Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
La OCU detecta dos marcas de hamburguesas que llevan carne de caballo sin avisar en el etiquetado

La OCU detecta dos marcas de hamburguesas que llevan carne de caballo sin avisar en el etiquetado

  • Tras estudiar 20 tipos de hambuguesas envasadas vendidas en supermercados

  • Lo consideran "un engaño al consumidor"; 16 carnes contenían sulfitos

  • Otras hamburguesas analizadas contenían altos porcentajes de grasa y sal

|

La OCU ha detectado dos marcas de hamburguesas que contienen carne de caballo sin advertirlo en el etiquetado tras el análisis de una veintena de hamburguesas frescas envasadas, por lo que exige una investigación urgente a las administraciones competentes, aunque aclaran que no es por un problema de seguridad alimentaria si no de engaño a los compradores que creen que están adquiriendo solo carne de vacuno.

La pasada semana, las autoridades alimentarias irlandesas advirtieron que habían hallado restos de carne de caballo en hamburguesas de cinco cadenas de supermercados con presencia en la República de Irlanda y en el Reino Unido, como Tesco, Aldi o Lidl, cuyos ingredientes "provienen de Holanda y España".

El Ministerio de Agricultura español aclaró que la producción y venta de carne de caballo es legal, y que nuestro país es exportador de este tipo de carne y que el producto tiene que superar los mismos controles sanitarios que cualquier otro tipo de carne.

Conservantes, colorantes y sulfitos

Debido a la alerta irlandesa, la OCU decidió analizar el ADN de las hamburguesas en su estudio, y ahí es donde detectaron las carne de equino. Tambíen han encontrado que 16 de las 20 carnes analizadas llevan sulfitos, otro aditivo cuya utilidad es inhibir el crecimiento de bacterias y mantener el color original de la carne.

Para añadir los sulfitos, los fabricantes utilizan un truco legal: denominar a su hamburguesa como "burguer meat".

Explica que los sulfitos no son inocuos en cantidades altas, pero alguna de las hamburguesas analizada lleva el 90 por ciento de la Ingesta Diaria Admisible (IDA) de sulfitos para un niño, por lo que no debería tomar más sulfitos en ese día, ni añadir kétchup o mostaza.

Otros parámetros analizados son la grasa, el aporte calórico y la sal. La mayoría de hamburguesas supera con creces el contenido de grasa de una pieza de carne vacuno.

Algunos productos llegan a un 23 por ciento y un 25 por ciento, porcentajes claramente excesivos, según indica la OCU, puesto que a mayor contenido graso, menor contenido proteínico.

La media de aporte calórico encontrado es de 200 calorías por cada 100 gramos de preparado de carne, por lo que a mayor contenido de grasa y mayor tamaño de la hamburguesa, aumentan las calorías.

Respecto a la sal, la gran mayoría de las hamburguesas superan con creces el 1 por ciento, que la OCU entiende es excesivo y nada recomendable

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente