Enlaces accesibilidad

Schettino supo en tres minutos de la gravedad del accidente del Costa Concordia

  • El capitán ha vuelto a comparecer este martes
  • Schettino puede arriesgarse a una pena de hasta 30 años

Por
Se reanuda la vista en la instrucción por el hundimiento del Costa Concordia

Solo habían pasado tres minutos de la colisión y el comandante Schettino ya sabía de la gravedad de los daños del naufragio del crucero Costa Concordia. Así lo han tratado de demostrar los peritos en la segunda sesión de análisis de pruebas y de la caja negra.

En la sala de máquinas son los primeros en percatarse de la seriedad de la grieta. Por eso se oye al director decir “hablamos de emergencia. Atrás”

Un instante después llama el comandante y le dice al responsable de la sala de máquinas que si no la puede poner en marcha. Él le responde que aún no han conseguido llegar abajo porque no pueden entrar en la sala de máquinas del lado derecho.

Desde la sala de máquinas se informa de que dos de los tres compartimentos están inundados. Con un escenario así, el responsable del barco debía haber dado la emergencia. Pero, incomprensiblemente no lo hizo.

Una casualidad del destino

El comandante pregunta al oficial de la sala de máquinas si la máquina puede o no partir porque si no tendría que afondar allí mismo. La respuesta es que no se puede partir ya que esta el cuadro eléctrico de emergencia todo inundado

Pero incomprensiblemente el Costa Concordia continúo singladura. Los peritos han afirmado que sin control, que la maniobra de aproximación a la isla por la que se salvaron tantas vidas, fue una casualidad del destino y no se debió a la pericia del comandante ya que la nave estaba incontrolada

Francesco Schettino puede arriesgarse a una pena de hasta 30 años por homicidio múltiple, abandono de nave, omisión de socorro y naufragio

Noticias

anterior siguiente