Enlaces accesibilidad

La Comisión Europea pide a Portugal que ponga fin a la inestabilidad política que vive el país

  • Dice que dificulta su acceso a la financiación y su recuperación económica
  • Crisis en el Ejecutivo de Passos Coelho tras dimitir el ministro de Exteriores
  • El líder de la oposición socialista pide comicios anticipados el 29 de septiembre
  • El presidente Cavaco Silva abre consultas con los partidos ante la crisis lusa

Por
La Comisión Europea pide a Portugal que ponga fin a la inestabilidad política que vive el país

La Comisión Europea (CE) ha advertido este miércoles a Portugal de los riesgos que plantea la inestabilidad política para su acceso a la financiación en los mercados y para su recuperación económica, por lo que ha pedido al Gobierno luso que "clarifique la situación lo antes posible".

Mientras, en Lisboa, el presidente del país, Anibal Cavaco Silva, ha convocado a consultas este jueves a los partidos políticos y al primer ministro, Pedro Passos Coelho, ante la crisis de Gobierno abierta por la dimisión del número dos del Ejecutivo, renuncia no aceptada. El líder de la oposición, el socialista Antonio José Seguro, ha pedido elecciones anticipadas el 29 de septiembre tras reunirse este miércoles con Cavaco Silva.

"La reacción inicial de los mercados muestra el riesgo evidente de que la credibilidad financiera recientemente reforzada en Portugal podría verse amenazada por la actual inestabilidad política", ha dicho el presidente de la Comisión, el portugués, José Manuel Durao Barroso, en un comunicado.

Los inversores castigan con dureza a Portugal (la Bolsa de Lisboa ha caído con fuerza y su prima de riesgo se ha disparado 70 puntos básicos en un día) por la crisis de Gobierno abierta este martes con la dimisión del titular de Exteriores y actual socio del Ejecutivo conservador, Paulo Portas, una renuncia que Passos Coelho no aceptó.

El dimisionario ministro se ha mostrado contrario al algunas de las últimas medidas de austeridad adoptadas en Portugal por exigencias del rescate y renunció, descontento, con el nombramiento de la nueva ministra de Finanzas, Maria Luís Albuquerque, por considerar que era un signo de continuidad.

La Comisión, "preocupada"

El presidente de la Comisión ha señalado que sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos y advirtió de que si se llegara a poner en riesgo la estabilidad financiera del país, "esto dañaría especialmente a los portugueses, particularmente cuando ha habido ya signos preliminares de recuperación económica".

Esperamos que la democracia portuguesa encuentre una solución

"Esperamos que la democracia portuguesa encuentre una solución que asegure que los sacrificios que los portugueses han hecho hasta ahora no han sido en vano", ha afirmado.

Fuentes diplomáticas, citadas por Efe, ha dicho que los Diecisiete prefieren que se preservara la estabilidad del Gobierno luso y han destacado el "alto grado de confianza" que tenían en el ya exministro de Finanzas Vítor Gaspar, al tiempo que expresaron su confianza en su sucesora, Maria Luís Albuquerque.

Cavaco Silva llama a consultas al Gobierno

Antes, este mismo miércoles, el líder de la oposición, el socialista Antonio José Seguro, ha pedido elecciones anticipadas el 29 de septiembre tras la primera de las reuniones previstas entre los partidos y el jefe de Estado, Anibal Cavaco Silva. Seguro ha declarado a los periodistas, Portugal necesita "un Gobierno fuerte" que equilibre las cuentas del país y supere la crisis abierta por la salida del Gobierno de Paulo Portas.

Cavaco recibió a Seguro por petición urgente del líder socialista, pero ante la situación creada por la dimisión, el martes, de Portas como ministro de Exteriores, el presidente de Portugal ha convocado a consultas al resto de partidos políticos y al primer ministro, Pedro Passos Coelho, para abordar la "situación creada" por la petición de dimisión de Portas, líder de los democristianos que garantizan la mayoría parlamentaria del Ejecutivo conservador.

Por su parte, los democristianos portugueses del CDS-PP han anunciado que negociarán su permanencia en el Ejecutivo de Passos Coelho e intentarán resolver la crisis abierta con la dimisión de su líder como ministro de Exteriores.

El dirigente democristiano Luís Queiró ha precisado que los dos ministros que aún tienen en el Ejecutivo no renunciarán y que su presidente y dimisionario ministro de Exteriores, Paulo Portas, se reunirá "en breve" con Passos Coelho para encontrar "una solución fiable para la gobernación" del país.

Noticias

anterior siguiente