Anterior El gasóleo baja por octava semana y se vende a 1,054 euros de media, el precio más reducido desde marzo de 2010 Siguiente La policía húngara intenta trasladar a la fuerza a cientos de refugiados a centros de acogida Arriba

Cataluña dará explicaciones de los impagos a entidades sociales este viernes al Parlamento

  • A petición de PSC, ICV-EUiA, ERC y C's, que han forzado la comparecencia

  • La presidenta del Parlament convoca la Diputación Permanente

  • Los directores de los centros cifran el impago en 28 millones de euros

|

El gobierno de la Generalitat deberá comparecer el viernes ante la Diputación Permanente del Parlamento a petición de la izquierda de la cámara, para explicar los motivos de los impagos de conciertos a entidades que prestan servicios sociales, tanto sanitarias como del denominado Tercer Sector.

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha anunciado este miércoles la convocatoria de la Diputación Permanente -que es el órgano que suple al plenario de la cámara en períodos vacacionales- después de consultar a los portavoces de los diversos grupos, una vez registrada la petición de PSC, ICV-EUiA, ERC y C's, que han forzado la reunión.

La comparecencia servirá para dar cuenta "del impago de la Generalitat de las cuotas de julio de los conciertos con centros educativos, sanitarios y del tercer sector", según indica un comunicado de la cámara legislativa catalana.

Los grupos que han pedido las explicaciones al Gobierno consideran que deben comparecer los consellers de Economía, Andreu Mas-Colell, y de Bienestar Social y Familia, Josep Lluís Cleries.

Desde el Gobierno catalán, el consejero de Salud, Boi Ruiz, ha asegurado este miércoles que se han pagado todas las nóminas de los hospitales catalanes, tanto públicos como concertados, pese a los problemas de tesorería que han impedido a la Generalitat pagar una parte de los conciertos.

Los impagos suponen 28 millones de euros, según directores centros

Los impagos del Gobierno catalán a residencias en el mes de julio ascienden a 28 millones de euros, según fuentes de la Asociación Catalana de Directores de Centros de Atención a la Dependencia Gerontológica (Ascad).

Concretamente, el Gobierno catalán ha dejado de abonar los 1.200  euros de media que les corresponden mensualmente a un total de 23.388 dependientes catalanes que se encuentran en residencias, la mayoría de ellos reconocidos con grados severos de dependencia, según los
últimos datos de los que dispone Ascad correspondientes a diciembre.

El precio medio de una plaza residencial es de 1.750 euros, aunque unos 500 son abonados por el propio usuario en concepto de copago, siendo el resto sufragado por la Generalitat y el Estado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente