Enlaces accesibilidad

Alemania abre la puerta a que Grecia flexibilice los plazos de sus medidas de austeridad

  • La canciller parte de la base del compromiso de Grecia con los ajustes
  • El ministro de exteriores alemán tiende la mano para flexibilizar los plazos
  • "Lo decisivo es que se forme un gobierno proeuropeo", dice Westerwelle
  • El Eurogrupo pide que el nuevo ejecutivo "tome las riendas" del ajuste

Por

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado convencida de que Grecia respetará sus compromisos europeos sobre las reformas tras la victoria del partido conservador Nueva Democracia en las elecciones legislativas de este domingo. Así lo ha comunicado en una conversación telefónica con Antonis Samaras para “felicitarle por su buen resultado en las elecciones”.

Merkel "parte del principio de que Grecia respetará sus compromisos europeos”, asegura un breve comunicado difundido por el servicio de prensa del gobierno alemán, informa France Presse.

Nueva Democracia ha ganado las elecciones en Grecia de este domingo con el 29,66% de votos, seguido por Syriza, formación de izquierda radical (26,89%) y el socialista PASOK con algo más del 12%, una vez realizado el 99% del escrutinio. Ahora Samaras tendrá que formar un gobierno de unidad nacional con las formaciones partidarias del euro. La izquierda radical y segunda fuerza más votada ha comunicado que continuará en la oposición con su discurso contrario a las medidas de austeridad.

El Eurogrupo ha instado a que se forme rápidamente un gobierno en Grecia que tome las riendas del programa de ajuste. En un comunicado, los ministros de Finanzas de la zona euro "reconocen los considerables esfuerzos ya realizados por los ciudadanos griegos y están convencidos de que las reformas fiscales y estructurales continuadas son la mejor garantía para superar los retos económicos y sociales actuales y para un futuro más próspero para Grecia en la zona euro".

Por su parte, el gobierno alemán ha interpretado el resultado de estas elecciones como el sí de los griegos las “profundas reformas económicas y fiscales”, según un comunicado del ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schäuble.

Flexibilizar los tiempos

Mientras que Samaras (Nueva Democracia) aboga por la “renegociación” del plan de austeridad impuesto desde hace dos años por la Unión Europea, Tsipras (Syriza) quiere “dejar de lado” este plan e impulsar “medidas de crecimiento” que reactiven el país sumido en una grave recesión por quinto año consecutivo. Ante esta divergencia, Alemania ha enviado un mensaje a Grecia para negociar el calendario de reformas.

"No puede haber cambios sustanciales en los tratados. Se podría hablar de cambios en el calendario pero no hay camino distinto al de las reformas", ha afirmado el ministro de exteriores alemán, Guido Westerwelle.

Tras hacer hincapié en "la parálisis política de Grecia en las últimas semanas”, Westerwelle ha asegurado que "los ciudadanos normales no deben ser víctimas, especialmente aquellos sobre los que ya ha recaído los drásticos recortes".

Estas declaraciones parecen abrir la puerta a una flexibilización de los plazos para que Grecia cumpla con las obligaciones adquiridas que le han garantizado la ayuda económica de la eurozona.

El homólogo de Westerwelle en Bélgica, Didier Reynders, ha insistido en esta posibilidad y ha asegurado que existe "un margen para un posible diálogo sobre el plazo de aplicación" de las reformas, sin que signifique "un cheque en blanco".

"Es preferible tener enfrente a gente que está dispuesta a debatir", ha señalado Reynders, en referencia a Nueva Democracia.

Mantener a Grecia en el euro

En declaraciones a la segunda cadena de la Televisión Alemana ZDF, Westerwelle ha asegurado que Alemania quiere que Grecia continúe en el euro, "pero cuando alguien quiere irse es difícil detenerlo".

"Lo decisivo es que se forme un Gobierno proeuropeo que no ponga en duda todo lo que se ha acordado", ha insistido el ministro. "Si le decimos a Grecia que no importa lo que se acordó antes, entonces tendríamos un problema con los otros países europeos que adelantan disciplinadamente sus reformas", ha añadido.

Asimismo, Westerwelle ha señalado que "los alemanes no pueden responder por las deudas en toda Europa" y recordó que, sólo para Grecia, Berlín ya ha puesto 40.000 millones de euros.

"Hemos puesto 40.000 millones a disposición de Grecia, es dinero de los contribuyentes alemanes y habría que darles las gracias", ha destacado.

Noticias

anterior siguiente