Enlaces accesibilidad

El iraní Farhadi demuestra en Cannes con 'Le passé' que la censura no pesa en su cine

       
  • La cinta, en competición en la sección oficial, la protagoniza Bérénice Bejo
  •    
  • A touch of sin, de Jia Zhangke, la otra película presentada a concurso

Por
Participación española en el festival de Cannes

Rodado en Francia y lejos de la censura que pesa sobre el cine iraní, Le passé es un filme con el que Asghar Farhadi continúa su análisis profundo de la familia y con el que ha dejado muy buen poso en su presentación en Cannes, más allá de si trabajar sin restricciones ha mejorado o no su trabajo.

Dentro de la competición oficial de esta edición, el filme del realizador iraní ha sido bien recibido en Cannes, donde Farhadi ha insistido en que su cine no cambia por el lugar en el que lo realiza, tras demostrar la solidez de una película protagonizada por la franco-argentina Bérénice Bejo.

"El hecho de estar en un contexto libre no hace que quiera ser otro", ha afirmado en rueda de prensa Farhadi, que ha agregado: "Yo soy iraní, puedo trabajar durante años fuera de Irán pero sigo siendo iraní y siempre voy a trabajar de la misma forma".

Ni siquiera el hecho de no tener que superar la censura iraní ha cambiado su forma de trabajar, ya que la peor censura no es la oficial, que tiene su propio funcionamiento, sino la autocensura. Esa "censura que te impones a ti mismo incluso en tu intimidad y que determina tus elecciones" es "infinitamente más peligrosa".

Esperado filme

Durante dos años, Farhadi ha trabajado en Francia para poner en pie este proyecto, muy esperado tras el éxito internacional de su anterior largometraje, Nader y Simin. Una separación, que ganó el Oso de Oro de Berlín y el Oscar a la mejor película en habla no inglesa. Y de nuevo la familia sigue siendo la base de esta nueva historia.

Bejo interpreta a Anne-Marie, una mujer con dos hijas, una de ellas adolescente, que se reencuentra con su exmarido para firmar los papeles de divorcio. Pero la llegada desde Irán de Ahmad supone una revolución para la nueva familia que ha formado junto a Samir.

"La elección de la familia como base de mis historias recientes viene de mi preocupación por sentirme cerca del espectador. No hay nada más universal que la familia, así que es terreno ganado entre el espectador y yo, porque no tengo que explicarle el contexto".

Una familia que en Le passé bascula todo el tiempo entre la verdad y la mentira, entre la ocultación y el descubrimiento de informaciones que pueden cambiar toda la estructura que les sostiene.

Dos meses de ensayos y dos de rodaje para hacer que todos se sintieran una gran familia y entendieran la forma de trabajar de Farhadi, que actúa como un coreógrafo, como ha explicado Bejo. "Nos da nuestro lugar preciso y cómo decir el texto en cada momento como en una coreografía. Somos intérpretes: adoro que el realizador tome en sus manos la historia y que yo solo me tenga que ocupar de mirar a mi compañero y recitar el diálogo", ha afirmado sonriente Bejo, que se dio a conocer internacionalmente con The artist.

El francés Tahar Rahim (Samir), el iraní Ali Mosaffa (Ahmad) y la joven Pauline Burlet (la hija mayor, Lucie) completan el elenco de un filme tan similar como diferente a Nader y Simin.

A Touch of Sin, del chino Jia Zhangke

También este viernes se ha presentado en Cannes Tian Zhu Ding (A Touch of Sin), del director Jia Zhangke, la única película de China que compite por la Palma de Oro.

En su película, el director señala a las autoridades por su confrontación con la modernidad, aunque Zhangke ha asegurado que la censura no supone ningún problema, ya que la película está basada en hechos reales ampliamente cubiertos por la prensa china.

Así, en su película incluye las luchas de los mineros del carbón contra la corrupción regional, los trabajadores inmigrantes en constante movimiento, las prostitutas víctimas de abusos y los suicidios de trabajadores frustrados de las líneas de montaje de las fábricas.

"No hay justicia!", grita uno de los personajes de la película sobre su frustrado intento de evitar los sobornos de los jefes regionales.

Noticias

anterior siguiente