajo Administración Federal (FATA), concretamente en Waziristán del Sur y Bajaur, antes de desplazarse al valle del Swat.

Fue en este periodo cuando se reunió con el presunto autor intelectual del 11-S, Jalid Shaij Mohamad, quien fue arrestado apenas un mes después durante una operación conjunta paquistaní-estadounidense en la localidad de Rawalpindi, tras lo que Bin Laden huyó del Swat y se desplazó a Haripur, donde estuvo dos años en una vivienda alquilada junto a dos de sus mujeres.

Finalmente, se desplazó en agosto de 2005 al complejo de Abbottabad, situado a apenas 85 kilómetros de la capital, Islamabad, donde permaneció durante seis años antes de su fallecimiento durante la operación estadounidense.

Noticias

anterior siguiente