Enlaces accesibilidad

Arola reabre mañana su restaurante tras llegar a un acuerdo con Hacienda

  • Dos semanas después de que Hacienda precintara las instalaciones
  • El cocinero no ha querido desvelar detalles del acuerdo
  • No le preocupa la imagen que haya podido dar

Por
AROLA REABRE MAÑANA SU RESTAURANTE TRAS LLEGAR A UN ACUERDO CON HACIENDA
El chef Sergi Arola, en su restaurante Arola Gastro, de Madrid, donde ha acudido esta mañana al conocerse que se ha levantado el embargo al establecimiento tras llegar a un acuerdo con Hacienda y la Seguridad Social. EFE EFE/Emilio Naranjo

Justo dos semanas después de que Hacienda precintara la bodega, la coctelería y la mesa dispuesta en la cocina del restaurante Arola Gastro, del chef Sergi Arola, dos estrellas Michelin, hoy se ha levantado el embargo al establecimiento tras llegar a un acuerdo con Hacienda y la Seguridad Social.

"Ahora empieza lo más difícil", ha dicho a Efe Arola, que junto a su mujer, Sara Fort, jefa de sala, han acudido este mediodía al restaurante, con el fin de ponerlo en marcha y mañana ofrecer los primeros servicios.

El chef no ha querido desvelar los detalles del acuerdo alcanzado para solventar la deuda reclamada, que asciende a 148.000 euros con la Agencia Tributaria y 160.000 con la Seguridad Social.

El chef catalán Sergi Arola, pese a reconocer que "ahora viene lo más duro", ve el vaso "medio lleno" y se encuentra con "muchas ganas" de seguir hacia adelante después de que Hacienda haya levantado hoy el embargo que le impuso hace justo dos semanas.

"Tenemos una mezcla muy compleja de sentimientos -dice a Efe-, estamos con muchas ganas porque es nuestra vida, desde el primer momento, nosotros hemos cometido errores y los hemos asumido y en ese momento los asumimos de la manera que un empresario tiene que admitir sus errores: acudiendo a la Agencia Tributaria y diciendo que somos conscientes de la situación y queremos poner remedio".

Consciente de su responsabilidad con Hacienda y la Seguridad Social, el cocinero ha reconocido que ahora le llega "lo más duro", porque el restaurante "necesita facturar" y el cierre ha coincidido con la semana del orgullo gay, uno de los momentos "álgidos del año" para su local.

Arola no ha estado presente en el levantamiento del embargo

El levantamiento del embargo se ha llevado a cabo entorno a las 11.00 horas y ha sido su ex pareja, Sara Fort, jefa de sala del restaurante Arola Gastro (2 estrellas Michelín), la que ha estado presente. Una escena que Arola ha "agradecido" no presenciar.

Pese a que el chef no ha querido desvelar los detalles del acuerdo alcanzado para solventar la deuda reclamada, que asciende a 148.000 euros con la Agencia Tributaria y 160.000 con la Seguridad Social, ha confirmado que asumir este pago les supondrá "muchísimo sacrificio".

"Hemos llegado a un acuerdo que, en principio, con muchísimo sacrificio, nos tiene que permitir pagar lo que debemos y mantener nuestra actividad, que es mi obligación", ha dicho.
Arola (Barcelona, 1968), sin perder en ningún momento ese tono de voz fuerte que le caracteriza, ha afirmado que, "en ningún momento", no ha querido pagar.

"Es una cuestión de responsabilidad empresarial -ha expresado- mi responsabilidad primera y única, desde el primer día que abrí el restaurante, hace 18 años, (haciendo referencia a sus inicios en Madrid, donde en 1997 se puso al frente del restaurante La Broche), es pagar a mis empleados".

Ha vendido su Harley Davidson

Y si esta es una máxima en su obligaciones como "pequeño empresario", Arola ahora le suma el tener que ver de "qué modo" recuperan la actividad "lo antes posible" para volver a facturar y pagar las deudas adquiridas.

En este sentido, esta mañana el cocinero ponía a la venta uno de sus bienes más preciados, como así lo ha reconocido en diferentes ocasiones: su Harley Davidson.

Con esta venta Arola quiere "reafirmar" el compromiso que tiene con su jefa de sala y madre de sus dos hijas, con el resto del equipo del restaurante y con la "ciudad de Madrid".

Para Arola, otra de las cosas más duras de esta situación ha sido ver su foto en los medios y asistir a comentarios de "gente que habla sin mi consentimiento". Eso sí, si esto le ha dolido, al premiado cocinero no le ha preocupado nunca la "imagen" que haya podido dar. "No tengo nada que perder, y cuando no tienes nada que perder no te preocupa la imagen", ha concretado.

No ajeno a los comentarios que suscitaron las declaraciones en las que no descartaba "hacer las maletas", hoy Arola ha confirmado que "se abre un periodo, pero no tanto de plantear medidas".

El catalán ha confirmado que ha tenido "muchas ofertas" de cadenas hosteleras en Asia, Europa y América para montar un restaurante con "pretensiones gastronómicas", pero aún así se trata de unas opciones que siempre ha dejado "atrás".

Eso sí, ahora, "evidentemente", ha afirmado que se tiene que plantear, sobre todo, cual es su "futuro" y "la fragilidad" de sus proyectos.
Hoy, Sergi Arola y Sara Fort, se enfrentan a días "duros" en los que comprobar, hasta la tercera semana de agosto, de qué manera "recuperan" todo lo que han perdido.

Noticias

anterior siguiente