Enlaces accesibilidad

El príncipe Guillermo, el primer rey de Holanda en un siglo, del brazo de una argentina

  • Su madre, la reina Beatriz, ha abdicado este 28 de enero tras 33 años
  • Guillermo de Orange sería nombrado rey el próximo 30 de abril
  • Su mujer es la argentina Máxima Zorreguieta, hija de un ministro de la dictadura
  • Los príncipes, que tienen tres hijas, se conocieron en Sevilla

Por
El príncipe Guillermo de Holanda y su mujer, la princesa Máxima
El príncipe Guillermo y la princesa Máxima de Holanda visitan el palacio presidencial en Singapur. EFE EFE

Guillermo Alejandro de Holanda, príncipe de Orange-Nassau y primogénito de la reina Beatriz, que ha abdicado este lunes, nació el 27 de abril de 1967 en el Hospital Universitario de Utrecht (Holanda). Pasó su infancia en el castillo de Drakensteyn, en la comuna de Lage Vuursche, cerca de Utrecht.

Desde que Beatriz accedió al trono de Holanda en 1980, el príncipe se convirtió en heredero de la Corona. Como tal, ostenta los títulos de Príncipe de Orange-Nassau, título histórico reservado al hijo mayor del Rey.

En 1981 se trasladó con la Familia Real a La Haya y en 1985 obtuvo el título de Bachiller Internacional en el Atlantic College de Llantwit Major, en Gales (Reino Unido). Al igual que la reina Beatriz, es miembro del Consejo de Estado desde su mayoría de edad.

Finalizado su servicio militar en la Marina Real en 1987 y después de una formación de varios meses en el Instituto Real de la Marina en Helder, embarcó en varios buques de la Armada.

Licenciado en Historia por la Facultad de Letras de la Universidad de Leyde, obtuvo un máster en Historia en 1993. Tras finalizar su formación académica, obtuvo el diploma militar de piloto en el 334 Escuadrón de Transporte del Ejército del Aire.

Más presencia en los actos oficiales de la Casa Real

El Príncipe posee los grados de capitán de Navío, coronel de Infantería y coronel de la Fuerza Aérea. Desde que terminó sus estudios representa cada vez con más frecuencia a la Casa Real en actos oficiales.

Otras de sus obligaciones oficiales son la presidencia de la Fundación Orange y sus visitas regulares a instituciones públicas, que le permiten estar al corriente del funcionamiento de la vida política de los Países Bajos.

Entre las materias que ocupan principalmente su atención es la gestión del agua. En este sentido, desde 2006 preside la junta asesora de Aguas y Servicios de la Secretaría General de la ONU. Además, el príncipe Guillermo ha sido miembro del alto patronazgo del Comité Olímpico Holandés y desde febrero de 1998 pertenece al Comité Olímpico Internacional.

Su mujer, la argentina Máxima Zorreguieta

La argentina Máxima Zorreguieta Cerruti, que será la futura reina de los Países Bajos, es una de las personas más queridas de la Casa Real holandesa tras contraer matrimonio con el príncipe Guillermo.

Máxima que se casó con Guillermo, heredero del trono holandés, hace casi once años, nació en Buenos Aires el 17 de mayo de 1971. Su carácter abierto y su enorme personalidad le han hecho muy popular tanto en Holanda como en los países iberoamericanos.

Máxima Zorreguieta pertenece a una familia de la clase alta bonaerense; es la cuarta hija de Jorge Zorreguieta, ministro de la dictadura que gobernó ese país desde 1976 a 1983  y la primera fruto de su segundo matrimonio con María del Carmen Cerruti.

La princesa se educó en su ciudad natal, donde cursó bachillerato en el colegio bilingüe Northlands. Excelente estudiante se licenció en 1995 en Ciencias Económicas por la Universidad Católica de Argentina. Completó sus estudios con un máster en Boston, Estados Unidos.

Una vez finalizada su formación, se instaló en Nueva York, donde se incorporó a HSBC James Capel Inc, compañía en la que llegó a ser vicepresidenta de Ventas Institucionales de América Latina. Posteriormente trabajó en Dresdner Kleinworth Benson.

Después, en 1999, la esposa del príncipe Guillermo fue una ejecutiva de alta dirección en el Deutche Bank de Nueva York y posteriormente se trasladó a Bruselas para trabajar en la Oficina Representativa de esta entidad financiera donde permaneció hasta abril de 2001.

Romance en Sevilla

En ese año, concretamente el 30 de marzo de 2001, la reina Beatriz de Holanda anunció el noviazgo oficial de la pareja que se conoció en Sevilla en mayo de 1999 durante una fiesta en la capital andaluza.

El anuncio oficial de su compromiso provocó algunas reacciones adversas en sectores sociales holandeses por el pasado político de su padre, quien para evitar problemas no asistió a la boda que se celebró en la catedral de Amsterdam el 2 de febrero de 2002.

Máxima, que se convertiría en el miembro más popular de la familia real de Holanda, supo ganar desde el primer momento con su espontaneidad el corazón de los holandeses, que la vieron llorar la ausencia de sus padres el día de su matrimonio.

La esposa del futuro rey habla español, inglés, italiano y holandés y es miembro del Consejo de Estado desde 2004, al igual que la reina Beatriz y el príncipe Guillermo. Forma parte de la Fundación Orange, encargada de promover el bienestar social en los Países Bajos, y es presidenta del Patronato de la Cátedra Príncipe Claus para el fomento de la cooperación para el desarrollo, entre otros cargos.

Amalia, Alexia y Ariane, sus tres hijas

El 7 de diciembre de 2003 dio a luz su primogénita, la princesa  Amalia, que con la abdicación de la reina Beatriz se convierte en la heredera al trono que ocupará su padre a partir del 30 de abril. Dos años después nació su segunda hija, Alexia, y en abril de 2007, su tercera hija, Ariane.

Los príncipes vivieron uno de los momentos más trágicos de su matrimonio con motivo del accidente de su cuñado, el príncipe Friso, el 17 de febrero de 2012, quien quedó malherido tras ser sepultado por una avalancha de nieve en Lech (Austria).

Noticias

anterior siguiente