Anterior Malasia confirma que los restos encontrados en el Índico pertenecen a un Boeing 777 Siguiente Rajoy avisa a Mas: el Gobierno defenderá "activamente la ley" y las elecciones no serán plebiscitarias Arriba
Un helicóptero antiincendios trabaja en Waldo Cayon, cerca de Colorado Springs, en EE.UU.
Un helicóptero antiincendios trabaja en Waldo Cayon, cerca de Colorado Springs, en EE.UU. REUTERS

Evacuadas 32.000 personas por un incendio forestal en el estado de Colorado

  • El fuego ha entrado en la ciudad de Colorado Springs

  • El incendio del Cañón de Waldo ha arrasado 2.500 hectáreas de monte

  • Las altas temperaturas y los vientos dificultan las tareas de extinción

|

Más de 32.000 personas han sido evacuadas de Colorado Springs (la segunda ciudad del estado de Colorado, en Estados Unidos) por el incendio que arrasa la zona desde el sábado y que ha aumentado su virulencia.

"Desde este martes, el fuego ha entrado en las zonas del noroeste de la ciudad. Nadie esperaba que esto sucediera", ha declarado el alcalde de la ciudad, Steve Bach.

El incendio del Cañón de Waldo, como se ha bautizado el siniestro, se declaró el sábado e inmediatamente se volvió peligroso. Las llamas han devorado más de 2.500 hectáreas de vegetación y solo está contenido en un 5%. Aún no hay cifras oficiales del número de viviendas destruido, y no hay que lamentar víctimas mortales.

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, ha sobrevolado la zona. "Es un espectáculo lúgubre, la destrucción es enorme", ha declarado.

Las temperaturas récord, la baja humedad y vientos de más de 100 kilómetros por hora han provocado varios focos en el oeste de EE.UU.

Los bomberos de Colorado combaten otros fuegos, como el de High Park, el segundo incendio más importante de la historia del estado, que ha destruido 35.000 hectáreas y que pudo ser contenido en un 65% el martes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente