Enlaces accesibilidad

Nuclenor presenta la documentación para cerrar Garoña al no propiciar Industria un marco legal

  • Industria estableció el plazo del 1 de junio para revocar una orden Ministerial
  • Si se produjesen cambios normativos consideraría solicitar una renovación

Por

La empresa Nuclenor, propietaria de al central nuclear de Santa María de Garoña, ha presentado ante el Ministerio de Industria la documentación oficial asociada al "cese de explotación" de la planta, para cumplir los procedimientos administrativos vigentes. En un comunicado, Nuclenor asegura que presentó un escrito al Ministerio de Industria solicitando la revocación parcial de la Orden Ministerial del 29 de junio de 2012 (ver .PDF), algo que no se ha producido a 1 de junio de 2013.

La orden que debe ser revocada establece el cierre de Garoña para el próximo día 6 de julio. El escrito fue presentado, según la compañía, el pasado 16 de mayo con el objeto de mantener abierta la posibilidad de solicitar la renovación por un año de la autorización vigente, manteniendo la central parada. No obstante, Nuclenor ha manifestado que si se produjesen cambios normativos que así lo permitiesen consideraría la "posibilidad de solicitar" una renovación de la autorización de explotación, según un comunicado de la compañía.

Industria había establecido el plazo del 1 de junio de 2013 para emitir esta orden, según la empresa. Pero como no se ha producido, no está la revocación parcial solicitada de la Orden Ministerial de 29 de junio, Nuclenor ha remitido al Ministerio de Industria los Documentos Oficiales de Explotación de la Central Nuclear de Santa María de Garoña asociados al cese de la explotación siguiendo los procedimientos administrativos vigentes.

Por motivos económicos, no de seguridad

Nuclenor, formada por las eléctricas Endesa e Iberdrola, explica en su comunicado también que el escrito para que se revocara la orden se presentó sin haber recibido una respuesta de la Dirección General de Tributos a la consulta vinculante realizada sobre qué impuestos y tasas se tendrían que pagar por la planta burgalesa en el caso de que siguiera operando.

Nuclenor consideraría la posibilidad de solicitar una renovación de la autorización de explotación

En la carta de acompañamiento a la documentación para el cierre, Nuclenor expone, como ya indicó en el escrito presentado al Ministerio de Industria el pasado 28 de diciembre de 2012, que la comunicación de cese se debe a "motivos exclusivamente económicos", y no técnicos o de seguridad.

De este modo, "si se produjesen cambios normativos que así lo permitiesen, Nuclenor consideraría la posibilidad de solicitar una renovación de la autorización de explotación", dice el comunicado de la compañía.

"La documentación remitida al Ministerio de Industria ha seguido un proceso de evaluación por parte del Consejo de Seguridad Nuclear a lo largo de estos meses y debe ser aprobada por el Ministerio de Industria en el caso de que éste declarase el cese definitivo de la explotación", señala la empresa en un documento.

Noticias

anterior siguiente