Enlaces accesibilidad

El Parlamento Europeo aprueba que la 'Tasa Tobin' se aplique de forma amplia en la UE

  • La comisión de Economía quiere evitar así evasión fiscal y deslocalizaciones
  • La ponente del informe reconoce "intensas presiones del sector financiero"
  • El Pleno de la Eurocámara votará el informe en julio
  • Quieren que el gravámen entre en vigor antes de las elecciones europeas

Por

Los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo han aprobado este martes un informe que pide que la tasa sobre las transacciones financieras o Tasa Tobin que quieren implantar 11 países de la UE tenga en cuenta criterios de residencia, emisión y titularidad para ampliar el ámbito de su aplicación y así evitar la evasión fiscal y prevenir el riesgo de deslocalizaciones para sortear el gravámen.

Con esta tasa se pretende aumentar los recursos propios de la Unión Europea -lo que permitiría que el presupuesto comunitario dependa menos de las contribuciones de los países-, luchar contra la evasión fiscal y conseguir que la factura de la crisis económica la paguen los bancos y no solo los ciudadanos.

En mayo del año pasado, el pleno del Parlamento Europeo ya votó por holgada mayoría una recomendación a los Veintisiete para que introdujeran un impuesto sobre las transacciones financieras. Entonces se mostraron a favor de gravar el máximo de operaciones posibles, más allá de lo que proponía en ese momento la Comisión Europea. Además, apuntaron que debía introducirse aunque no se lograse el quórum de los 27 y quedasen fuera los países más reticentes, liderados por Reino Unido, y que incluían a Luxemburgo, Chipre, Malta o Suecia.

Según los datos que manejan organizaciones como Intermon Oxfam -que toma como referencia el cálculo del Instituto de Investigación Económica (DIW) alemán-, la entrada en vigor de la tasa supondrá que esos 11 países recauden 37.000 millones de euros anuales.

La mayoría de eurodiputados ha votado a favor de la introducción de una tasa del 0,1% para acciones y bonos, y un 0,01% para productos derivados, tal y como ha propuesto la Comisión Europea (CE).

La ponente del texto, la socialista griega Anni Podimata, ha valorado "el compromiso de los distintos grupos políticos para defender una Tasa Tobin ambiciosa".

Negociación complicada por "la intensa presión del sector financiero"

Según Podimata, las negociaciones han sido "harto complicadas" como consecuencia "de la intensa presión llevado a cabo por el sector financiero".

Este informe volverá a ser votado por el pleno de la Eurocámara en julio en Estrasburgo ya que los eurodiputados quieren que la tasa pueda estar en vigor antes de las próximas elecciones europeas, en mayo de 2014.

Para ello, los ministros de Finanzas de la UE, que ya avalaron la imposición de la tasa, deberán ponerse de acuerdo en cuestiones técnicas como los criterios de aplicación.

Los 11 países que están dispuestos a gravar las transacciones financieras son Alemania, Francia, Italia, Estonia, España, Grecia, Eslovaquia, Bélgica, Austria, Portugal y Eslovenia. Fuera se quedan Reino Unido, la principal plaza financiera europea, y Luxemburgo, uno de los refugios del gran capital.

La Tasa Tobin se denomina así en honor del economista estadounidense James Tobin, que ya la propuso en 1971.

Noticias

anterior siguiente