Enlaces accesibilidad

El capitán del Costa Concordia comparece en la vista preliminar del juicio

  • Francesco Schettino está acusado de homicidio múltiple
  • El barco en el que murieron 32 personas continúa encallado

Por
Comienza la audiencia sobre el caso del Costa Concordia

Nueve meses después del naufragio, hoy se ha revivido la pesadilla. En la ciudad italiana de Grossetto se ha celebrado la segunda sesión probatoria en la que los peritos del caso “Costa Concordia” tenían previsto analizar la caja negra del buque.

Hace unas semanas, Il Corriere della Sera contaba que el dispositivo de grabación de datos estaba estropeado. Iba a ser reparado el 14 de enero en Savona. Unas horas antes tuvo lugar la tragedia. La caja negra también dejó de grabar sobre las 23: 36 minutos de la noche del día 13 de enero, dos horas después del accidente. Esta mañana, los expertos tratarán de verificar las circunstancias que dieron lugar al accidente en el que fallecieron 32 personas, entre ellas un español.

El Teatro Moderno de la localidad ha sido adecuado para la sesión. Allí ha llegado el aparentemente “villano” de toda esta historia: el comandante Schettino. Schettino ha saludado al público cuando se ha suspendido la sesión a petición suya ante algunas objeciones presentadas a los datos aportados por los peritos.

Periodistas y curisosos inundan Grossetto

En el patio de butacas, con capacidad para 1.300 personas se ha habilitado espacio para la jueza de investigación, Valeria Montesarchio, los 9 indagados con sus 14 abogados defensores, los fiscales. En la platea y galería estarán los 125 defensores que representan a las partes dañadas.

En la entrada hay carteles en italiano, inglés, francés español y alemán. La policía tendrá gran cuidado en que no se introduzca en la sala ningún aparato que permita grabar ya que se trata de una audiencia no pública.

Pese a ello cantidad de periodistas de todo el mundo junto a algunos de los afectados se encuentran en Grossetto alterando la monotonía de un lunes de otoño cualquier en una ciudad de provincias.

Desde el pasado 5 de julio, el responsable del barco se encuentra en libertad. Ese día, la jueza modificó el arresto domiciliario por la obligación de someterse a periódicos controles en su domicilio de Meta Sorrento. Días después Schettino fue expulsado de la empresa. La semana pasada recurrió esa decisión exigiendo su reingreso en la compañía.

La asociación de consumidores italiana, CODACONS, había solicitado a la jueza que no permitiera la presencia de Schettino porque con el comandante presente, la audiencia puede convertir la tragedia en espectáculo. El requerimiento no ha sido tomado en consideración

El juez de investigación prevé finalizar la instrucción en los meses que quedan de este año para poder enviar el caso a juicio en 2013.

Noticias

anterior siguiente