Anterior Tsipras logra el apoyo de su partido para terminar de negociar el acuerdo Siguiente Los funcionarios tendrán una subida salarial del 1% en 2016, año en el que recuperarán toda la paga extra Arriba
Gu Kailai, condenada a cadena perpetua en China por asesinato

Un tribunal condena a la esposa de Bo Xilai a pena de muerte suspendida por asesinato

  • Se conmutará por cadena perpetua si muestra 'buen comportamiento'

  • Ha sido condenada por el asesinato de un ciudadano británico

|

El tribunal intermedio de Hefei ha condenado a la esposa del ex alto dirigente chino Bo Xilai, Gu Kailai, a una pena de muerte suspendida, tras encontrarla culpable de asesinato premeditado del ciudadano inglés Neil Heywood.

La condena a muerte suspendida en China permite conmutar la pena capital por una de cadena perpetua si a lo largo de un periodo de tiempo determinado Gu muestra buen comportamiento.

Junto a Kailai, cuatro jefes de Policía han sido condenados por encubrimiento a penas de cinco a once años de prisión.

Según los relatos del caso, Kailai mató a Neywood en colaboración con su asistente, Zhang Xiaojun, después de que un “conflicto económico” acabara enfrentando al empresario con la abogada y su hijo Bo Guagua, actualmente estudiante y refugiado en EE.UU.

Bo Xilai, exministro de Comercio y dirigente provincial chino, era, hace menos de un año, una estrella comunista en ciernes conocida por su lucha sin cuartel contra las mafias locales en Chongqing. Según todas las quinielas, estaba llamado a formar parte de la cúpula que dirigirá el país la próxima década.

Sin embargo, en febrero de 2012 la mano derecha y jefe de Policía de Xilai se refugió en el consulado de EEUU en Chengdu (vecina a Chongqing) para revelar que la mujer de Bo había asesinado al empresario británico Neil Heywood en noviembre de 2011, por lo que estaba siendo perseguido por la familia y necesitaba protección.

Pocas semanas después, el 15 de marzo, Bo era destituido de su puesto, y el 10 de abril suspendido del Politburó del PCCh, después de que se hicieran públicas las acusaciones contra su esposa. Su sueño de ser parte del todopoderoso Comité Permanente, el grupo de nueve políticos que gobernará China a partir de octubre, se había hecho añicos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente