Enlaces accesibilidad

Francia entró en recesión en el primer trimestre y Alemania no consigue remontar

  • La eurozona mitiga su caída respecto al trimestre anterior: -0,2% frente a -0,6%
  • La economía gala se contrajo 0,2% hasta marzo, lo mismo que al final de 2012
  • Bruselas condiciona la prórroga a París para reducir déficit a reformas "creíbles"
  • El PIB alemán avanzó un raquítico 0,1% entre enero y marzo
  • España retrocedió un 0,5%, algo menos que a finales del año pasado
  • Italia se hunde un 0,5% y suma siete trimestres consecutivos de caída
  • Finlandia entra también en recesión, al retroceder un 0,1%

Por
La zona euro cumple más de un año y medio en recesión

Francia entró en recesión en el primer trimestre, cuando su economía se contrajo un 0,2%, un retroceso igual al que registró en el último trimestre del año pasado (-0,2%), según el dato adelantado publicado este martes por el instituto nacional de estadística galo (Insee). Esto significa la primera entrada en recesión de este país en los últimos cuatro años. La crisis económica de todo su entorno también está pasando factura a Alemania, que no ha conseguido remontar su actividad económica, aunque elude por ahora la recesión ya que, entre enero y marzo, su PIB creció un 0,1%, según Destatis, la oficina estadística federal.

El organismo alemán de estadística achaca ese crecimiento "débil" -y menor al esperado por los analistas- al "anormalmente largo y frío invierno". Además, ha rebajado por segunda vez el dato adelantado sobre el crecimiento del último trimestre del año pasado, cuando la economía de la locomotora europea cayó un 0,7% en lugar del 0,6% estimado.

Según el dato preliminar de Destatis, el crecimiento del PIB alemán entre enero y marzo se basó casi exclusivamente en el consumo de los hogares, frente al descenso de la inversión. Por su parte, el sector exterior "casi no tuvo impacto en el crecimiento económico" del primer trimestre, lo que refleja la débil demanda de una zona euro en crisis.

Tampoco son buenos los datos de la tercera economía de la eurozona: Italia, que se contrajo un 0,5% entre enero y marzo pasados, con lo que suma ya siete trimestres consecutivos en negativo. Este es el período más largo con retrocesos en su PIB desde que empezaron a recopilarse los datos trimestrales en 1970.

La zona euro sigue cayendo, pero menos que en 2012

Esta crisis se observa en el dato global del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro, que cayó un 0,2% en el primer trimestre respecto a los tres meses precedentes, cuando ese retroceso fue del 0,6%.

Según la primera estimación publicada este miércoles por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística, la economía de la Unión Europea (UE) bajó un 0,1%, menos que el 0,5% que retrocedió en el cuatro tramo de 2012.

Ambas zonas están en recesión desde el cuarto trimestre de 2011, la segunda que registran desde el inicio de la crisis económica en 2008.

En términos interanuales -si se compara con los datos del primer trimestre de 2012-, la economía de la eurozona acumula una contracción del 1%, mientras que la de la UE retrocede un 0,7%. Ambos datos son peores a los que había al final del año pasado: 0,9% y 0,6%, respectivamente.

Si se analizan los datos nacionales, ya son diez los países de la UE que están en recesión: España, Italia, Francia, Portugal, Grecia, Chipre, Holanda, Finlandia, República Checa y Eslovenia (este último país va con retraso y solo hay datos del cuarto trimestre de 2012).

En España, el PIB retrocedió el 0,5% entre enero y marzo, tras la bajada del 0,8% registrada en el último trimestre del año pasado, según Eurostat.

Respecto a Portugal, sus datos intertrimestrales muestran cierta mejora, ya que reduce su caída desde el 1,8% anterior al 0,3% registrado entre enero y marzo. Según el instituto portugués de estadística, la principal causa que explica este retroceso más amortiguado es la reducción "más intensa" de lo esperado de las importaciones, debido a la continuidad de la caída de la demanda interna que sitúa el nivel de consumo en mínimos históricos.

En cuanto a Grecia, Eurostat no incluye desde hace meses los datos trimestrales, aunque sí recoge los interanuales. Así, la economía helena cayó un 5,3% entre el primer trimestre de 2012 y el mismo período de este año, un retroceso algo menor al que había al final de 2012 (5,7%).

Bruselas condiciona la prórroga para reducir déficit

Con los datos de Francia sobre la mesa, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha avisado a París de que, si quiere obtener la ampliación prometida del plazo para reducir su déficit por debajo del 3%, tendrá que proseguir con las reformas estructurales.

