Anterior Chile se lleva su primera Copa América en los penaltis Siguiente Grecia vota en un referéndum que abrirá más preguntas de las que contesta Arriba
Las dudas sobre el "caso Bretón" se han extendido a Canarias.

Piden nuevos análisis de huesos en Gran Canaria tras las dudas sobre los informes en Córdoba

  • Se investiga si están relacionados con el caso de Yéremi o de Sara Morales

  • La delegada del Gobierno en Canarias hace un llamamiento a la prudencia

|

La Jefatura Superior de Policía de Canarias ha solicitado que se haga un nuevo análisis de los restos óseos hallados el 19 de marzo de 2010 en un pozo de Jinámar , en Gran Canaria, mientras se buscaba a la joven Sara Morales y que, en su momento, se atribuyeron a pequeñas aves. La decisión se produce después de la contradicción entre el primero de los análisis realizado por la policía científica, sobre los vestigios encontrados en una finca de Córdoba durante la búsqueda de los pequeños Ruth y José, que señalaba su procedencia animal y los dos informes externos que consideran que es humana.

En su día, se investigó si los huesos encontrados en el pozo de Jinámar podían guardar alguna relación con la desaparición de esa joven en Las Palmas de Gran Canaria o con la del niño Yéremi Vargas, en Vecindario, pero al descartarse su origen humano no se continuó con esa hipótesis.

El sindicato mayoritario en la Policía, el SUP, defendió este miércoles que, después de la contradicción del primero de los análisis realizado por la policía científica sobre los vestigios encontrados en una finca de Córdoba durante la búsqueda de los pequeños Ruth y José, que señalaba su procedencia animal frente a los dos informes que consideran que es humana, sería conveniente revisar los restos óseos del de pozo Jinámar para infundir "tranquilidad" a las familias de Sara Morales y de Yeremi Vargas, que siguen desaparecidos.

Llamamiento a la prudencia

La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, hizo ayer un llamamiento a la prudencia al conocer esa petición del SUP, porque el hecho de que se haya cometido un error en un caso no implica que ese fallo se haya repetido en otros, ha explicado.

No obstante, Hernández Bento hoy ha anunciado en una nota de prensa que se va a realizar un nuevo análisis a los restos de Jinámar a petición de la Jefatura de Policía en Canarias.

La joven Sara Morales desapareció el 30 de julio de 2006 en Las Palmas de Gran Canaria y del niño Yeremi Vargas, de Vecindario, no se tienen noticias desde el 10 de marzo de 2007.

El máximo responsable policial de la investigación sobre la desaparición de los niños Ruth y José en Córdoba, Serafín Castro, ha señalado que "no se puede hablar de error policial" hasta que no se conozcan los resultados de los nuevos informes sobre los restos óseos hallados en la finca, encargados por el juez del caso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente