Anterior Llegan a España 22 refugiados procedentes de Italia Siguiente Rivera arremete contra Podemos desde Venezuela: "Ellos vinieron a buscar dinero y nosotros venimos a ayudar" Arriba Ir arriba
La Junta de Andalucía inicia los trámites de expropiación de un piso cuyos ocupantes iban a ser desahuciados

Andalucía inicia en Huelva la primera expropiación de una vivienda para evitar un desahucio

  • La Junta ha publicado en el BOJA el inicio del expediente de expropiación

  • María del Carmen, la inquilina, ha recibido con alegría y alivio la noticia

|

Una vivienda de Huelva capital será el primer piso que expropie la Junta de Andalucía de forma temporal para evitar un desahucio por riesgo de exclusión social. La Junta de Andalucía ha publicado este jueves en el boletín oficial de la comunidad, el BOJA, el inicio del proceso después de que se haya comprobado que la familia residente cumple los requisitos.

María del Carmen Andújar, la afectada, ha recibido con emoción y alivio la noticia. Casada y con cuatro hijos, dos de los cuales son menores de edad -de 15 y 17 años- y se encuentran a su cargo, esta mujer de 41 años es la única de la unidad familiar que tiene trabajo, dos horas al día limpiando portales por el que percibe unos 350 euros mensuales.

Además de este dinero, la familia solo cuenta con la ayuda de 420 euros que percibe el marido por ser desempleado de larga duración, y otra complementaria de 80 euros que tiene concedida ella, lo que hace un total de algo más de 800 euros mensuales.

María del Carmen ha contado a Efe que ha vivido un año y medio de "auténtica angustia" desde que en octubre de 2011 perdiera su vivienda, ubicada en la barriada de La Hispanidad de Huelva, tras salir a subasta después de más de 15 meses sin pagar la hipoteca y el pasado 23 de abril le fuera notificada la orden de desahucio para el 14 de mayo, que no se ejecutó a raíz del inicio del procedimiento para acogerse a las medidas del nuevo decreto de la Junta.

Una angustia que hoy se torna alivio, alegría y esperanza, la que tiene en que el procedimiento de expropiación abierto por la Junta de Andalucía llegue a buen puerto y pueda permanecer en la que fuera su casa pagando un alquiler -el 25 % de los ingresos de la unidad familiar- durante tres años, un tiempo que le da margen para poder encontrar una solución.

Fue en 2004 cuando compró su casa, de cuatro dormitorios y dos baños, ubicada en uno de los barrios más humildes de la ciudad, por 78.000 euros y firmó una hipoteca con una financiera.

"Entonces todo eran ilusiones y no teníamos problemas para hacer frente a los pagos", ha señalado. Sin embargo, a finales de 2009, y después de la puesta en marcha de varios negocios de hostelería sin mucho éxito, la falta de liquidez llegó a esta familia, que optó por dar prioridad a cubrir sus necesidades básicas antes que al pago de la hipoteca.

Tras más de un año sin pagar unas cuotas que alcanzaron los 500 euros mensuales comenzaron a llegar las primeras cartas de la financiera que "no dio opción a buscar ninguna fórmula para afrontar el impago", relata María del Carmen.

Después vino la subasta, a la que no se presentó nadie, por lo que el piso quedó en manos de un Fondo de Inversión Hipotecario, y hace un mes la orden de lanzamiento: "Han sido meses de mucha angustia, de verme a mí y a mi familia en la calle, sin nada".

180 grados con la Plataforma Stops Desahucios

Sin embargo, la entrada en su historia de la Plataforma Stop Desahucios provocó un giro de 180 grados, ya que fueron sus miembros los que aconsejaron a María del Carmen acudir a la Junta de Andalucía para que se informara si cumplía los requisitos para solicitar la expropiación forzosa del uso de la vivienda acogiéndose al recién aprobado decreto ley.

A lo largo del último mes, cuenta esta mujer, han sido muchas las gestiones y cuantiosa la documentación que ha tenido que presentar, si bien comienza a ver la recompensa a tanto tiempo agobio y a tanta lucha, con la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el anuncio del su procedimiento, el primero de estas características en Andalucía.

Ahora se ha abierto un plazo de 15 días en los que se pueden presentar alegaciones, pero esta mujer ve más cerca la posibilidad de quedarse al menos otros tres años en su casa, en la que desde hace un año y medio se amontonan cajas con enseres a la espera de que llegara el día de tenerla que abandonar.

Considera que su historia es, por el momento, un ejemplo de "el que la sigue la consigue", por lo que ha animado a todos los que se encuentren en una situación similar a la suya a que "no se queden de brazos cruzados, que luchen".

Si no se aceptan las alegaciones, se establecerá el justiprecio y la emisión de informes técnicos de la dirección general de Vivienda y jurídicos, informa Europa Press.

Una vez emitidos estos informes, el último paso será llevar el proceso al Consejo de Gobierno para que este apruebe de forma definitiva la expropiación temporal del uso de la vivienda, concretamente durante tres años a contar desde la fecha del lanzamiento acordado por el órgano jurisdiccional, tiempo en el que la afectada podrá seguir residiendo en su piso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente