Enlaces accesibilidad

La CE rebaja su previsión y señala que la zona euro crecerá solo un 0,1% en 2013

  • En mayo, Bruselas había apuntado a un crecimiento del 1% del PIB
  • La CE estima que la tasa de paro llegará al 11,8% en la zona euro
  • Seis países del euro, entre ellos España, seguirán en recesión en 2013
  • En la UE-27, el crecimiento será del 0,4% y el paro, del 10,9 en 2013
  • Rehn: Hay que combinar políticas fiscales y reformas estructurales

Enlaces relacionados

Por
Bruselas cree que España no cumplirá el objetivo de déficit pactado para este año

La Comisión Europea (CE) ha empeorado sus previsiones de crecimiento para la zona euro tanto para 2012 como para 2013. Bruselas pronostica una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,4% para este año -una décima peor- y un tímido avance del 0,1% para 2013, frente al crecimiento del 1% previsto en mayo. En 2014, la "expansión del PIB será más fuerte" y llegará al 1,4%.

En el caso concreto de España, la caída del PIB será del 1,4% tanto en 2012 como en 2013, así que el crecimiento no llegará hasta 2014 (0,8%).

El Ejecutivo comunitario estima que este año terminará con una tasa de desempleo del 11,3% para los países que comparten la moneda única, y que será peor en 2013, año en el que se llegará hasta el 11,8%. En 2014, la tasa de paro bajará una décima, hasta el 11,7%.

Los datos tampoco son buenos para el conjunto de la Unión Europea (UE). La Comisión prevé que el PIB se contraiga un 0,3% este año, pero que crezca un 0,4% y un 1,6% en 2013 y 2014, respectivamente, si bien advierte que "las condiciones de la economía europea son frágiles".

En cuanto al desempleo en la UE-27 será del 10,5% este año, del 10,9% en 2013 y del 10,7% en 2014.

Rehn: "No hay margen de complacencia"

Según ha señalado en rueda de prensa el vicepresidente de la CE y responsable de Economía, Olli Rehn, "los grandes desequilibrios internos y externos acumulados en los años previos a la crisis están en vía de reabsorberse", pero también ha destacado que ese proceso que Europa atraviesa "es un proceso de reequilibrio macroeconómico y de ajuste que aún perdurará durante algún tiempo".

Europa debe seguir combinando políticas fiscales sólidas con reformas estructurales

"Las tensiones en los mercados se han reducido pero ciertamente no hay margen para la complacencia. Europa debe seguir combinando políticas fiscales sólidas con reformas estructurales para crear las condiciones de un crecimiento sostenible y bajar así el desempleo", ha indicado Rehn.

El comisario ha vaticinado también una clara recuperación a escala global para el próximo año, algo que deberá ayudar en el "proceso de reequilibrio" de la economía europea. Las exportaciones, según el vicepresidente de la CE, deberían contribuir a la recuperación, especialmente en los países con mayores déficit por cuenta corriente.

Las locomotoras se paran en 2013

Por países, Bruselas vaticina que las locomotoras europeas ralenticen su crecimiento. Por ejemplo, según la CE, Alemania crecerá tanto en 2012 como en 2013 solo un 0,8%, menos de las estimaciones de BerlínFrancia verá cómo su PIB se incrementará en un 0,4%, frente al 0,8% previsto por París; y los Países Bajos se quedarán en un crecimiento de un 0,3%, tras acabar este 2012 en negativo.

Rehn ha analizado estos datos y ha señalado sobre estos tres estados que "en Alemania, Francia y los Países Bajos el crecimiento económico adquirirá fuerza en 2013 y 2014". Para ese último año, la CE prevé que estos países crezcan entre un 1,2% y un 2%.

En Italia y España, la contracción durará hasta mediados del año que viene

Sin embargo, "en Italia y España, la contracción durará hasta mediados del año que viene, cuando la demanda interna volverá a incrementarse", ha destacado Rehn. La crisis se profundizará en el país transalpino, que acabará 2012 con una caída del PIB del 2,3% y del 0,5% en 2013.

Algo parecido es lo que ocurrirá en Portugal, que comenzará a salir de la recesión "a mediados del año que viene". Irlanda, según Olli Rehn, crecerá en 2012 (0,4%) y en 2013 (1,1%), momento en el que se acelerará su expansión.

Grecia, sin embargo, no se recuperará hasta 2014. Los datos manejados por el Ejecutivo comunitario muestran que su Producto Interior Bruto caerá el 6% este año y el 4,2% en 2013, para lograr un crecimiento del 0,4% en 2014.

En total, seis países de la zona euro acabarán 2013 en recesión: Grecia, España, Italia, Portugal, Eslovenia y Chipre. La Comisión considera que en 2014 todos los países de la eurozona volverán al crecimiento, salvo Chipre.

Fuera de la zona euro, según las previsiones de otoño de la Comisión Europea, ningún país verá contraerse su PIB ni en 2013 ni en 2014. Reino Unido, por ejemplo, acabará este año con una caída del PIB del 0,3%, pero crecerá un 0,9% el año próximo y un 2% en 2014.

Los mayores crecimientos para 2013 fuera de la zona euro se registrán en Rumanía (2,2%), Lituania (3,1%) y Letonia (3,6%), país este último que Olli Rehn ha puesto como ejemplo porque "muestra de los beneficios de la aplicación de los programas" de ajuste, que en su caso acabó en enero.

Inflación, déficit y deuda pública

Respecto al déficit público, la Comisión señala que en la eurozona este año llegará al 3,3% de su PIB, para bajar durante los dos siguientes al 2,6% y al 2,5%, respectivamente. Para los Veintisiete, el déficit público se situará en el 3,6% este año, para bajar al 3,2% y al 2,9% en 2013 y 2014.

Algunos países no cumplirán con el calendario fijado, caso de Bélgica, Francia y España. Bruselas prevé que déficit público de nuestro país será de un 8% en 2012, de un 6% en 2013 y de un 6,4% en 2014.

Olli Rehn ha pedido al Gobierno que concrete sus medidas de ajuste presupuestario para 2014, ha explicado que sus servicios están analizado si el Gobierno ha adoptado "medidas eficaces" para recortar el déficit, y ha dicho que tendrá en cuenta la reducción estructural más que los objetivos nominales.

Los pronósticos referidos a la deuda pública, apuntan a que este año terminará con una media del 92,9% del PIB de la zona euro, para bajar al 94,5% en 2013 y al 94,3% un año después. En el conjunto de los Veintisiete, la deuda pública será este año, según la CE, del 86,8% y subirá al 88,5% en 2013 y al 88,6% en 2014.

En el caso de España, la deuda será del 86,1% del PIB en 2012; ascenderá al 92,7% en 2013; y llegará al 97,1% en 2014.

En cuanto a los pronósticos sobre otros indicadores como la inflación, los expertos de la CE señalan que la zona euro terminará el año con el 2,5%, mientras que pronostican una bajada hasta el 1,8% en 2013 y al 1,6% en 2014. Para el conjunto de la Unión, la inflación será del 2,7% en 2012, del 2% al año siguiente y del 1,8% en 2014.

Noticias

anterior siguiente