Enlaces accesibilidad

Los griegos cierran una jornada electoral que puede decidir el futuro de la eurozona

  • Lanzan en Atenas dos granadas que no llegan a estallar
  • El líder político más madrugador ha sido el conservador Samarás
  • Todos los candidatos hacen un llamamiento a la esperanza

|

Por

Los colegios electorales griegos han cerrado sus puertas a las 19:00 horas (una hora menos en España) tras celebrarse los comicios más importantes desde la caída de la dictadura, según los definen los medios griegos, y cuyo resultado puede condicionar la permanencia del país en la eurozona. Los primeros resultados del recuento se esperan hacia las 21.30 horas (20.30 hora peninsular española).

Los colegios electorales abrieron sin problemas a las 07.00 hora local (06.00 hora peninsular española) a excepción de uno en Erymanthos (Peloponeso) que abrió con retraso por la ausencia de los representantes judiciales. Este ha sido el único problema destacado por el ministro de Interior, Andonis Manitakis, quien ha comparecido al inicio de la jornada y una vez finalizadas las votaciones. "Todo ha transcurrido con tranquilidad, me siento muy satisfecho", ha dicho Manitakis.

Lanzan dos granadas

Sin embargo, a lo largo del día se han producido otros incidentes. El más grave ha sido el lanzamiento dos granadas, que no han estallado, contra el edificio donde se encuentran la emisora de radio Skai y el diario Kathimerini (derechista) en Atenas.

Según el diario Ekathimerini, un guardia ha presenciado como dos personas que circulaban en una motocicleta lanzaron las granadas. La Policía acordonó la zona y el edificio fue evacuado. Los expertos creen que no estallaron porque o bien el explosivo estaba en mal estado o había sido retirado antes de que los artefactos fueran lanzados.

"Algunos intentan perturbar el proceso electoral. Pero la democracia no puede ser aterrorizada", ha declarado en relación a este incidente Dimitris Tsiodras, portavoz del Gobierno. Las principales formaciones políticas han condenado este ataque, con la excepción del partido neonazi Amanecer Dorado.

Los políticos lanzan un mensaje de cambio en las urnas

Los principales líderes políticos griegos han lanzado druante la jornada un mensaje de esperanza y de cambio al acudir a votar en estas cruciales elecciones.

El más madrugador ha sido el conservador Andonis Samarás (Nueva Democracia), uno de los favoritos para ganar los comicios, quien depositó su voto en la localidad de Pylos (sur del Peloponeso), desde la que luego regresará a Atenas para seguir los resultados en el cuartel general de su partido.

Tras votar, Samarás ha dicho que estas elecciones son "cruciales" para el futuro del país y que mañana "Grecia comienza una nueva etapa".

"Hemos derrotado al miedo. Hoy abrimos un camino de esperanza. Una Grecia que será un socio igualitario en una Europa que está cambiando", ha prometido por su parte el líder izquierdista de Syriza, Alexis Tsipras, gran favorito junto a Samarás para ganar estas elecciones.

Por su parte, el cabeza de lista del PASOK, Evangelos Venizelos, ha depositado su voto en su ciudad natal de Salónica. "El país tiene que tener mañana un Gobierno. Ha de ser un Ejecutivo de responsabilidad compartida", ha afirmado Venizelos, cuyo partido corre el riesgo de sufrir un varapalo aún más fuerte que el del pasado mayo y que se ha postulado durante la campaña como una fuerza para garantizar un Gobierno de coalición estable.

Otro dirigente que ya ha pasado por las urnas es Fotis Kuvelis, de Izquierda Democrática, el político mejor valorado por los griegos.  "Grecia merece andar por el sendero de la esperanza, fuera de las condiciones que dañan a la sociedad", ha declarado al votar en Atenas, en referencia al daño que las políticas de austeridad impuestas por la Unión Europea están haciendo a la economía griega.

Noticias

anterior siguiente