Anterior El Gobierno prevé reducir un 21,7% el gasto en prestaciones por paro y sube un 9,9% el de políticas de empleo Siguiente Bruselas ofrece ayuda técnica y económica para controlar la crisis migratoria en Calais Arriba
Máxima condena para el general Videla 16 años después

Condenan a 50 años al exdictador argentino Videla por el robo de bebés en la dictadura

  • Jorge Rafael Videla ha escuchado su condena sin inmutarse

  • La Justicia argentina lo condena por un delito de lesa humanidad...

  • ... como parte de un "plan de aniquilación" para acabar con la "subversión"

|

El exdictador argentino Jorge Rafael Videla, de 86 años de edad ha escuchado sentado en primera fila y sin inmutarse, su condena a 50 años de prisión por el robo de bebés a opositores de la dictadura, que luego fueron dados ilegalmente a familiares del régimen, como práctica sistemática para acabar con la “subversión” durante la última dictadura militar en Argentina (1976-1983). Esta condena se suma a la pena de cadena perpetua que ya pesa contra Videla por delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen de facto.

La justicia considera los robos de bebés un delito probado de lesa humanidad “mediante la práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de niños menores de 10 años", en el contexto de un "plan general de aniquilación" contra parte de la población civil con el argumento de acabar con la "subversión" durante la dictadura militar. Este plan de aniquilación dejó un saldo de 30.000 desaparecidos según estimaciones del Gobierno y organismos humanitarios.

"Esos genocidas no sólo mataron a las mamás, sino que se apropiaron de sus bebés, pero tarde o temprano va llegando esa justicia", ha declarado a Efe la líder de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeyda.

Otras condenas

Junto con Videla se han sentado en el banquillo el ex dictador Reynaldo Bignone, de 84 años de edad y condenado a 15 años de prisión; Antonio Vañek, exalmirante condenado a 40 años; el ex-capitán de fragata Jorge Eduardo Acosta alias “el Tigre”, sentenciado a 30; el exgeneral Omar Riveros, a 20 .

El tribunal también se ha pronunciado sobre otros represores de la dictadura militar como el excapitán Víctor Gallo, condenado a 15 años de cárcel, su exesposa Susana Inés Colombo, a cinco, el antigo prefecto Juan Antonio Azic, a 14 y el represor Jorge Magnacco, a 10. Por otro lado, el tribunal ha absuelto al exjefe de la Armada almirante Rubén Oscar Franco y el exagente de Inteligencia Eduardo Ruffo.

Cientos de personas, que siguieron la lectura de la sentencia desde pantallas gigantes a las puertas del tribunal, estallaron en gritos de alegría al escuchar las sentencias.

La presidenta del tribunal, María Roqueta, leyó este dictamen ante una sala repleta que contaba con la presencia de Estela de Carlotto, líder de la organización de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Una organización que denunció esta práctica hace más de 15 años y que ha ayudado a 105 niños robados a recuperar su identidad, aunque aún hay más de 400 denuncias pendientes por casos similares, informa France Presse.

La denuncia, por la que se ha condenado a Videla y Reynaldo Bignone, abarca 34 casos. En su mayoría, hijos de mujeres que dieron a luz en centros clandestinos de tortura como la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), la guarnición militar de Campo de Mayo y el denominado Pozo de Banfield, en el conurbano bonaerense.

En estos casos, no hubo acta de nacimiento por lo que la tarea de identificación y reunión con los familiares de sus padres ha sido un proceso lento realizado con mucho cuidado, informa Reuters.

El juicio

Durante el proceso, que comenzó en febrero de 2011, se han sucedido las declaraciones de víctimas y testimonios de represores, como el del propio Videla, que negó un plan sistemático de robo de bebés y llegó a afirmar que las madres "eran militantes activas de las maquinarias del terrorismo y muchas de ellas usaron a sus hijos embrionarios como escudos humanos al momento de ser combatientes".

El tribunal también escuchó testimonios como el de Macarena, la nieta del poeta argentino Juan Gelman, que fue localizada en el año 2000 en Uruguay  dónde nació mientras su madre estaba detenida, y que se ha sumado a la celebración de las organizaciones humanitarias en Buenos Aires.

"Es una sentencia histórica que confirma el plan sistemático de robo de bebés y, en mi caso, se reafirman condenas de Videla y Bignone, es muy positivo. Empezar a ver las caras de los responsables es una señal de que la justicia avanza", ha comentado en declaraciones a Efe.

En la misma línea se ha expresado Mariana Zaffaroni, quien recuperó su identidad en 1993 y cuyo caso también ha sido expuesto en el juicio. Esta "niña robada" asegura que la sentencia "tiene significado no sólo en lo personal sino también como sociedad".

"Para cualquier ciudadano que vive en un país donde acciones como éstas no quedan impunes con el paso del tiempo, representan una garantía de que se hace justicia", ha afirmado Zaffaroni.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente