Enlaces accesibilidad

La plaza de Yaser Arafat estalla en júbilo tras convertirse Palestina en Estado observador

  • Muchos lo consideran un pequeño paso en el largo camino a la independencia
  • Otros dudan sobre los beneficios del reconocimiento
  • Cientos de palestinos han seguido la intervención de Abás desde una pantalla

Por
Miles de palestinos de Gaza y Cisjordania celebran el reconocimiento de Palestina

Los resultados de la votación en la Asamblea General de la ONU han hecho estallar en júbilo la plaza de Yaser Arafat, en el centro de Ramala, dónde cientos de personas han seguido con atención a través de una pantalla gigante el discurso del presidente Mahmud Abás tras la aceptación de Palestina como "Estado observador no miembro".

Abás ha pedido al mundo que "emita un certificado de nacimiento para el estado de Palestina". Unas declaraciones que miles de palestinos han seguido pegados a sus televisores en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este. Mientras, en la Plaza de Arafat la muchedumbre aplaudía, gritaba y se abrazaba para celebrar lo que muchos consideran un pequeño paso en el largo camino hacia la independencia y el fin de la ocupación israelí.

Las cosas van a cambiar porque todo el mundo nos está reconociendo

"Las cosas van a cambiar porque todo el mundo nos está reconociendo. Hasta ahora éramos una tierra ocupada y ahora por lo menos tenemos un estado aunque Israel siga haciendo lo que quiera con nosotros", ha declarado a Efe en Ramala Hanim El Hashra, empleada de un laboratorio de 32 años.

"Todavía no es lo que queremos pero espero que sea un paso más para poder ser algún día libres e independientes", ha sentenciado.

En algunos de los carteles que decoraban la plaza de Arafat, se podía ver el mapa de la Palestina histórica y la llave, símbolo de los que se fueron tras la creación del estado de Israel, en 1948. Otros, mostraban imágenes del histórico Arafat junto a Abás.

Algunos palestinos son escépticos

Pero no todos creen que habrá un cambio bajo este reconocimiento como Adam, un oficial de policía que asegura que "nada va a cambiar porque todos los grandes países están con Israel".

"Pensábamos que cuando (Barak) Obama ganó las elecciones habría muchos cambios pero se ha demostrado que nada ha cambiado", dice.

También tiene sus dudas sobre los beneficios del reconocimiento internacional Mayala, una mujer de 36 años en paro que siguió atenta el discurso con su hijo de tres años sobre los hombros.

Nada va a cambiar porque todos los grandes países están con Israel

"No me gustan los políticos, trabajan para ellos mismos no para el pueblo", ha señalado, aunque ha mostrado su esperanza de que Abu Mazen (Mahmud Abás), que le gusta mucho menos de lo que le gustaba Arafat, "trabaje duro y consiga algo que sea bueno para la gente de la calle".

La enorme pantalla en la plaza no emitió la intervención que siguió a la de Abás, la del representante israelí en la ONU, Ron Prosor, que echó en cara al líder palestino considerar Estado a un pueblo que no controla la mitad del territorio que pretende.

Celebración en Gaza

En el territorio palestino de Gaza, el ambiente era similar. Disparos al aire, fuegos artificiales y calles llenas de coches que circulan con las luces de emergencia. Por sus ventanas, jóvenes que no paran de ondear sus banderas.

"Esta es una gran victoria política, que llevará al liderazgo palestino a unirse a varias organizaciones de la ONU, y también al Tribunal Internacional de La Haya, donde los palestinos podrán llevar a Israel por los crímenes que ha cometido contra nuestro pueblo, sobre todo en Gaza", declaró Mohamed Humaid, un joven de 27 años residente en la ciudad.

El reconocimiento internacional es un regalo al espíritu de Yaser Arafat

Humaid cree que el triunfo en la Asamblea General de la ONU es "un regalo al espíritu de Yaser Arafat" y considera al presidente palestino, Mahmud Abás, "un héroe que ha llevado el honor a todos y cada uno de los palestinos".

Eufóricos grupos por las calles en las principales ciudades de la franja gritaban "¡Palestina!, ¡Palestina!" o "194", en referencia al número de miembro que el país será cuando se convierta en miembro de pleno derecho de la ONU.

Ibrahim Abu Hashim, que conducía alegre con su hijo de dos años en las rodillas, considera que Palestina "ha conseguido dos victorias, la primera cuando la resistencia armada venció a Israel en su guerra contra Gaza que acabó la semana pasada y la segunda la que ha conseguido el presidente Abás", al que anima para “reunirse con Hamás y hacer real la reconciliación”.

Noticias

anterior siguiente