Anterior Jean-Michael Basquiat, el artista total Siguiente Brown sorprende a Nadal y le echa de Wimbledon en segunda ronda Arriba

El Constitucional egipcio suspende el decreto del presidente Morsi de restablecer el Parlamento

  • Lo ha informado la televisión estatal egipcia

  • El mes pasado el mismo Tribunal ordenó la disolución de la Cámara baja

|

El Tribunal Constitucional de Egipto ha ordenado la suspensión del decreto emitido hace dos días por el presidente egipcio, Mohamed Morsi, para restablecer la Cámara baja del Parlamento, ha informado la televisión estatal egipcia.

Esta decisión judicial coincide con la reanudación de las sesiones de la cámara, después de su disolución el mes pasado por la Junta Militar, con base a un fallo del Constitucional que anuló los comicios legislativos.

La sesión de la Cámara baja -con mayoría islamista-, ha sido boicoteada por los principales grupos liberales y laicos, que han rechazado el decreto presidencial.

El presidente del Parlamento, el islamista Saad Katatni, ha defendido a Mursi por haber restablecido las actividades y prerrogativas de la cámara y ha insistido en que "el decreto del presidente no afecta al fallo del Tribunal Constitucional, sino a la decisión de la Junta Militar de disolver la Asamblea del Pueblo (Cámara baja)".

Katatni ha optado por trasladar el caso a la Corte de Casación ante las dudas sobre la aplicación del fallo del Constitucional, y ha aplazado la sesión parlamentaria sin fijar una nueva fecha.

El Tribunal Constitucional aseguró el lunes que sus "fallos y todas sus resoluciones son definitivas e inapelables por la fuerza de la ley".

El pasado 14 de junio, esta corte anuló los últimos comicios legislativos por irregularidades, ya que representantes de partidos políticos habían concurrido como independientes, a los que la ley electoral reservaba un tercio de los escaños de la cámara.

La Junta Militar que gobernaba entonces el país de manera provisional se basó en esa sentencia para disolver el Parlamento un día después y retener en sus manos el poder legislativo hasta que se constituya una nueva asamblea.

El control del poder legislativo se ha convertido en el caballo de batalla entre los militares y los islamistas, que han convocado este martes una manifestación en la plaza cairota de Tahrir en apoyo al decreto de Mursi que ha congregado a varios miles de personas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente