Enlaces accesibilidad

Correa reafirma la soberanía de Ecuador frente a las presiones de Estados Unidos

  • El presidente ecuatoriano asegura querer  "mantener las buenas relaciones"
  • Reconoce que la situación de Snowden es "complicada"

Por
Correa reafirma la soberanía ecuatoriana ante las advertencias de EE.UU.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha asegurado este jueves que no tiene "la más mínima intención de romper relaciones comerciales ni diplomáticas con nadie", en referencia a Estados Unidos, que ha reclamado a Ecuador su colaboración para extraditar al extécnico de la CIA Edward Snowden, cuya solicitud de asilo estudia el país andino.

En un encuentro con periodistas en la provincia de Los Ríos, Correa ha negado que el Gobierno de Ecuador esté buscando la manera de llevar a Snowden al país y ha rechazado la validez de un documento presentado el jueves por la cadena estadounidense Univisión como salvoconducto en favor del extécnico.

Ha asegurado, además, que pretende "mantener excelentes relaciones con todos los países del mundo en un marco de mutuo respeto", pero ha añadido que "jamás" permitirá "que se metan con la dignidad y la soberanía del Ecuador".

Correa: "Nuestros principios no están en venta"

Correa ha anunciado el envío de un proyecto de ley a la Asamblea Nacional (unicameral) para establecer compensaciones en favor del sector exportador tras la renuncia unilateral del país a las preferencias arancelarias otorgadas por Estados Unidos, conocidas por las siglas en inglés Atpdea, que ha calificado de "limosna" de EEUU.

"Así no tuviéramos ninguna alternativa al Atpdea, al menos mientras yo sea presidente, no permitiré que al país se lo trate de chantajear, se lo maltrate de la forma que han pretendido, sin lograrlo, ciertos sectores", entre los que ha citado a políticos estadounidenses, medios de comunicación, grupos de presión y organizaciones no gubernamentales.

El Gobierno estadounidense ha advertido este jueves de las "graves dificultades" que supondría la concesión de asilo político al exanalista por parte de Ecuador.

Pero Correa ha recordado que la decisión de conceder o no el asilo es una prerrogativa soberana de la nación, que ni siquiera tiene por qué "dar explicaciones" sobre la misma y ha reiterado que el caso será estudiado con responsabilidad por el Gobierno.

"Nuestros principios no están en venta, nuestra soberanía no esta en venta y no aguantaremos este chantaje", ha enfatizado.

Ecuador sigue estudiando la difícil situación de Snowden

El mandatario también ha explicado que no ha habido otro contacto con Snowden que el del embajador ecuatoriano en Rusia, a quien el joven planteó la petición de asilo que, en todo caso, no podrá ser tramitada hasta que el demandante esté en una embajada del país andino o en el territorio de la nación.

La situación del reclamado, ha explicado Correa, es "compleja, porque para poder tramitar su solicitud de asilo debería estar en una embajada de Ecuador o en territorio ecuatoriano y para eso, un país debería permitirle ingresar a su territorio, lo cual todavía no se ha dado".

"No sabemos como va a resolver" esa situación, ha continuado,  "pero en el momento en que se encuentre en territorio ecuatoriano" se estudiará el caso, como se haría con el de "cualquier ciudadano del mundo".

También este viernes se ha sabido que un grupo de diplomáticos de Rusia, Cuba, Venezuela y Ecuador tratarán el próximo lunes la situación de Snowden en una mesa redonda con activistas de los derechos humanos rusos en la sede de la Cámara Pública de Rusia.

Un portavoz de ese organismo ha explicado a la prensa que la reunión servirá para "para dar una valoración social a la situación".

Noticias

anterior siguiente