Anterior Once muertos en el accidente de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana Siguiente Prisión provisional y sin fianza para el presunto parricida de Moraña Arriba

Una de las niñas supervivientes de la matanza de los Alpes dice que vio a un solo asesino

  • La niña, hija del matrimonio asesinado, ha salido del coma recientemente

  • Zainab, de siete años, y su hermana, de cuatro, fueron las únicas supervivientes

|

Zainab al-Hilli, la hija mayor del matrimonio británico de origen iraquí asesinado la semana pasada en los Alpes franceses junto con su abuela y un ciclista , ha confirmado a la policía que vio a un solo asesino, según ha confirmado una fuente cercana a la investigación a la agencia France Presse.

Antes de ser repatriado a Gran Bretaña, la niña de siete años, que ha salido recientemente de un coma, ha dicho a los investigadores que vio a un hombre "malvado", desestimando así la teoría de que la autoría de la matanza era múltiple.

El testimonio de la pequeña, que resultó herida de gravedad, con un disparo en el hombro y numerosos golpes en la cabeza, era clave para la investigación, que hasta ahora trabaja sobre la hipótesis de varios asesinos tras encontrar hasta 25 casquillos de bala en la escena del crimen de Chevaline, cerca del lago de Annecy.

La versión de la niña coincide con los primeros resultados de las pruebas balísticas, que indican que solo fue utilizada una pistola automática calibre 7,65 mm.

Tres pistas sobre la masacre

En la matanza fueron asesinadas cuatro personas, los padres y la abuela de Zainab, y un ciclista francés que paseaba por un camino forestal cerca de Chavaline. Zainab resultó gravemente herida en la cabeza, mientras que su hermana, de cuatro años, salió ilesa gracias a que se escondió bajo el cadáver de su madre.

El fiscal de Annecy, Eric Maillaud, ha reconocido que la niña de siete años parece ser la única que vio al o a los asesinos, pero señaló que el testimonio de una menor no siempre conduce a la resolución del caso.

Los investigadores estudian tres grandes pistas sobre la masacre, ligadas al origen iraquí de la familia, instalada desde hace años en las afueras de Londres, al trabajo en la industria aeronáutica del padre y a un conflicto familiar que existía con un hermano del mismo


Más contenidos de Noticias

anterior siguiente