Enlaces accesibilidad

La filial austriaca de FCC solicita el concurso de acreedores al no lograr refinanciar su deuda

  • La deuda de la constructora centroeuropea alcanza los 625 millones de euros
  • Cuenta con 15.000 trabajadores en Austria, Alemania y países del Este europeo
  • FCC admite que le causará un impacto negativo de 289 millones en 2013

Por

La constructora austriaca Alpine, perteneciente al grupo español FCC, ha solicitado el procedimiento de insolvencia ante el Tribunal de Comercio de Viena al constatar "la imposibilidad de cumplir con las obligaciones" de una deuda financiera que alcanza los 625 millones de euros, según ha informado este miércoles el grupo. La segunda mayor constructora del país centroeuropeo perdió 90 millones de euros en el primer trimestre.

FCC compró en 2006 la constructora austríaca por más de 500 millones de euros.

La constructora -que cuenta actualmente con unos 15.000 empleados en Austria, varios países del Este y sureste de Europa y Alemania- ya había anunciado este martes que preparaba un concurso de acreedores debido al fracaso de las negociaciones para recibir una nueva inyección de liquidez.

La compañía ha decidido acogerse al proceso concursal apenas dos meses después de lograr un acuerdo para refinanciar su deuda que incluyó una quita de 150 millones de euros y una aportación de unos 100 millones de euros por parte de FCC que, de esta forma, ya ha inyectado unos 200 millones de euros en la firma en el último año.

Según la empresa, las "contingencias" surgidas en esos dos meses aconsejaban un nuevo "reequilibrio financiero", pero la falta de consenso de todas sus entidades financieras para realizar este reajuste ha provocado que finalmente haya tenido que solicitar el concurso de acreedores.

FCC y Alpine negociaban desde hace meses con sus principales acreedores una inyección de capital y una quita de su deuda, a cambio de una profunda reestructuración. Pero ese objetivo no se ha podido lograr y la empresa ha pedido iniciar el proceso de insolvencia.

Pérdidas de 420 millones en 2012

Asimismo, la empresa austriaca atribuye su decisión al "continuado deterioro" registrado en su situación operativa desde el primer trimestre de 2012, un ejercicio que en el que grupo FCC computó una pérdida de 420 millones procedentes de esta filial.

FCC ha indicado que provisionará todo el valor de los activos de Alpine, lo que calcula le generará un impacto negativo de 289 millones en sus cuentas del ejercicio 2013.

No obstante, la compañía controlada por Esther Koplowitz asegura que la solicitud de concurso de su filial "no afecta de manera sensible" a los objetivos del plan estratégico que la empresa española puso en marcha el pasado mes de marzo con el fin de reducir su deuda y fomentar la generación de caja. Por ello, mantiene las previsiones de este plan.

Alpine se acoge al proceso concursal casi un año después de que anunciara un plan de reestructuración por el que salió de los países del Sur y el Este de Europa para concentrarse en los mercados domésticos del centro europeo. También contemplaba la venta de algunos negocios y la reestructuración de su pasivo.

FCC compró la mayoría del capital de Alpine en 2006 con el fin de reforzarse en el mercado constructor de Europa del Este. A comienzos del pasado año, el grupo español pasó a controlar el 100% de la empresa y, en octubre, nombró consejero delegado de la firma a Alejandro Tuya en sustitución de Johannes Dotter, quien dimitió del cargo que ocupaba desde hacía casi un año.

Noticias

anterior siguiente