Enlaces accesibilidad

Rajoy expone en el pleno su apuesta por una unión bancaria y fiscal europea

  • Abogará por la supervisión bancaria europea única
  • Y por un sistema común para garantizar los depósitos

Por

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expondrá en el pleno del Congreso su apuesta por una unión bancaria europea y por avanzar hacia la integración presupuestaria, dos de los ejes de la cumbre que celebrarán los veintisiete de la UE el jueves y el viernes en Bruselas.

Rajoy defenderá sus propuestas en la sesión de control al Gobierno, ya que tanto el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, como el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, le preguntarán por el Consejo Europeo.

Ante las constantes turbulencias en los mercados, en sus últimas intervenciones públicas el jefe del Ejecutivo ha urgido al Consejo a lanzar un mensaje "contundente" sobre la irreversibilidad del euro y a fijar un calendario "claro" para avanzar en la unión bancaria y en la integración fiscal.

En la cumbre se debatirá el informe hecho público ayer por las instituciones europeas en las que se apuesta, en línea con las reivindicaciones del Gobierno, por un marco financiero integrado que cuente con una supervisión bancaria europea única y un sistema común para garantizar los depósitos y liquidar y recapitalizar entidades.

La unión bancaria no supondría cambios en los Tratados

Según explicó el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, se podrían dar pasos de forma inmediata hacia esa unión bancaria, ya que, a priori, no requiere cambios en los Tratados.

Más complicada será la integración presupuestaria, que exigiría cesión de soberanía.

Según el documento que los socios europeos estudiarán en Bruselas, la eurozona podría fijar techos anuales de gasto en los presupuestos nacionales, obligar a los gobiernos a solicitar autorización para sus emisiones de deuda y exigir cambios en las partidas presupuestarias.

A medio plazo se podría explorar la emisión de deuda común, de modo que sólo se introducirían los eurobonos cuando haya un "robusto marco de disciplina presupuestaria". En último lugar se crearía un Tesoro en la eurozona.

Junto a Alemania, Francia e Italia, Rajoy defenderá también la puesta en marcha de un paquete de medidas en favor del crecimiento por importe de 130.000 millones de euros -el 1 por ciento del PIB de la UE-, el acuerdo al que llegaron el pasado viernes en la cumbre de Roma.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, consideró ayer que el pacto alcanzado en Roma es "muy leve" porque su dotación económica es "realmente pequeña" y subrayó que lo primordial es reducir el coste de la deuda española.

Según sus cálculos, España recibiría 9.000 ó 10.000 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente