Anterior La ONU pacta la agenda de desarrollo que sustituirá los Objetivos del Milenio Siguiente La Bolsa de Atenas llega a caer hasta un 22% en su primera sesión tras cinco semanas de cierre Arriba
  Viñetas de 'Alicia en el país de los monos', de Tebo y Keramidas
Viñetas de 'Alicia en el país de los monos', de Tebo y Keramidas

'Alicia en el país de los monos', una divertida parodia del libro de Lewis Carroll

  • Es obra de los franceses Tebo y Keramidas

  • Una Alicia amnésica intenta escapar del país de los monos

|

Alicia en el país de las Maravillas, de Lewis Carroll es uno de los libros más influyentes de la literatura universal y ha visto miles de versiones distintas en todos los medios posibles, pero una de las más divertidas es Alicia en el país de los monos (EDT), de los franceses Tebo (Capitán Biceps) y Keramidas.

Un cómic que cuenta la historia de una Alicia amnésica que llega, por accidente, al país de los monos donde es confundida con Tarzán, al que todos esperan ansiosamente. Acosada por un gran tigre que nos recuerda al Shere Khan, de El libro de la selva, Alicia luchará por recobrar la memoria y poder volver al país de las Maravillas, para lo que contará con la ayuda de Eddy, un simpático Mandril y Ella, una divertida planta carnívora que nos remite a la protagonista de La pequeña tienda de los horrores.

Una divertida aventura, para todas las edades, que no oculta su inspiración en las grandes obras de la literatura universal.

Un dibujo espectacular

Lo más llamativo del cómic son las espectaculares páginas de Keramidas, uno de los jóvenes artistas de moda, en Francia, que nos sorprende con un estilo que recuerda a los dibujos animados, con unos personajes llenos de vida que dan la impresión de poder salir de las páginas del cómic en cualquier momento. También dibuja unos escenarios realmente espectaculares, desde la jungla a los campos de flores o el templo de Rumbaba.

Un dibujo resaltado por el estupendo color, que nos mete de lleno en un escenario mágico donde Alicia y sus amigos pueden encontrarse con cualquier sorpresa.

Sorpresas que el guionista, Tebo, se encarga de administrar sabiamente en un cómic muy divertido, que profesa una profunda admiración a la obra de Carroll y mantiene toda su capacidad de sorprendernos, con criaturas, mundos y escenarios que nos hacen creer que todo es posible. Un cómic especial para dejarse llevar.

Una historia universal

Una historia tan absurda sólo pudo nacer de forma casual. En 1862 Lewis Carroll daba un paseo en barco por el Támesis acompañado de un reverendo y tres niñas, y para entretener a las pequeñas comenzó a contarles las historias que se le iban ocurriendo a las que llamó Las aventuras subterráneas de Alicia.

Como cuatro meses después las niñas seguían pidiendo más historias, Carroll decidió escribir un libro y cuando lo terminó también lo ilustró, concluyendo el manuscrito en 1864, aunque luego contrató a un ilustrador profesional para mejorar su trabajo.

Fue un éxito y en 1872  escribió la segunda parte A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, que es mucho menos conocida. Fundamentalmente porque casi todas las adaptaciones mezclan elementos de las dos partes sin orden ni concierto.

Otras adaptaciones al cómic

Hay varios cómics inspirados por la obra de Lewis Carroll que merece la pena reseñar.

Como la soberbia adaptación del ilustrador belga Xavier Collette y el guionista francés David Chauvel, que hacen que el lector se sumerja de lleno entre los personajes extraños y surrealistas de la obra de Carroll. Glenat (EDT) ha publicado esta adaptación en un volumen en tapa dura con una sobrecubierta protagonizada por Alicia que retirada deja ver en la portada la inconfundible sonrisa del gato de Cheshire, que se nos presenta más inquietante que nunca.

Bryan Talbot cuenta en las viñetas de Alice in Sunderland (Mondadori), una historia de varias capas en la que la relación de Lewis Carrol y Alicia Liddell se entrecruza con leyendas e historias de Sunderland, el pueblo inglés en el que el escritor veraneaba y que inspiró Alicia en el país de las maravillas.

Regreso al país de las maravillas se publicó dentro de la serie  Grimm Fairy Tales donde Ralph Tudesco y Joe Tyler ofrecen una visión un tanto grotesca con pequeñas dosis de erotismo y grandes dosis de violencia, del universo fantástico de Carroll.

Alan Moore y Melinda Gebbie en su obra erótica Lost Girls, también publicada por Norma, presentaron una Alicia muy crecidita, que junto con Wendy y Dorothy, protagonistas de Peter Pan y El mago de Oz daban rienda suelta a sus fantasías sexuales en tres tomos no exentos de polémica.

Sin olvidar la serie Fábulas (Planeta DeAgostini), una de las más premiadas de la actualidad, que está claramente inspirada por la obra de Lewis Carroll.

Una de las adaptaciones más fieles es la escrita por Leah Moore (hija de Alan Moore) y John Reppion y que dibujó, con estética manga, Érica Awano, y que está editada en España por Panini.

Todas son auténticas maravillas que nos devuelven la magia de una de las obras más Fantásticas (con mayúscula) de la literatura mundial.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente