Anterior El Gobierno autoriza un nuevo trasvase de 15 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura Siguiente Registran la sede de CDC y su Fundación por presunto cobro de comisiones ilegales Arriba

El parón de operaciones de agosto no evita que se mantenga la presión sobre la deuda española

  • La prima de riesgo cierra en los 544 puntos básicos con el bono en el 6,84%

  • Apatía generalizada en las Bolsas europeas durante la jornada

  • El Ibex-35 cierra con una leve ganancia con Bankia otra vez hundida

|

El bajo volumen de negocio en los mercados financieros no ayuda a calmar la presión de los mercados sobre la deuda española. Este lunes, la rentabilidad del bono a diez años ha llegado a rozar de nuevo el temido nivel del 7% (6,97%), aunque al cierre se ha situado en el 6,84% con la prima de riesgo española en los 544 puntos básicos.

La prima de riesgo española -que mide la diferencia entre el rendimiento de los bonos españoles a diez años y el de los alemanes del mismo plazo- se ha acercado a los 560 puntos (559) y encadena ya 28 sesiones consecutivas por encima de los 500 puntos básicos.

La relajación de las presiones sobre la deuda española se han acentuado después de que Bruselas haya calificado de "buena noticia" que España no haya pedido hasta ahora recurrir a los 30.000 millones de euros disponibles para bancos que necesiten una recapitalización de urgencia.

En contra de la compra de bonos españoles por el BCE

Además, los inversores han escuchado este fin de semana las declaraciones de distintos dirigentes políticos europeos, que no se han mostrado partidarios de que el Banco Central Europeo (BCE) compre bonos españoles para aliviar su acceso a los mercados de deuda.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha reiterado en una entrevista el rechazo a la emisión de eurobonos que, en su opinión, sólo aumentará el endeudamiento de España. En el lado positivo, el ministro alemán ha asegurado que no cree que España necesite un nuevo rescate europeo.

El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, por su parte, se ha mostrado muy crítico ante una posible compra masiva de deuda española ya que, a su juicio, las operaciones del BCE realizadas hasta ahora en esa dirección, en el mercado secundario, solo han relajado la situación "a corto plazo".

Esta incertidumbre ha perjudicado la credibilidad de España a corto plazo. La subida de la rentabilidad de los bonos a dos y tres años en el mercado secundario pone en evidencia que los inversores dan por hecho que el país tendrá que pedir ayuda a Europa para financiarse.

Las Bolsas, apáticas

Mientras, las Bolsas europeas han vivido una jornada apática. La única que ha cerrado en positivo, la española. El Ibex-35 ha subido el 0,31% por el avance de los grandes valores, con lo que ha aguantado por encima de los 7.000 puntos.

Después de haber estado inhabilitada hasta las 9,30 horas con el objetivo de ampliar su rango estático hasta el 20%, Bankia ha cerrado como el valor con peor comportamiento del selectivo español, dejándose el 16,08%.

Sigue así la bajada iniciada a finales de la semana pasada, después de que el FROB frenase las compras masivas de los títulos del banco al advertir que los accionistas de la entidad deberán asumir pérdidas en el proceso de recapitalización. Antes de ese aviso, Bankia había triplicado en pocos días su valor en Bolsa por la supuesta cercanía de la inyección de capital del fondo de rescate europeo.

Mientras, el Dax de Fráncfort ha caído un 0,5%, el Cac 40 de París ha perdido un 0,27%, el FTSE 100 de Londres se ha dejado un 0,43% y el FTSE Mib de Milán, un 0,26%.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente