Enlaces accesibilidad

Los empleados públicos cobrarán la mitad de su sueldo los días que falten por enfermedad

  • El recorte se aplicará aunque la ausencia esté justificada, denuncia CC.OO.
  • Así se fija en una enmienda del PP en el Senado a los Presupuestos de 2013
  • Hasta ahora, ese recorte se aplicaba en los casos de bajas médicas temporales
  • Desde Hacienda se asegura que las Administraciones tienen cierto margen

Por

El Gobierno quiere que los empleados públicos cobren la mitad del sueldo correspondiente a los días que falten a trabajar debido a una enfermedad o accidente que no les obligue a pedir una baja temporal. De esta manera -a través de una enmienda introducida por el PP en los Presupuestos de 2013 a su paso por el Senado-, se extiende la reducción salarial que los recortes del pasado mes de julio impusieron a los casos de baja temporal.

Este recorte en la nómina se aplicará cuando los empleados públicos falten a su trabajo entre uno y tres días por enfermedad o accidente, aunque esas ausencias estén justificadas y no requieran un parte de baja temporal. En la Administración pública, solo se permite faltar tres días sin pedir una baja médica, por lo que al partir del cuarto se debe aportar ese documento.

Desde el Real Decreto del 13 de julio, se aplican descuentos salariales para los casos de bajas médicas. Entre el primer y el tercer día de esa incapacidad temporal, se cobra el 50% del sueldo correspondiente a esos días, mientras que el recorte aumenta con el paso de las jornadas.

CC.OO. ha denunciado esta nueva situación, introducida a través de la puerta del Senado. Fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas han confirmado a RTVE.es el contenido de la enmienda, pero también han asegurado que el texto "da cierto margen a las Administraciones correspondientes". De hecho, aseguran, "es lo que ahora se ha empezado a negociar con las centrales sindicales de la Administración General del Estado".

Hacienda desmiente el resto de denuncias

Además, en un comunicado, CC.OO. asegura que en la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado de este lunes, el Ejecutivo indicó que, cuando un empleado público sufra una gripe o una enfermedad leve que no le obligue a coger una baja, entre el primer y el tercer día su salario se reduce en un 50% si es la primera vez en un año, en un 60% si es la segunda y en un 100% si es la tercera.

Comisiones Obreras también asegura que otra de las medidas que ha planteado el Gobierno es el posible cierre de algunas oficinas durante el verano y obligar a los empleados a disfrutar obligatoriamente de esas fechas de vacaciones.

Según el sindicato, el Ejecutivo quiere modificar la instrucción que fija la jornada y los horarios que data de 2005, ya que ha propuesto el aumento de la parte rígida del horario en una hora más, "con lo que deja a los empleados sin posibilidad de conciliación".

Desde el Ministerio de Hacienda se han negado con rotundidad todos los datos. "Son falsos: no se ha presentado ninguna propuesta hasta ahora", aseguran fuentes ministeriales a RTVE.es, que también señalan que en la reunión del lunes se solicitaron propuestas de las centrales sindicales, pero que "el Ejecutivo no puso ninguna propuesta encima de la mesa".

Noticias

anterior siguiente