Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba

Bruselas no pidió el cierre de la radiotelevisión pública griega pero tampoco lo cuestiona

  • La UER pide a Samaras que dé marcha atrás

  • Reporteros sin Fronteras dice que es un "desprecio a la democracia"

  • España y Francia creen que es consecuencia de "elevar la asuteridad a dogma"

  • Sindicatos y asociaciones profesionales españoles critican la decisión

|

La Comisión Europea asegura que no ha pedido el cierre de la televisión pública griega, la ERT, que fue clausurada abruptamente en la madrugada del miércoles por el Gobierno. No obstante, la Comisión avala la decisión como parte de la política de austeridad.

"La Comisión no ha solicitado el cierre de la ERT, pero tampoco cuestiona el mandato del Gobierno griego para administrar el sector público", ha dicho el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, el finlandés Olli Rehn ante el pleno de la Eurocámara, como respuesta al copresidente de Los Verdes, Daniel Cohn Bendit.

"La decisión de las autoridades griegas se ha tomado en el contexto de los enormes esfuerzos que las autoridades están haciendo para modernizar la economía griega", ha agregado.

La UER pide que se dé marcha atrás

Por su parte, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), organización que agrupa a los principales organismos públicos de radio y televisión europeos, ha pedido al Gobierno griego que dé marcha atrás.

Su presidente, Jean Paul Philippot, ha dirigido una carta al primer ministro heleno, Antonis Samaras, en la que le muestra la "profunda consternación" de su entidad por el cierre sorpresivo de la corporación helena, y le insta a que utilice "todos sus poderes para revertir inmediatamente esta decisión".

"La existencia de medios públicos independientes se incardina en el corazón de las sociedades democráticas, y decisiones de calado que le afecten deberían tomarse tras un debate abierto en los Parlamentos, no mediante un simple acuerdo de dos ministros", señala la misiva.

La UER es consciente de la necesidad de recortar los presupuestos de los Estados, "pero las corporaciones públicas son más importantes que nunca en momentos de dificultad nacional".

"Claro que los fondos públicos deben emplearse con el mayor de los cuidados", le dice Philippot a Samaras, "pero eso no significa que la ERT tenga que ser administrada de forma menos eficiente que una empresa privada".

"Desprecio a la democracia"

También la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha acusado al Gobierno heleno de "desprecio a la democracia" por su decisión "repentina y brutal" y le ha pedido que rectifique.

"Mientras que la crisis griega es ya peligrosa para el país donde se originó la democracia, la suspensión de las cadenas del grupo ERT muestra un desprecio a la libertad de información (...) Los métodos son simplemente alucinantes", ha indicado el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

La organización defensora de la libertad de prensa recordó que Grecia ocupa el puesto 84 de los 179 de su clasificación y que el año pasado perdió 14 posiciones.

"La situación de la libertad de prensa no deja de degradarse en Grecia desde 2011. La crisis financiera ha provocado un hundimiento del modelo económico del sector y ha obligado a numerosos periodistas a buscar refugio en internet", señala RSF.

En este contexto, "los periodistas no están a salvo de persecuciones judiciales, sobre todo cuando investigan determinados asuntos".

En paralelo, los reporteros sufren la presión de los "neonazis" y de los "anarquistas radicales", concluye la organización.

España y Francia: "Es elevar la asuteridad a dogma"

Mientras, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha advertido de que "elevar la austeridad a dogma teológico puede llevar a consecuencias" como el cierre de la radiotelevisión pública (ERT) griega.

García-Margallo ha hecho esta afirmación en la rueda de prensa conjunta que ha ofrecido con su homólogo francés, Laurent Fabius, tras la reunión que han mantenido en el Palacio de Viana de Madrid.

"El cierre de un medio de comunicación no es jamás una buena noticia", ha afirmado el jefe de la diplomacia española, quien ha insistido en que "elevar la austeridad a dogma teológico puede llevar a consecuencias" como ese cierre.

Ha destacado que los rescates de Grecia y Chipre "no se hicieron en el momento más oportuno ni en las mejores condiciones".

El ministro ha dicho que España ha aplicado programas de austeridad, pero ha abogado por cierta "flexibilización" en esas medidas. "Tienen que ir acompañadas de medidas que faciliten el crédito, eso es la unión bancaria, y de otras de crecimiento", ha agregado García-Margallo.

En similares términos se ha expresado Fabius, quien ha señalado que coincide con las palabras del ministro español. "No estoy seguro de que sea la mejor forma de invitar a la población a querer Europa", ha agregado, en referencia al cierre de la televisión.

Reacciones de rechazo en España

Lo sucedido con la ERT ha provocado también reacciones en España. El vicesecretario de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Nemesio Rodríguez, ha hablado de "duro golpe a la democracia, al periodismo, a la libertad de expresión y al derecho de información de los ciudadanos".

En declaraciones a Efe, Rodríguez ha asegurado que este cierre supone un "retroceso" no sólo en Grecia sino también en el resto de la Unión Europea, ya que en más de una ocasión los Parlamentos y los Gobiernos de los países miembros han defendido la existencia de medios públicos.

"Los medios públicos ejercen un papel crucial como garantes de una información plural, veraz e independiente, no basada exclusivamente en criterios comerciales. Son medios que, cuando son gestionados con rigor e independencia, fortalecen la convivencia, fomentan el diálogo cívico y dan espacio y voz a colectivos que no encuentran hueco en los medios privados", añade la APM en una nota.

Rodríguez ha destacado que en España los medios públicos están sufriendo un "acoso brutal", como lo demuestran los casos de Telemadrid y de Canal 9, sometidos a un "proceso de desmantelamiento que ha supuesto la pérdida de casi 2.000 empleos, aparte de debilitar fuentes que contribuyen a la pluralidad informativa".

"Tenemos que rechazar que bajo la etiqueta de medios públicos igual a despilfarro se trate de acabar con un sector que no solo da empleo a miles de periodistas, sino que contribuye de manera importante al desarrollo democrático y al debate plural, y no solo atiende a criterios comerciales como puede ocurrir en medios privados", ha manifestado.

Los sindicatos españoles han enviado sus muestras de solidaridad con los trabajadores griegos. "Todo nuestro afecto  por vuestra lucha, que es la nuestra", ha señalado, en una carta, el secretario general de la La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), Dardo Gómez. 

Por su parte, UGT ha recordado que la supresión de la ERT convierte a Grecia "en el único país de la Unión Europea sin radiotelevisión pública", y CCOO de RTVE ha criticado la "decisión autoritaria" del Gobierno heleno.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente