Enlaces accesibilidad

Rajoy asegura que trabajará para que el rescate se inyecte directamente en los bancos

  • Así se evitaría el incremento de la deuda pública del Estado
  • Insiste en que se estabilicen los mercados de deuda a través del BCE

Por
Rajoy insistirá ante Bruselas en que el rescate vaya directo a la banca

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que va a seguir trabajando para lograr que se permita la recapitalización directa de los bancos en el próximo Consejo Europeo que se celebra en Bruselas el jueves y el viernes. Esto permitiría inyectar el capital necesario directamente en las entidades con problemas y evitar así que sea el Estado quien reciba el préstamo y la responsabilidad de su devolución y cuente de este modo como deuda pública.

Durante la sesión de control en el Congreso, Rajoy ha destacado esa como una de las prioridades específicas que defenderá España en la cumbre.

El presidente también ha destacado que buscará que "la ayuda europea no vaya por encima de los derechos que puedan tener otros acreedores de la deuda pública" española.

Esta posibilidad se contemplaría si el instrumento elegido para financiar el rescate de la banca española es el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo de rescate permanente que debería entrar en vigor el mes que viene. El conocido como MEDE establece como prioritaria la devolución de los fondos europeos, con lo que el pago a los acreedores queda subordinado. Esa circunstancia está, según los expertos, detrás del castigo inflingido en el mercado secundario a la deuda soberana española. Sin embargo, las negociaciones con el resto de países europeos -principalmente Alemania- parecen haber dado sus frutos y se estudia una modificación del MEDE que evite esa subordinación.

Nueva apelación a la intervención del BCE

La tercera propuesta concreta del Gobierno español para la cumbre europea busca "resolver los importantes problemas de liquidez" que encuentra España en este momento, según Rajoy.

"El tema más urgente es la financiación: no podemos durante mucho tiempo financiarnos a precios como los que nos estamos financiando en estos momentos; hay muchas instituciones, y también entidades financieras, que no pueden acudir a los mercados", ha manifestado.

"Me parece capital la necesidad de estabilizar los mercados utilizando los instrumentos comunitarios que están a nuestra disposición en este momento", ha señalado el presidente en referencia -aunque no lo ha nombrado- a la intervención del Banco Central Europeo.

El presidente también ha subrayado las consecuencias de no hacer nada contra esa inestabilidad que se vive en los mercados: "Con unas primas de riesgo como las que tenemos en España y en otros países es muy difícil que la economía pueda crecer".

En este contexto, Mariano Rajoy ha advertido de la importancia de que la UE actúe con rapidez, que "las decisiones que se adopten sean rápidas, ágiles, contundentes y entendibles".

Por su parte, el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha estimado que es "fundamental" que se prolongue el calendario de consolidación fiscal sin que se impongan a España nuevas exigencias de ajuste.

El jefe del Gobierno no ha respondido a su propuesta, pero sí ha recordado que ya dio "la batalla" en su día, cuando la Unión Europea exigía llegar al 4,4% de déficit público en este año, y se consiguió elevar al 5,3%. También ha señalado que en la reunión del Eurogrupo de julio se tomarán decisiones sobre este asunto.

Además, Rubalcaba ha confirmado a Rajoy que va al Consejo Europeo "reforzado" con el apoyo del PSOE y del Congreso, que ha participado en la elaboración de propuestas conjuntas para la cumbre que el líder del principal grupo de la oposición se ha comprometido a defender ante el Partido Socialista Europeo.

Respaldo a la Comisión Europea

Aparte de estas propuestas, Rajoy ha insistido en que defenderá que se continúe con "el esfuerzo de saneamiento de las finanzas públicas" para "corregir el déficit excesivo", así como con la necesidad de que otros países europeos realicen reformas estructurales como las que está aplicando España para mejorar la competitividad.

Por último, el jefe del Gobierno ha incluido en su paquete de propuestas las que llevará la Comisión Europea a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno para impulsar el crecimiento. Entre ellas, Rajoy ha destacado que se debe profundizar en el desarrollo del mercado interior, "en particular, el de trabajo, favorecer la movilidad de trabajadores, energía, servicios o banca al por menor".

También ha recogido la iniciativa de Bruselas sobre "la ampliación de capital del BEI [Banco Europeo de Inversiones], el lanzamiento de los bonos de proyecto y la utilización de los fondos estructurales, sobre todo, para favorecer a las pequeñas y medianas empresas y, por tanto, dar lugar a que puedan invertir y crear empleo".

Rajoy ha calificado la cumbre de importante y ha mostrado su confianza en que habrá "algunos avances importantes" hacia la unión bancaria y fiscal, porque se necesita un mensaje que deje claro que el euro es irreversible y que "va a estar ahí para siempre".

Noticias

anterior siguiente