Enlaces accesibilidad

La OIEA alerta de que Irán está preparada para doblar su capacidad nuclear

  • Denuncia que Irán sigue sin cooperar en la investigación de su programa nuclear
  • La instalación de centrifugadoras para producir uranio enriquecido ha terminado
  • Varios países han aportado información sobre el desarrollo de un arma nuclear

Por

Irán está preparada para doblar su capacidad nuclear, así lo asegura un informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) publicado este viernes, en el que advierte de que la capacidad iraní de producir uranio al 20% -cercano al uranio altamente enriquecido que se usa para bombas- aumentará de 15 a 25 kilogramos mensuales tras terminar la instalación de centrifugadoras en la planta subterránea de Fordo.

Esta planta, construida dentro de una montaña, se encuentra en el centro de la polémica, ya que Israel teme que cuando esté a pleno rendimiento Irán podría ser "inmune" a un posible golpe militar contra su programa nuclear.

De acuerdo con las verificaciones del OIEA, 16 cascadas, dividas en dos unidades, con un total de 2.784 centrifugadoras de gas, han sido instaladas en Fordo, pero solo en cuatro de ellas se ha introducido material fisible. La capacidad de producción aumentará así hasta 25 kilogramos mensuales una vez que una de las dos unidades entre en pleno funcionamiento, aseguran los inspectores del OIEA.

Cuando todas las 16 cascadas estén en pleno funcionamiento, la capacidad de producción será de unos 40 kilogramos al mes, a lo que hay que agregar otros 5 kilogramos de la instalación de Natanz, lo que triplica los 15 kilogramos de producción actual.

Se puede producir uranio altamente enriquecido para una bomba

Los expertos estiman que con unos 250 kilogramos de uranio enriquecido hasta el 20% se puede producir uranio altamente enriquecido para una bomba. Por otra parte, los inspectores del OIEA critican que Irán no haya permitido aún una visita a la base militar de Parchin.

El OIEA sospecha que Iran ha desarrollado allí experimentos clandestinos con posibles fines militares. "La agencia no puede dar las seguridades creíbles sobre la ausencia de material y actividades nucleares no declarados y, por ello, no puede concluir que todo el material nuclear en Irán se usa para actividades pacíficas", señala el organismo.

Desarrollo de un arma nuclear

Según el informe, varios países miembros de este organismo han aportado información de que Irán ha llevado a cabo experimentos que apuntan hacia el posible desarrollo de un arma nuclear, una acusación que Irán rechaza.

Desde el pasado febrero los inspectores negocian con Irán acceder a Parchin, algo que Teherán por ahora se niega a conceder. Desde entonces, las imágenes de satélite muestran que se han llevado a cabo en Parchín grandes movimientos de tierra, el desmantelamiento de tuberías y se han detectado grandes cantidades de agua saliendo del edificio.

"Debido a estas actividades, cuando tenga acceso, la capacidad del organismo de conducir una verificación efectiva será seriamente socavada", concluye el informe. Occidente, con Estados Unidos, la Unión Europea e Israel a la cabeza, acusan a Irán de que pretende desarrollar un proyecto nuclear militar bajo el paraguas de un supuesto programa civil.

Irán niega estas alegaciones y afirma que sus actividades nucleares, investigadas por el OIEA desde hace diez años, tienen solo fines pacíficos como la generación de energía eléctrica.

El OIEA ha denunciado a través de este informe que Irán sigue sin cooperar en la investigación de su controvertido programa nuclear, al tiempo que sigue adelante con trabajos de limpieza en un lugar sospechoso de albergar experimentos atómicos militares.

Noticias

anterior siguiente