Enlaces accesibilidad

Maduro y Capriles se acusan de promover la violencia postelectoral que deja ya siete muertos

  • Hay más de un centenar de arrestados y al menos 61 heridos por los disturbios
  • Miembros del Ejecutivo de Maduro culpan a las "hordas fascistas" de Capriles
  • El Gobierno prohíbe una marcha opositora y promete mano dura
  • La negativa de Maduro a un recuento total de los votos ha encendido las calles

Por
Maduro y Capriles se acusan de promover la violencia postelectoral que deja ya siete muertos

Venezuela ha entrado en una peligrosa espiral de incertidumbre política y violencia callejera. Las reñidas elecciones presidenciales han encendido las calles. La fiscal general, Luisa Ortega, ha informado de que se han producido siete muertos en incidentes derivados de las protestas convocadas por la oposición tras la proclamación este lunes de Nicolás Maduro como ganador de los comicios

"En estos hechos violentos fallecieron siete venezolanos, de esos siete, uno de ellos era funcionario policial, de la Policía del Táchira (oeste)", ha indicado Ortega en una comparecencia pública. Además, 61 personas han resultado heridas y 135 personas han sido arrestadas.

El líder de la oposición, Henrique Capriles, ha hecho un llamamiento a sus seguidores a reclamar de forma pacífica y ha dicho que el que "se pone del lado de la violencia no está" con su proyecto. Además, ha mostrado su disposición a dialogar con el Gobierno de Maduro para que se pueda resolver la "crisis".

Maduro advirtió en la tarde del martes que no permitirá una marcha opositora convocada el miércoles por la oposición.

Usted no van a llenar de muerte y sangre el centro de Caracas

"Ahora están planteándose para mañana una marcha al centro de Caracas, no se va a permitir la marcha al centro de Caracas, ustedes no van a ir al centro de Caracas, a llenar de muerte y de sangre, no la voy a permitir", ha indicado Maduro.

Capriles ha pedido a sus seguidores que no se manifiesten. "He tomado la decisión: mañana (por el miércoles) no vamos a movilizarnos y le pido a todos mis seguidores recogerse. El que salga está en el lado de la violencia, está haciéndole el juego al Gobierno", ha indicado en una rueda de prensa.

Sociedad venezolana polarizada

La negativa de Capriles a reconocer la ajustada victoria de Nicolás Maduro ha dividido aún más a la polarizada sociedad venezolana. Partidarios y opositores del chavismo se enfrentaron en las calles este lunes, después de que el candidato oficialista se proclamara presidente y se negara a realizar un nuevo recuento de votos, como han solicitado la oposición y organismos internacionales.

Maduro ha responsabilizado directamente a su rival del derramamiento de sangre, y le ha dicho que tendrá que responder por ello. "Usted señor amarillo (Capriles) se ha portado fuera del marco de la Constitución y la ley y tiene que responder ante la Constitución ante la historia y ante la ley, porque usted es responsable de los muertos que hoy estamos velando",

Por su parte, Capriles ha denunciado que el Gobierno del recién elegido presidente ha ordenado los violentos disturbios para evitar un recuento de votos.

"Hordas fascistas"

El ministro de Asuntos Exteriores ha confirmado que uno de los fallecidos es un simpatizante chavista, pero no ha dado más detalles sobre la identidad de los otros fallecidos. Elias Jaua ha explicado que una persona murió y otra resultó herida por disparos desde un automóvil supuestamente de opositores contra un grupo de ciudadanos que festejaba anoche en Caracas la victoria de Maduro.

El hecho sucedió en la urbanización La Limonera, en el municipio caraqueño de Baruta, cuando José Luis Ponce, de 45 años, y Rosilia Reyes, de 44, fueron alcanzados por disparos cuando se encontraban "gritando consignas a favor del triunfo" de Maduro. "Sectores sociales pudientes creen que es un privilegio territorial exclusivo de ellos vivir en esa zona", ha añadido Jaua en una alocución ante el cuerpo diplomático.

Asimismo, Jaua ha señalado al exalcalde de Chacao y coordinador del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, como responsable "corrupto y violento" del "proceso de reclutamiento y pago para el desarrollo de la violencia”, advirtió.

El ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, ha responsabilizado  también a Capriles “por los destrozos que se han venido sucediendo y por cualquier otro escenario de violencia que puede presentarse en el país".

Su predecesor en el cargo, el ex ministro de Información y Comunicación y miembro del equipo de campaña electoral de Maduro, Andrés Izarra, ha culpado a través de Twitter directamente a la oposición: "Terroristas matan a 3 en Boston, mundo se estremece (sic). Las hordas de #CaprilesFascista matan a cuatro y a nadie le importa".

Cacerolada y "amenazas"

Los opositores respondieron este lunes con una gran cacerolada y protestas en todo el país a la decisión del Consejo Nacional Electoral de proclamar ganador de las elecciones del domingo a Nicolás Maduro, pese a las peticiones de Capriles de que se hiciera un recuento de todos y cada uno de los votos, una opción a la que inicialmente se mostró favorable Maduro, pero que cambió después sin explicación alguna.

El CNE, según su tercer informe de resultados, escrutado un 99,55% de los 14.917.057 votos válidos, ha dicho que Maduro gana a Capriles por 272.865 votos. El oficialista ha obnteido 7.575.506 votos (50,78 %) y el opositor 7.302.641 (48,95 %), por lo que están separados por 1,83 puntos porcentuales.

La cadena progubernamental teleSUR ha denunciado además, que decenas de opositores se han concentrado frente a su propia sede y la de la Venezolana de Televisión (VTV) para protestar por el supuesto fraude electoral. "Han amenazado al personal", ha informado en directo la presidenta de la cadena panamericana, Patricia Villega.

Maduro denunció anoche que grupos opositores han quemado las sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en los estados de Anzoátegui y Táchira, "con gente dentro", y que lo han intentado con la de Barinas, aunque sin éxito.

Noticias

anterior siguiente