Anterior El paro de la eurozona baja en julio al 10,9%, su nivel más bajo desde febrero de 2012 Siguiente Hungría desaloja a un millar de refugiados de la estación de tren de Budapest Arriba
El nuevo tratamiento está compuesto por nanopartículas de oro protegidas por una cubierta de sílice en cuyo interior se incorporan moléculas de un fármaco antitumoral
El nuevo tratamiento está compuesto por nanopartículas de oro protegidas por una cubierta de sílice en cuyo interior se incorporan moléculas de un fármaco antitumoral

Investigadores españoles desarrollan un nuevo nanofármaco contra el cáncer

  • Ha sido probado en cultivos celulares de glioma humano y pasará a animales

  • Combina fototermia y quimioterapia y es pronto para aplicarlo a humanos

  • Desarrollado por investigadores del Instituto de Tecnología Química de Valencia

|

Investigadores del Instituto de Tecnología Química de Valencia han desarrollado un nuevo nanofármaco cuyos resultados "son interesantes para los tramientos del cáncer de piel (melanoma) o tumores no sólidos del sistema nervioso (gliomas)", según han explicado los responsables del estudio.

El nuevo nanofármaco combina fototermia y quimioterapia para luchar contra las células cancerosas y, por el momento solo ha sido probado en cultivos celulares de glioma humano.

El estudio, que aparece publicado en la revista Dalton Transactions, ha sido coordinado por Pablo Botella y consiste en un nuevo tratamiento compuesto por partículas híbridas que contienen nanopartículas de oro protegidas por una cubierta de sílice en cuyo interior se incorporan moléculas de un fármaco antitumoral (camptotecina).

El tratamiento está compuesto por partículas hídridas que conducen a la destrucción de la célula cancerosa

"Mientras que los tejidos orgánicos son prácticamente transparentes a la radiación, su absorción por parte de las nanopartículas de oro provoca un gran incremento de la temperatura, y cuando esto se produce en una célula cancerosa se genera un aumento de las tensiones internas, lo que conduce a su destrucción", ha explicado el experto.

Además, la liberación del agente quimioterápico transportado en el interior de la cubierta de sílice permite eliminar aquellas células malignas que no hayan sido alcanzadas por el láser.

"Con ello se asegura una efectividad mucho mayor que con la terapia tradicional, así como la ausencia total de efectos secundarios provocados por el fármaco antitumoral", ha señalado Eduardo Fernández, de la Universidad Miguel Hernández.

Es pronto para su aplicación en humanos

Por el momento el estudio ha completado su fase incial en cultivos celulares y "se está planificando el desarrollo de la siguiente etapa preclínica sobre animales que sufren cáncer de piel y de gliomas". No obstante, todavía es pronto para avanzar el comienzo de su aplicación en humanos, concluye Pablo Botella.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente