Enlaces accesibilidad

El bienestar de los niños no depende solo del dinero, según UNICEF

  • Estados Unidos está al mismo nivel que Letonia, Lituania y Rumanía
  • Holanda y los países nórdicos se encuentran a la cabeza
  • Existe temor a que los recortes en gasto social puedan hacer mella

Por

Vivir en un país rico no garantiza el bienestar de su hijo. Es lo que se desprende de un estudio de UNICEF sobre la situación de los niños en 29 países ricos en el que se asegura que "no existe una relación directa entre el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita y el bienestar general de los niños".

Un ejemplo claro es el de Estados Unidos -uno de los países más ricos del mundo- cuya clasificación en satisfacción infantil está al nivel de Letonia, Lituania y Rumanía, países que se encuentran entre los de menores recursos de Europa.

A la cabeza de la lista se encuentran Holanda y los países nórdicos -Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia- donde los niños viven mejor a nivel mundial, mientras que en la categoría media de la clasificación se encuentran varios países del sur de Europa como Italia, España y Portugal.

Los niños españoles, optimistas

Precisamente, en España ha concurrido una diferencia notoria. Los niños españoles junto a los de Estonia y Grecia han otorgado a su bienestar una clasificación mucho más alta que la obtenida realmente de la investigación. Al contrario, los menores de Alemania, Luxemburgo y Polonia, que puntuaron peor su bienestar del que realmente tienen.

El responsable de la investigación de UNICEF, Chris De Neubourg, ha reconocido el temor evidente de que los recortes de gasto público en países como España tenga un efecto negativo.

Es difícil predecir cómo afectará la crisis a las familias con hijos pero hay un temor evidente a que los recortes de gasto público tengan un impacto negativo

"Hay temor cuando vemos lo que pasa, pero es difícil proyectar como esta situación afectará a las familias con hijos o familias monoparentales", ha indicado el autor de este informe, quien reconoce que la pobreza infantil puede evitarse si hay voluntad política para esto.

"Cada vez que se estudian o aprueban nuevas medidas políticas, los gobiernos deben analizar sus consecuencias concretas para los niños, las familias con hijos, las familias monoparentales y los adolescentes", ha recomendado De Neubourg.

El estudio -que recoge datos sobre bienestar material, salud y seguridad, educación, conductas y riesgos, vivienda y medio ambiente- muestra avances importantes en "conductas y riesgos".

Dos tercios de los encuestados afirman que nunca han sido víctimas de acoso escolar ni han participado en peleas y sólo un 15 por ciento de los menores entre 11 y 15 años confiesa haberse emborrachado al menos dos veces en su vida.

En el aspecto más negativo, el bajo nivel de actividad física en Estados Unidos e Irlanda. Solo una cuarta parte de los niños hace ejercicio al menos una hora al día.

Noticias

anterior siguiente