La prórroga de dos años en los objetivos de déficit se aprobará "si Francia presenta un programa creíble de reformas con el que pueda recuperar su competitividad", ha condicionado Barroso en declaraciones a la radio francesa Europe 1, donde ha indicado que la segunda mayor economía del euro ha perdido competitividad "en los últimos 20 años".

Durao Barroso, que este miércoles recibe en Bruselas al presidente francés, François Hollande, ha justificado la ampliación del plazo porque "no se puede hacer una aplicación ciega del Pacto de Estabilidad, hay que hacer una aplicación inteligente". Ahí, ha destacado que Francia ha disminuido a la mitad su déficit nominal, aunque "la deuda sigue extremadamente elevada" y el pago de sus intereses representa la primera partida de su presupuesto, por encima incluso de la educación.

El presidente de la Comisión también ha aprovechado la entrevista para defender la política económica europea que es -a su juicio- "un plan para el crecimiento. Pero para tener crecimiento hace falta confianza, y no habrá confianza si no ponemos nuestro déficit en orden".

París mantiene que crecerá un 0,1% este año

Respecto al dato definitivo de 2012 en Francia, el Insee ha confirmado su primera estimación: crecimiento cero, tras revisar a la baja el crecimiento del tercer trimestre del ejercicio y rebajarlo desde el 0,2% preliminar al 0,1%.

La previsión del instituto para este año es que la economía francesa se contraerá un 0,3% y, a la vista del resultado del primer trimestre, para cumplir ese diagnóstico y no empeorarlo, los otros tres trimestres deberían cerrarse con crecimiento cero.

Pese a lo ocurrido entre enero y marzo, el Gobierno mantiene una estimación diferente y más optimista, ya que confía en que la economía crecerá un 0,1%.

Detrás del empeoramiento de los datos de 2012 en Francia está una caída más fuerte de lo calculado en el poder de compra de los hogares (-0,9% en lugar del -0,4% adelantado) y de su consumo, que cayó un 0,4%, tres décimas más del dato preliminar.

Por contra, el Insee ha ratificado que el déficit público se situó en un 4,8% el año pasado y que la deuda pública avanzó hasta el 90,2% del PIB.

El norte se contagia

El norte europeo también empieza a resentirse de la crisis del euro: Finlandia entra en recesión técnica después de que su economía cayera un 0,1% en el primer trimestre, Holanda sigue en la recesión en la que entró hace unos meses y Austria registró un crecimiento cero.

Por su parte, Bélgica ha eludido la recesión al remontar y crecer un 0,1% hasta marzo (había caído un 0,1% en el anterior). Eslovaquia se mantiene fuera de los datos negativos: creció un 0,3% en el primer trimestre, algo más que en los dos períodos precedentes, cuando avanzó un 0,15 y un 0,2%.

Fuera de la zona euro, República Checa experimenta un fuerte agravamiento de su crisis, ya que su economía retrocedió un 0,8% entre enero y marzo, muy por encima de la caída del 0,3% que había registrado en los dos trimestres precedentes.

Estonia (miembro de la moneda única) ha registrado su primer trimestre de caída (-0,1%), al contrario de sus vecinas bálticas (no integradas en el euro), que mantienen un buen tono de crecimiento: Lituania subió un 1,3% y Letonia, un 1,2%.

Magros avances fuera del euro

Además, Reino Unido elude la caída en la recesión, ya que ha conseguido rebotar un 0,3% entre enero y marzo, tras la reducción del 0,3% de su PIB al final de 2012.

Hungría también mejora sus datos al crecer un 0,7%, frente a la contracción del 0,4% del trimestre anterior, el crecimiento cero del tercer tramo del año y el retroceso del 0,6% del segundo.

Bulgaria sigue en su línea de avances mínimos en su PIB, ya que creció un 0,1%, igual que en el segundo y tercer trimestres del año pasado. En el último tramo de 2012 registró crecimiento cero.

Igual tónica que la búlgara se observa en Polonia, la economía más grande de las que se incorporaron a la UE en 2004: creció un 0,1% entre enero y marzo, igual que en el segundo trimestre de 2012 y algo más que en el cuarto tramo de ese año, cuando registró crecimiento cero.

En cuanto a Rumanía, los datos de Eurostat muestran cierta mejoría: su PIB repuntó un 0,5% en el primer trimestre, algo más que el 0,4% de crecimiento del período precedente.

En la tabla de la oficina de estadísticas comunitarias faltan los datos del primer trimestre de seis países: Dinamarca, Irlanda, Luxemburgo, Suecia, Malta y Eslovenia.

Noticias

anterior siguiente