Enlaces accesibilidad

Deutsche Bank admite que sus empleados manipularon el líbor

  • El primer banco alemán sigue al Barclays en el escándalo del líbor
  • También anuncia la supresión de 1.900 empleos ante la caída de beneficios

Por

El líbor

El líbor, abreviación en inglés de ‘tasa de oferta en el mercado interbancario de Londres‘, es el equivalente del euríbor en la eurozona.

El Líbor se elabora a diario con las estimaciones de una veintena de bancos sobre los intereses que van a pagar esa jornada para que otras entidades les presten dinero. Unos intereses altos indican que el sector percibe que hay riesgo en prestarle a esa entidad.

Este índice sirve de referencia para préstamos, hipotecas y productos financieros en todo el mundo. Además, también sirve de referencia para la propia elaboración del euríbor.

El Deutsche Bank, ha confirmado que algunos de sus empleados están implicados en el caso de manipulación de la tasa de referencia del mercado interbancario que afecta ya a varios bancos europeos, informa AFP. Además, ha anunciado la supresión de 1.900 empleos.

La implicación del primer banco alemán y uno de los mayores de Europa en el escándalo del líbor, una de las tasas de referencia del mercado interbancario, se daba por hecha e incluso la entidad había abierto una investigación interna después de que se conociera el caso del Barclays, la primera entidad multada.

El Deutsche Bank ha dicho que estos empleados "no respetaron las reglas del banco", actuaron "por su cuenta" y "se tomaron medidas" contra ellos, dando a entender que ya fueron despedidos. "Ningún miembro del directorio, antiguo o en el cargo" está implicado en el caso, ha asegurado Paul Achleitner, presidente del consejo de vigilancia, según la agencia.

La fuente no cita en ningún momento al euríbor, la tasa interbancaria de la eurozona, que también es sospechosa de haber sido manipulada por un grupo de grandes bancos internacionales, como está investigando por ejemplo un juzgado italiano.

Por otra parte, el banco alemán ha anunciado también este martes que recortará 1.900 empleos, sobre todo, en su división de banca de inversión y fuera de Alemania con el objetivo de reducir sus costes en 3.000 millones de euros.

Deutsche Bank ganó en el segundo trimestre 661 millones de euros, un 44,9% menos que en el mismo período del pasado ejercicio, lo que ha achacado a la crisis de deuda soberana que lastra la confianza de los inversores y las actividades de los clientes en todas las divisiones.

Además, la integración de las actividades de Postbank contribuirán a ahorrar otros 500 millones de euros. Y finalmente ha dicho que revisará la remuneración de los directivos así como sus códigos de conducta personal.

Noticias

anterior siguiente