Enlaces accesibilidad

Pablo Berger: "¿10 Goyas? ¡Estoy mudo!"

Por
Pablo Berger, Goya al Mejor Guion Original por 'Blancanieves'

“¿10 Goyas? ¡Qué barbaridad! ¡Estoy mudo!”. Asombro absoluto en las primeras palabras de Pablo Berger ante el recuento final de BlancanievesEl Goya a J.A. Bayona a Mejor dirección por Lo imposible le había metido el miedo en el cuerpo antes de la entrega del Goya a mejor película. “No me lo esperaba. Yo ya decía Lo imposible otra vez”. Pero no, Blancanieves, ya es oficial, es la película más guapa del cine español en 2012.

Berger, tres veces premiado (mejor canción, mejor guión y mejor película) se ha mostrado especialmente emocionado recordando a sus padres con el segundo galardón. “Sobre todo soy guionista. Ellos (mis padres) ya no están aquí pero se lo dedico”. Los reconocimientos de Blancanieves son directamente proporcionales a los obstáculos de su gestación. Nueve años ha tardado Berger en rodar su segunda película tras Torremolinos 73 (2003). Blancanieves tenía todas las trazas de un proyecto destinado a un cajón. El tesón (e ilusión) de Berger levantó un proyecto en el que nadie creía. A una semana de rodaje, tuvo que encajar el estreno en Cannes de The artist, una película de idéntico espíritu que, además, acabó siendo el fenómeno cinematográfico del año pasado.

Maribel Verdú, segundo Goya a mejor actriz por su madrastra muda, ha recordado en su discurso a los desahuciados. “Me ha salido el alma, no solo es la cultura la que está sufriendo. No me esperaba el premio, pensé que iba a pasar como el año de La buena estrella”. Y Macarena García, “Blancanieves”, deseaba que su Goya “sirva para que siga trabando y haciendo películas maravillosas”.

Bayona: “El cine español necesita película grandes, medianas y pequeñas”

Fiel a su fama de revienta récords, J.A Bayona ha batido el de tiempo en posesión de un premio Goya: apenas unos segundos en sus manos antes de regalar su estatuilla a mejor dirección a María Belón, la superviviente real del tsunami que ha inspirado su película.

"Está bien hacer películas grandes, no es ser arrogante, y el cine español necesita películas grandes, medianas y pequeñas, así como que vosotros os sigáis emocionando como nos emocionamos nosotros", ha resaltado. "Estamos recompensados, con y sin Goya. Estamos alegres de que los  compañeros hayan agradecido nuestro trabajo. El premio de director  engloba el trabajo en equipo, que es lo que ha sido Lo imposible".

Alejandro Amenábar, no ocultaba su afinidad con Bayona. “Es una película que me gusta especialmente y me ha hecho mucha ilusión entregarle el premio”.

Pepe Sacristán: “No lo he vivido como una espinita”

La noche se anunciaba como reparadora para tres actores históricos del cine español. Concha Velasco recogía su anhelado Goya Honorífico: “Yo nunca he tenido un Goya, es lo que más deseaba”.

Pepe Sacristán recibía un Goya a mejor actor por El muerto y ser feliz que se ha convertido en el segundo homenaje de la gala. “Es una aventura emocionante y rejuvenecedora rodar con directores jóvenes. Además, soy uno de los padres de la criatura”, afirmaba recordando sus orígenes como uno de los nueve fundadores de la Academia de cine. “Me siento muy orgulloso de cómo está hoy la Academia. No la he vivido como una espinita, si no se hubiera dado a otro hubiera sido perfecto. Sólo echo de menos que Alfredo Landa me hubiera abrazado".

Pero la sorpresa saltaba en la categoría de mejor actriz secundaria. Ángela Molina se quedaba sin primer Goya al ser superada por Candela Peña (Una pistola en cada mano). Tras su crudo discurso, la actriz se deshacía entre bastidores abrazada por Javier Cámara. “"Estoy atacada, pensaba que se lo daban a Ángela Molina”.

Candela Peña: "Estoy atacada, pensaba que se lo daban a Ángela Molina"

Si el año pasado Arrugas rompía las barreras del cine de animación con dos premios, Las aventuras de Tadeo Jones se ha llevado este año tres (mejor película de animación, mejor guión adaptado y mejor dirección novel). Enrique Gato, su director, sacaba pecho: "Tadeo Jones ha demostrado que se puede competir y hace cosas enormes”.

Y Javier Bardem conseguía su sexto cabezón, el primero como productor, por Hijos de las nubes, el documental sobre le pueblo saharaui. “Ha sido difícil de financiar, es un trabajo más importante que cualquier ficción”, afirmaba el actor.

Noticias

anterior siguiente