Enlaces accesibilidad

El Gobierno portugués anuncia recortes de 800 millones este año en todos los servicios públicos

  • Ese recorte es superior al de 600 millones anunciado por el primer ministro
  • No ha concretado aún el reparto por áreas de esos ajustes

Por
El Gobierno de Portugal anuncia recortes por valor de 800 millones en servicios públicos

Portugal ha anunciado este jueves recortes en "todos" los servicios públicos por valor 800 millones de euros este año, unas medidas que tratan de cumplir sus objetivos de déficit y la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló otras decisiones anteriores de austeridad que suponían un total de 1.300 millones. Esto modifica lo dicho en un principio por el primer ministro luso, Passos Coelho, que señaló que en 2013 se recortarían en torno a 600 millones y que el resto se aplicarían en 2014.

Tras un Consejo de Ministros que se prolongó hasta la madrugada de este jueves, el Ejecutivo luso ha explicado las primeras medidas acordadas con la misión de la troika que visita Lisboa y cuyo importe por áreas aún debe "concretar" y exponer a la oposición, los empresarios y los sindicatos, que en su mayoría rechazan más austeridad.

Entre los recortes de gasto aprobados para este año, se incluyen los que resultan de reformular los fondos estructurales de la UE y el aumento en 50 millones de euros (se pasa de 250 a 300 millones) del ahorro previsto en la renegociación con las sociedades público-privadas que trabajan en infraestructuras.

Según el Gobierno, los recortes, que equivalen a un 0,5% del PIB, permitirán al país recibir un nuevo tramo de su rescate financiero del total de 78.000 millones de euros, así como obtener más tiempo para devolver esos préstamos a la UE y al Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la rueda de prensa en la que se han anunciado las decisiones del Consejo de Ministros también se ha explicado que el próximo noviembre se abonará la extra de Navidad a los funcionarios públicos, un pago que se había eliminado en el plan de austeridad del Gobierno conservador. El Tribunal Constitucional del país anuló esa medida junto a la supresión de la paga extra de los pensionistas.

La paga extra se abonará en noviembre

Según la prensa portuguesa, el ministro de la Presidencia, Luis Marques Guedes, ha confirmado que ese pago se hará a partir de ahora en noviembre, por lo que se ha cambiado su nombre: será extra de festivos en lugar de extra de Navidad.

Por su parte, el secretario de Estado de Presupuestos, Luis Morais Sarmento, ha señalado que las medidas adoptadas "afectan a los gastos en personal, bienes y servicios, así como otros gastos corrientes" y ha reconocido que su aplicación "tendrá un alto grado de dificultad" y "colocará bajo una fuerte presión a los servicios públicos".

Morais Sarmento ha reiterado que afectarán a todas las áreas y que los detalles se incluirán en la rectificación del presupuesto que se presentará a finales de mayo.

El ministro de la Presidencia también ha incluido en los recortes por 800 millones acciones como una reducción salarial no detallada para el conjunto del sector público, con cerca de 600.000 funcionarios.

El responsables presupuestario solo ha concretado que esos recortes que se aplicarán en el gasto de personal se ejecutarán antes de pagar la extra en noviembre y ha indicado que la reducción en la reposición del personal de la Administración pública será ahora más restrictiva de lo programado en un principio.

Además, contempla ampliar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años y modificar los regímenes de cotización a la Seguridad Social, aunque estas medidas serán aún "objeto de diálogo" con empresarios y sindicatos.

Esos recortes de personal público se debatirán con los sindicatos en un proceso de negociación, según Marques Guedes, quien recuerda que, tras la sentencia del Constitucional y debido a que no hay margen de subida de los impuestos, la única forma de conseguir ajustar las cuentas públicas es con "un redimensionamiento" de la masa salarial.

Noticias

anterior siguiente