Anterior Llach (JxSí): los funcionarios catalanes que no cumplan la ley de desconexión serán sancionados Siguiente Prisión sin fianza para Jordi Pujol Ferrusola por evasión fiscal y blanqueo Arriba Ir arriba
Los correos 'spam' inundan las bandejas de entrada de las cuentas de millones de usuarios cada día
Los correos 'spam' inundan las bandejas de entrada de las cuentas de millones de usuarios cada día Darren Foreman (CC @ Flickr)

El 90 por ciento de todo el correo de Internet es basura

  • Los 'spammers' ganan unos 200 millones de dólares al año, pero cuestan al resto del mundo 20.000 millones

  • En China el 30% de los SMS de las redes de telefonía móviles son ya spam

|

Un empleado de Google y otro de Microsoft, Justin M. Rao y David H. Reiley, han actualizado y puesto al día los datos que se manejan habitualmente sobre el correo basura y otras formas de publicidad «no solicitada» que inunda los buzones de internautas de todo el mundo. El resultado lo han publicado en el Journal of Economic Perspectives y muestra un panorama un tanto desolador.

El cálculo de estos expertos es que el coste global del spam es de unos 20.000 millones de dólares, mientras que el beneficio económico que quizá obtengan los spammers es de «tan solo» 200 millones de dólares. Otros autores habían cifrado en el pasado el coste en unos 50.000 millones de dólares, incluyendo tanto el coste del software y hardware que hay que instalar para evitar el correo basura en ordenadores personales y proveedores de correo como el coste en horas-hombre para la puesta en práctica de soluciones y otros factores.

El nuevo cálculo de Rao y Reiley está más ajustado a la realidad actual. El beneficio de los spammers se calcula en forma de productos legales o ilegales vendidos gracias a esta publicidad no solicitada, además de las estafas en tiendas falsas y las comisiones a través de programas de publicidad y «afiliados»: ventas guiadas por los spammers en tiendas legales –que les pagan una comisión por atraer gente– desconociendo las técnicas que emplean para ello. Algunas otras cifras mareantes que refleja el estudio son estas:

  • Se considera que más o menos el 90 por ciento de todo el correo que circula por Internet es spam. Esto significa que 9 de cada 10 mensajes son basura, y que los ordenadores y redes trabajan más y han de ser más potentes para poder cubrir esa demanda extra aunque tan solo sea para un diez por ciento realmente útil.
  • El ratio de externalización del problema del spam es 100 a 1: por cada euro de beneficio para los spammers el resto de los internautas, tanto particulares como empresas, han de gastar 100 euros en lidiar con el problema. Comparativamente en la industria del automóvil el ratio es más bien 0,1 a 1: cada euro gastado por una persona genera un problema de contaminación para todos que requiere invertir unos 10 céntimos en los efectos colaterales.
  • Los sistemas CAPTCHA del tipo «escribir las letras para demostrar que eres humano» son incómodos pero una de las mejores formas de acabar con el spam. Sin embargo, y citando «tarifas de 2012» hay empresas que se anuncian ofreciendo mano de obra barata para resolver 1.000 CAPTCHAs por 60 céntimos de euro, lo que permite a los spammers saltarse esas protecciones.
  • El problema del spam no es solo del correo electrónico: se ha calculado que el 30 por ciento de los SMS que circulan por los teléfonos móviles de China son basura.
  • Cuando se analiza quién estafa a la gente a través de las tiendas falsas resulta que muchas de ellas utilizan en realidad solo 17 bancos a nivel mundial. De todos ellos, tres de estos bancos realizan el 75 por ciento de las transacciones. Están en Letonia, Azerbaiyán y San Cristóbal y Nieves (una isla caribeña).
  • El coste para un spammer para enviar su basura es de unos 25 euros por cada millón de mensajes «entregados». Para alcanzar esta cifra de entregas tienen que enviar 5 millones de correos, porque el 80 por ciento de ellos son bloqueados por los proveedores o filtros anti-spam. De ese millón de mensajes entregados, tan solo el 0,25 por ciento (unos 2.500) harán clic en los enlaces.
  • El spam puede parecer mucho, pero podría ser peor: si las empresas implicadas no invirtieran recursos en instalar protecciones y filtros, los usuarios recibirían cien veces más spam del que reciben ahora.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente