Enlaces accesibilidad

El SAT ocupa un complejo turístico en Córdoba cuyo propietario no piensa en denunciarlo

  • Pasarán la noche en el Palacio de Moratalla
  • Sánchez Gordillo anima a "permanecer hasta la orden de desalojo"
  • Su propietario "no denunciará mientras no hagan daño a la finca"
  • La subdelegación del Gobierno confía en que la ocupación sea "simbólica"

Por
El sindicato de Gordillo ocupa una finca en Córdoba cuyo propietario no piensa en denunciarlo

Más de 200 personas, según el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), han entrado de manera "pacífica" en el complejo turístico Palacio de Moratalla, ubicado en el término municipal cordobés de Hornachuelos, dentro de la segunda etapa de la marcha obrera organizada por esa organización, tras su paso por la provincia de Jaén.

Fuentes del sindicato en la provincia, a las que cita Europa Press, han detallado que la entrada a la finca, pasadas las 12:30 horas, se ha producido por "un resquicio" junto a la puerta, además de "subir entre unas zarzas". Así, los agentes "no han podido actuar" y esperan para recibir la orden de desalojo de las personas que se encuentran en el interior de la parcela.

Durante su proclama a los asistentes a esta ocupación, el diputado autonómico de IULV-CA y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha criticado al "latifundismo andaluz", al tiempo que ha animado a permanecer en el lugar "hasta que venga una orden de desalojo".

Así, según ha manifestado, "pueden venir a provocarnos, pero no nos vamos a ir, vamos a resistir pacíficamente, queremos una orden del juez", de lo contrario, ha avisado que pasarán la noche en el caserío. En todo caso, ha destacado que no quiere "incidentes", sino que el objetivo es permanecer de manera "pacífica", "el mayor tiempo posible".

En una asamblea, los jornaleros han decidido que pasarán la noche en el enclave y desde allí reanudarán su marcha a pie con destino a Córdoba, donde finalmente llegarán el jueves.

Marcha contra los recortes

Por su parte, el portavoz del SAT, Diego Cañamero, ha explicado que tras la rehabilitación del edificio de la finca, "las empresas no han pagado a los trabajadores y no cumplen el convenio", además de "explotar a los inmigrantes". Asimismo, ha pedido a los integrantes de la marcha que no toquen "nada del palacio, porque no es nuestro", y la ocupación es "pacífica".

La marcha del sindicato en Córdoba ha salido de Hornachuelos, está previsto que legue a Posadas mediodía y culmine en Almodóvar del Río, de donde saldrá el miércoles para entrar en la capital cordobesa por la carretera de Palma del Río y llegar a la Subdelegación en torno a las 13,00 horas.

Desde el SAT, aseguran que quieren "unir las luchas del campo y de la ciudad" mediante esta marcha, que concluye con una concentración "contra la represión sindical y la criminalización que se sufre por parte del Gobierno", al tiempo que reivindican "no pagar la deuda, dado que la mayor deuda existente es privada, de los bancos en su mayoría, y los distintos gobiernos del PSOE y del PP y el andaluz y español, plegados al capitalismo, están socializando las pérdidas privadas a través de recortes".

Asimismo, reclaman "la derogación de todos los recortes, la prohibición de los desahucios y los despidos, el reparto de la riqueza y del trabajo, o la elevación del salario mínimo a mil euros", entre otras reivindicaciones.

El propietario no piensa denunciarlo

El propietario del caserío de Moratalla, en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba), ha asegurado que permite la ocupación "pacífica" y que no denunciará "mientras los ocupantes no hagan daño a la finca", por lo que no pedirá el desalojo, según fuentes cercanas a la propiedad.

Al respecto, desde la Subdelegación del Gobierno en Córdoba confían en que la ocupación del caserío sea "simbólica" y "no se prolongue en el tiempo", al tiempo que detallan que los ocupantes "se encuentran en la parte de explotación agrícola" y en el lugar está la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, "pendiente de ver la evolución de los acontecimientos".

En este sentido, han relatado que "se actuará con prudencia", aunque "si se pretende una ocupación definitiva se esperará a que los dueños denuncien la ocupación y se procederá al desalojo" de las personas, que han entrado de manera "pacífica". En cualquier caso, esperan que "la ocupación sea simbólica", dado que este miércoles está previsto que la marcha llegue a la capital cordobesa.

Noticias

anterior siguiente