Enlaces accesibilidad

François Ozon: "El público no es tonto"

  • El director presenta En la casa tras su notable éxito en Francia
  • La película obtuvo la Concha de Oro en San Sebastián
  • Está basada en la obra de Juan Mayorga El chico de la última fila

Por
"En la casa", la nueva película del director francés François Ozon

“El cine necesita al cine español”. Con esas amables palabras recogió Françios Ozon la Concha de Oro en el último festival de San Sebastián por En la casa. Ahora su película llega a las pantallas españolas tras un más que notable estreno en la taquilla francesa: dos semanas seguidas en la cuarta posición.

La película de Ozon, adaptación de la obra Juan Mayorga El chico de la última fila, aterriza en la cartelera con todas las credenciales: obra teatral de dramaturgo de prestigio, director chic, éxito en Toronto y San Sebastián, y los brillantes Fabrice Luchini y Kristin Scott Thomas a la cabeza del reparto.

“Creo que los profesionales del cine se alegran de que una película como esta funcione porque significa que podemos hacer películas para el gran público que no sean comedia o acción. Al fin y al cabo el público no es del todo tonto”, explica el director en su paso por Madrid para presentar su obra.

"Yo soy un cuentacuentos"

En la casa, ficción sobre la ficción, aborda un juego extremo entre el autor (un alumno de instituto) y el espectador (su profesor de literatura). El primero mantiene la atención del segundo con unas redacciones por entregas en las que describe su intromisión en una familia real de un compañero de su misma clase. Esa casa a la que alude el título se convierte en el filo en el que coexisten la verdad y el relato literario. Y cuyo aroma el adolescente describe con una frase obsesiva: El perfume de la mujer de la clase media.

Tráiler de 'En la casa'

“Lo que me gustó de la obra de Juan Mayorga –explica Ozon- es que me permitía meterme dentro y tocar temas profundos, intelectuales y filosóficos, pero con un tono lúdico. Y convertirlo en entretenimiento”. Ozon no conoció a Mayorga en persona hasta el festival de San Sebastián. El dramaturgo, convencido del que “el espectáculo es del director” le había dado carta blanca. “Desde luego me siento como un alumno al lado del Juan”, bromea Ozon. “Yo soy un cuentacuentos. Nada más. Él lo tiene todo, sabe contar historias y es un intelectual”.

"Sigo siendo un alumno"

Ozon, que descubrió la obra en París, no ha desaprovechado una materia prima que conecta con su película Swimming Pool. “La adaptación fue un trabajo muy arduo y lento. La obra era larga y la puesta en escena del teatro no corresponde a la puesta en escena del cine. Cunado uno adapta tiene que hacer suya la obra y traicionar al autor. Lo genial fue que Juan me dejó vía libre. No quiso ver el guion y descubrió la película en San Sebastián”.

El humor, la inteligencia y un aire perturbador recorren En la Casa. Ozon tuvo que recurrir a Ernst Umhauer, un actor de 21 años, para el papel de Claude, el adolescente de mirada inquietante. “La verdad es que yo, aunque ya tenga la edad de ser profesor, me siento alumno. Me identifiqué con todos los personajes pero sobre todo con Claude. Sigo aprendiendo, sigo siendo un alumno”, confiesa.

El cine francés continúa en estado de gracia. Y Ozon se confirma como uno de sus autores mimados. “Tengo suerte. Mis películas no son caras, tengo la suerte de que funcionan y puedo hacer lo que quiero. En Francia tenemos bastantes ayudas, sé que para España es mucho más difícil sacar un proyecto no comercial”.

Noticias

anterior siguiente