Enlaces accesibilidad

España y Francia ven cerca el acuerdo sobre Grecia, pero Alemania rechaza la quita de deuda

  • Francia y España esperan que el Eurogrupo de este lunes cierre el acuerdo
  • El objetivo es que la deuda de Grecia se reduzca a un 120% de su PIB en 2020

Por
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, llega al Eurogrupo
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, llega al Eurogrupo que se celebra este lunes para debatir sobre las soluciones dirigidas a la reducción de la deuda griega. AFP AFP PHOTO GEORGES GOBET

Alemania mantiene su rechazo a una quita en la reunión que este lunes celebran el Eurogrupo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), para conseguir que la deuda pública de Grecia se reduzca hasta un 120% de su PIB en 2022, y poder desbloquear así el rescate financiero a Grecia, después de que el Gobierno heleno aprobara un nuevo paquete de medidas, en cumplimiento de los ajustes exigidos por la troika. 

El acuerdo sin embargo, es posible, según los ministros de Finanzas de España y Francia, Luis de Guindos, y Pierre Moscovici, que han subrayado respectivamente que el acuerdo sobre Grecia estaba cercano y que esperaban que el Eurogrupo lo dejara cerrado en esta reunión.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha señalado a su llegada que ningún país de la eurozona aceptaría una quita sobre la deuda griega en manos de los acreedores públicos y ha subrayado que "todos los Estados miembros" coinciden en que no es posible.

El ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, ha reiterado que su país ha cumplido las exigencias de sus socios internacionales y que ahora espera que la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI) cumplan su parte para acordar el desembolso del próximo tramo de ayuda y los términos del rescate.

Grecia ha cumplido su parte, esperamos que nuestros socios cumplan la suya

"Grecia ha cumplido completamente su parte, esperamos de nuestros socios que cumplan la suya y estoy seguro de que encontraremos una solución mutuamente beneficiosa", ha señalado a su llegada a la reunión que el Eurogrupo celebra en Bruselas.

Los ministros de Finanzas han retomado la reunión después de un receso para revisar los cálculos del impacto financiero de las medidas que pretenden acordar para cerrar el agujero fiscal de Grecia y garantizar la sosteniblidad de su deuda, según han señalado fuentes diplomáticas de la zona euro a las que cita Efe, que han recalcado que no será la última suspensión temporal del Eurogrupo a lo largo de la reunión que este lunes celebran en Bruselas.

"Estamos muy cerca. Hemos avanzado todavía más en medidas para aliviar el nivel de deuda griego y es extremadamente importante que alcancemos hoy un acuerdo", ha asegurado De Guindos a su llegada, mientras que Moscovici ha señalado que las medidas para reducir su deuda pública está cerrado al "95%".

Quita de deuda a Grecia

Las alternativas para reducir la carga de deuda de Grecia que ahora discuten los ministros de Finanzas pasan también por una reducción de intereses de la deuda que en estos momentos poseen el BCE, el FMI y los Estados acreedores, una solución que sin embargo, tampoco convence a Alemania.

Los ministros de Finanzas de los diecisiete países que comparten la moneda única acordaron el pasado sábado, durante una teleconferencia, una base para las negociaciones con el FMI.

Esa base consistirá en reducir de nuevo los intereses que la zona euro cobra a Grecia por préstamos bilaterales y transferir a ese país los beneficios que han sacado los bancos centrales nacionales y el BCE de los bonos griegos que tienen en su cartera desde 2010, han explicado fuentes diplomáticas a las que cita Efe.

Para reducir la deuda griega, los ministros también acordaron que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) compre deuda griega en el mercado secundario, de acuerdo con las mismas fuentes. El miércoles pasado fuentes del grupo parlamentario de la canciller de Alemania, Angela Merkel, señalaron que un aumento de sus garantías en unos 10.000 millones de euros posibilitaría al FEEF la recompra por parte de Atenas de parte de su deuda con un descuento.

El semanario alemán Der Spiegel publica este lunes en su edición digital que el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) abogan por una quita radical que permita rebajar la deuda griega del 144% del PIB al 70% hasta 2020 y para ello los acreedores públicos deberían aceptar pérdidas del 50% sobre el monto que les debe Grecia.

Grecia necesita antes del próximo 5 de diciembre el desembolso de un nuevo tramo del rescate financiero, por 31.200 millones de euros, que sus prestamistas internacionales tenían que haber desembolsado el pasado junio, y si a esa cuantía se suma el siguiente tramo del segundo rescate, por 13.300 millones de euros, la cuantía final asciende a 44.500 millones de euros.

El acuerdo no será definitivo hasta la reunión del Eurogrupo del 3 y 4 de diciembre próximos, dado que las decisiones que se tomen el lunes aún tendrán que pasar por algunos parlamentos nacionales, como el alemán.

Voluntad "seria" de llegar a un acuerdo

"Todos los Estados miembros dijeron en el Eurogrupo de hace una semana que según sus respectivas bases jurídicas, no pueden aceptar una quita si tienen que dar al mismo tiempo nuevas garantías" para financiar el rescate griego, ha señalado Schäuble en Bruselas.

El ministro alemán ha lamentado que las críticas se centren únicamente en Alemania y que su rechazo sea un "problema típicamente germano", ya que lo es de toda la eurozona.  Schäuble ha explicado a su llegada a la reunión que la construcción de los fondos de rescate de los Diecisiete "no se puede conciliar con una quita", al tiempo que precisó que incluso el propio Banco Central Europeo (BCE) argumenta en este sentido.

A pesar de todo, el responsable alemán se muestra confiado en encontrar un acuerdo para Grecia este mismo lunes y que no tengan que estar reunidos "hasta altas horas".  También aseguró que el FMI "no se saldrá" del programa de ajuste de Grecia para dejar sola a la eurozona -como ha amenazado en alguna ocasión- si no se garantiza la sostenibilidad de la deuda griega.

Por su parte, la ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter, se pronunció en línea similar al afirmar que la eurozona tiene "la voluntad seria" de llegar a un acuerdo este lunes ya que Grecia ha cumplido su parte.

Noticias

anterior siguiente